>

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

Ro 4:23 Y esto de que Dios se lo tuvo en cuenta, no se escribió solamente de Abraham; 24 se escribió también de nosotros. Pues Dios también nos tiene en cuenta la fe, si creemos en aquel que resucitó a Jesús, nuestro Señor, 25 que fue entregado a la muerte por nuestros pecados y resucitado para hacernos justos.

Dios me tiene en cuenta la fe. Eso significa que mi aprobación viene por creer en Cristo como mi salvador personal y no por mi accionar en fe. Mi accionar en fe es la consecuencia de mi fe en Jesús, pero nunca es el medio de mi aprobación.  No importa cual sea mi accionar, si yo no creo “en aquel que resucitó a Jesús, nuestro Señor, que fue entregado a la muerte por nuestros pecados y resucitado para hacernos justos.”, mi acción no es computable como justicia. 

Abraham, según Pablo, fue justificado por creer cuando no había nada más a lo que aferrarse que la promesa dada:

20 No dudó ni desconfió de la promesa de Dios, sino que tuvo una fe más fuerte. Alabó a Dios, 21 plenamente convencido de que Dios tiene poder para cumplir lo que promete. 22 Por eso, Dios le tuvo esto en cuenta y lo reconoció como justo.

Imagine nuestro tema, estoy diciendo que soy salvo de la condenación, que Dios está a mi favor, que espero lo mejor para mí vida y que se que si cierro mis ojos los abro ante la Presencia de Dios. ¿Cuál es mi evidencia? Ninguna, no tengo manera de comprobar esto de manera practica, lo único que tengo es mi fe… Yo solo sé… ¿Qué sé? Que sé… Pero ¿Qué es lo que sé? Que sé….

Ese es el grito del creyente: Yo creo. 

Yo sé en quien he creído, dijo Job. 

Yo se a quien he creído, dijo Pablo. 

Es pues la fe, dice el autor de Hebreos, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. 

Cuando Dios encuentra eso en nuestro corazón entonces nos acredita justicia antes aún de haber realizado cualquier hecho justo. Eso deja por tierra nuestra actitud humana de querer mover la mano de Dios con nuestras acciones justas… Dios responde a la fe y mis acciones justas son las respuestas a la respuesta de gracia que Dios me ofrece. Como diría Pablo: El justo por la fe vivirá. 

Hoy es un día para vivir por fe… Cuando Jesús se encontró con el centurión romano dijo: Ni aún en Israel he hallado tanta fe. (Mt 8:10) Que hoy Dios se maraville al ver nuestra fe en acción hacia Su Persona y Su Poder!!! Que Dios tome en cuenta mi fe!!!

Señor, yo creo en ti y no tengo más obra justa a mi favor que aquella que realizaste en la cruz en mi lugar. “A todas mi obras las llamo tinieblas, al lado de Cristo, torrente de luz. Mi gloria pasada es hoy mi vergüenza y entierro mi gloria al pie de la cruz” Amén.

Tags:

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar