>

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Hay una expresión que usamos: “Y por casa... ¿cómo andamos?” Esta es una frase que se utiliza como un llamado a la reflexión o a la atención de alguien que suele criticar defectos en otras personas, sin detenerse a analizar cuáles son los propios o que se ufana de logros colectivos, sin considerar lo privado.

Nhm 7:3 A los dos les dije: «Las puertas de Jerusalén se abrirán cuando ya haya salido el sol, y volverán a cerrarse y se asegurarán con sus barras cuando los porteros estén en sus puestos. Además, los habitantes de Jerusalén montarán guardia, unos en sus puestos y otros frente a su propia casa». 4La ciudad ocupaba una gran extensión, pero tenía pocos habitantes porque no todas las casas se habían reconstruido.

Una vez concluida la obra hay que defenderla. Nehemías está organizando esa defensa y da una serie de ordenes. Uno de sus comentarios hoy me impacta el espíritu. Estoy pensando que tan importante como recibir, ejecutar y concluir una visión de Dios para nuestra vida, esta la labor domestica. Nehemías pide que monten guardia frente a la casa propia y aclara que hay veces que podemos reconstruir el muro pero no reconstruir nuestra casa.

Vivimos en un tiempo muy peligrosos , así lo llama Pablo cuando le escribe a Timoteo:

2 Tim 3:1 Ahora bien, ten en cuenta que en los últimos días vendrán tiempos difíciles. 2La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3insensibles, implacables, calumniadores, libertinos, despiadados, enemigos de todo lo bueno, 4traicioneros, impetuosos, vanidosos y más amigos del placer que de Dios. 5Aparentarán ser piadosos, pero su conducta desmentirá el poder de la piedad. ¡Con esa gente ni te metas!

La palabra peligrosos, dificiles, es Jalepós, que solo podrán ser reducidos, domados por la fuerza. Para reconstruir nuestras casas deberemos ser intencionales y aplicados, habrá que montar guardia y agarrarse con uñas y dientes, porque el contexto será sumamente desafiante. Algunos consejos del mismo Dios para llevar a cabo esta labor:

Tu matrimonio tiene que ser una relación como la de Cristo con su Iglesia.

- Nuestro amor debe ser sacrificial.

- Que hago si mi cónyuge es desagradecido? Lo mismo que Cristo.

- Nuestra relación debe ser de honra.

- Honre a su esposo, a su esposa… Honrar es dar precio, cuando hablo de ella estoy mostrando cuanto vale para mí.

- Nuestra unión debe estar basada en la sujeción por amor.

- Nuestra sujeción a Cristo fue porque el nos amó y su amor nos motiva a estar sujetos a él. Hay gente que tiene problemas con esta palabra, yo no tengo problemas, no hay nadie que me ame como me ama Patry, no me molesta aceptar una dirección, no soy menos hombre por eso y viceversa.

- Nuestra realización está en la plenitud del otro.

Tu relación con tus hijos debe ser una relación como la de Dios contigo.

- Dios es un padre amoroso.

- El consejo de Pablo dice: No provoques a ira a tus hijos.

- Dios es un padre de nuevas oportunidades.

- Como el padre de la parábola del hijo pródigo.

- Dios es un padre dador.

- Dios es un padre firme, no duro, sino firme.

Tu trato con tus hermanos deber ser una relación como la de Cristo por vos.

- Ser un hermano que lleva a Dios.

- ¿Conoce a Cristo tu hermano?

- ¿Cómo está su vida espiritual?

- Ser un hermano que se alegra por la vida del otro.

- La palabra del hijo prodigo, pone el foco en el hermano mayor que le molesta que se haga fiesta por su hermano.

- Ser un hermano que eleva la vida del otro.

- Trabaje para que otro sea reconocido. Bernabé era la estrella de la iglesia hasta que presentó a Pablo, Andrés era el discípulo estrella hasta que presentó a Pedro, sea capaz de darle plataforma a otro… recuerde: “el mejor nunca gana, porque el mejor no compite con nadie”.

Tu relación con los demás deber ser de la manera que Cristo vivió y murió.

- Cristo amó hasta lo sumo a todos.

- Cristo fue capaz de soportar la afrenta y extender perdón.

- En la cruz extendió perdón para todos.

Esto se logra con firmeza, con trabajo arduo, estas son cosas que deben ser domadas, muchas veces las circunstancias querrán que vivamos en ruinas pero nosotros somos gente que no solo reconstruimos muros sino que trabajamos en nuestras casas. Que nuestros esmero por el reino sea el mismo por nuestra casa y viceversa. Que lo que trabajas para tu casa sea con las misma intensidad que trabajas para el reino.

Señor, ayúdame a ser un hombre que cumpla con su propósito y que tenga mi casa en pie, no permitas que mi casa esté en ruinas, hoy oro por mi familia, la bendigo, te doy gracias por lo recibido, ayúdame a ser un multiplicador de amor, de gracia y de bendición. En tu nombre Jesús, amén. 

Página 1 de 337

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2020 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar