>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Gn 9:28 Y vivió Noé trescientos cincuenta años después del diluvio.

Hay vida después de un desastre. El diluvio fue un cataclismo, la tierra se inundó y se perdió todo. A Noé se le murieron los amigos, los primos, los hermanos, todo lo que era su mundo fue sepultado por las aguas del juicio divino. Solo le quedó la mujer y los hijos con sus nueras. Fueron destruidas todas las obras de los hombres. No sabemos si este tsunami afectó solo la región habitada en ese tiempo o toda la tierra, lo que si sabemos que el mundo de Noé fue desbastado. Pero Dios está mañana me susurro: “Hay vida después de un desastre.”

Me toca ministrar personas que han sobrevivido a un “desastre”.

Ayer me hablaba un hombre que aún está en proceso, saliendo de una inundación, tiene toneladas de barro que palear aún, pero lo alentaba que aproveche este tiempo para reencontrarse con Dios.

Hablaba con otro que es un sobreviviente de un divorcio sangriento, que pensaba que la vida se había terminado y otra vez… hay un mañana.

Está esa persona que perdió a su compañero y no encuentra como seguir la vida, pareciera que le quitaron de golpe el aire y cada respiro es con dificultad…

Para todos ellos y para vos, hay vida después del desastre. Hay toneladas de lodo que palear, hay miles de muertos que sepultar, hay paredes que reconstruir… pero si Dios te dio una nueva oportunidad, no reniegues, no la escupas, agradece que hay vida después de esto. 

El profeta Elías ha hecho todo lo que Dios le mandó, pero está cansado, a veces pareciera que hacer lo que Dios nos dice no es suficiente, y en un momento de depresión le pide a Dios que le quite la vida, lamenta que Jezabel no lo haya alcanzado y quiere morirse. Dios envía a un ángel que en dos oportunidades alimenta e hidrata al profeta con un mensaje:

Levántate y come, porque largo camino te resta. (1 Rey 19:7b)

Esta palabra viene en la Biblia vez tras vez, Dios envía a sus siervos a decirle a los suyos que no se den por vencido. Almafuerte, el maravilloso poeta, escribió unos versos que siempre me han alentado cuando quería tirar la toalla…

No te des por vencido, ni aún vencido.

No te sientas esclavo, ni aún esclavo.

Trémulo de pavor, piénsate bravo.

Y arremete feroz ya malherido.

Noé vivió 350 años más después de aquel desastre, su vida continuó… el capitulo siguiente nos describe la prole de sus hijos, como ellos repoblaron la tierra y como le debemos a la familia de Noé nuestra existencia… Hay algo maravilloso que surgirá de este desastre… 

¿Como se logra hacer esto? Noé cuando salió del arca adoró… Agradece que Dios te ha permitido ser un sobreviviente y dedica todo lo tuyo, como Noé dedicó uno de cada uno de sus animales, en ofrenda delante de Dios. Hay gente a la que ayudar, personas a las que alentar, amigos por los cuales orar… no somos el ombligo del mundo, hay un plan por el cual Dios te prolongó la misericordia, encárgate de cumplirlo y estoy seguro que algo maravilloso se desplegará ante ti.

Mi mamá cuando mi papá falleciera siguió adelante, no se dio por vencida. Había perdido a su hombre, créanme, eso fue un desastre. Sin pensión, distanciada con sus padres por su casamiento con mi papá, con un chico de tres años… pero ella creyó que había algo más. Hoy estoy con mi nieta en brazos y pienso que bueno que ella no se rindiera, ella solo llegó a acunar a sus nietos, pero la vida le tenía reservada alegrías… que bueno que la vida siguiera… hay vida después del desastre. 

Es muy difícil verlo, solo se puede por fe creerlo y confesarlo, los años darán razón que Dios aún nos sacará muchas sonrisas y nos llenará el corazón con esperanza… largo camino nos resta. 

Señor, no permitas que me detenga. Manda tus ángeles, que me saquen de cualquier pozo en el que haya caído o que me meta y recuérdame que largo camino me resta… que hay vida después del desastre.

Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar