>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Anoche el día terminó muy agitado… me di cuenta que no tenía mi billetera y entonces revolví mi casa para encontrarla. Tenía dinero, documentos… no tienen idea lo que la busqué… aún al momento de escribir esto no la encuentro. Cuando era la medianoche y estaba pasando por enésima vez por el mismo lugar, me dije: Ya está bien y le dije a mi alma: 

En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. Sal 4:8

Me fui a dormir y descansé toda la noche… después de este devocional reiniciaré mi búsqueda… pero  no puede ser que el alma mantenga oprimido al espíritu. 

¿Quién gobierna a quien? Esa es la pregunta que hoy debemos hacernos. Estamos hechos de tres áreas: Cuerpo, Alma y Espíritu. El cuerpo nos comunica con el mundo físico, el alma nos permite comunicarnos con los seres vivos y el espíritu nos permite comunicarnos con el mundo espiritual. El alma, residencia de la mente, la voluntad y las emociones, tiene la característica de imponerse sobre el cuerpo y el espíritu cuando se descontrola. Así, muchas veces, presa del temor o el dolor se desborda  y compromete el equilibrio global del ser… de allí las enfermedades psicosomáticas. Es por eso que muchas veces el salmista le habla a su alma y la ubica, porque sino se desboca. Anoche le tuve que hablar a mi alma, el deseo de encontrar la billetera se convirtió en un frenesí, me empecé a enojar con conspiradores imaginarios y me llene de argumentos, en algún momento apareció el coludo y me susurro que no sirve de nada servir a Dios con tus bienes (palabra que había dado en la ofrenda en el culto del miércoles, parece que el diablo va a nuestras reuniones), en fin me volví loco… Patri me dijo: Vamos a dormir… pero yo seguí… y entonces la voz del Espíritu en mi espíritu, me devolvió la cordura.

Ante una batería de interrogantes, pensando si Dios lo ha olvidado o si era el blanco de la ira de Dios, el salmista se detiene en seco y le habla a su alma:

Sal 77:10 Dije: Enfermedad mía es esta;

Traeré, pues, a la memoria los años de la diestra del Altísimo.

11 Me acordaré de las obras de JAH;

Sí, haré yo memoria de tus maravillas antiguas.

Note que pone en mando de la situación al espíritu, la parte de nuestro ser que se relaciona por la fe con Dios. Watchman Nee decía que: El Jefe debe ser el Espíritu a través de nuestro espíritu, el alma el mayordomo y el cuerpo el sirviente… en ese orden hay equilibrio… la vida se vive diferente. 

Cuando en el salmo 42 el salmista está enfermo y tiene una melange de sensaciones, con autoridad el hace una pregunta dirigida a su alma y dice:

Sal 42:5 ¿Por qué te abates, oh alma mía,

Y te turbas dentro de mí?

Espera en Dios; porque aún he de alabarle,

Salvación mía y Dios mío.

Poner las cosas en su lugar nos evita el frenesí, la locura desenfrenada de un alma en pánico… Piénselo así: Si perdí la billetera y alguien se la agarró… ya fue… no la veo desde el Lunes a la noche… Si por el contrario la olvidé en otro lado y la encuentro o me la devuelven… el tema está solucionado. En resumen: En este momento la solución se escapa de mi gobierno, ¿por qué he de agregar al daño de la perdida, el daño de la angustia, el enojo y la depresión?… El Espíritu Santo, la persona de la Trinidad que me habita por la fe, le habla a mi espíritu humano y le dice: 

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. (Fil 4:19)

Yo creo que hay un Dios que viene en las tormentas increíbles de nuestra vida y cuando el alma nos quiere vender que vamos a morir, se pone en pie en nuestra barca y reprende al mar y al viento y se hace una gran bonanza… 

Hoy es un día para oír al Espíritu hablar a nuestro espíritu y  entonces hablarle a nuestra alma para decirle: Al Justo le va a ir bien… Aleluya!!!

Sal 34:6 Este pobre clamó, y el Señor le oyó y lo libró de todas sus angustias.

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar