>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Nm 14:44b “…pero el arca del pacto de Jehová, y Moisés, no se apartaron de en medio del campamento.”

Ante cualquier decisión a tomar en la vida debo preguntarme dónde está la Presencia y la Palabra de Dios. Los hijos de Israel deciden de manera unilateral qué deben hacer, deciden obedecer a destiempo… ¿el resultado? Derrota. Son derrotados en Horma, nombre que significa: “dedicado para la destrucción”. Es sorprendente hasta que punto llega la tozudez del pueblo que marcha al lugar de la destrucción sin el arca y sin Moisés. El Arca era una caja de madera cubierta de oro que contenía las tablas de la ley, un trozo de maná, hasta ese momento, y era símbolo de la Presencia de Dios. Moisés es el legislador, al que se acudía para saber el parecer divino en cualquier asunto. Ambos, Arca y Líder, representaban la Presencia y la Palabra de Dios, sin embargo, al pueblo no le importa nada que Moisés le dijera que no fueran a la destrucción y ellos avanzaron. 

Resulta curioso como nos empecinamos en seguir con nuestras decisiones unilaterales y como pensamos que caminar hacía un precipicio no será tan grave después de todo… Relaciones que caminan a la destrucción, economías que caminan a la destrucción, ministerios que caminan a la destrucción, vidas que caminan a la destrucción… Si tan solo miráramos dónde está la Presencia y la Palabra… 

¿Qué es lo que nos hace pensar que no va a pasar nada? ¿Qué se nos ocurre acerca del resultado de una actitud de rebeldía? ¿Nos irá bien? He sido testigo y muchas veces protagonistas de estos arrebatos unilaterales, de estás decisiones fuera de la cobertura, he visto y he protagonizado muchas de estás aventuras dejando el arca y la palabra en el campamento y todas ellas… más temprano que tarde terminaron igual… en Horma.

Algunas veces algunos vuelven arrepentidos, pero otros son tan soberbios que prefieren simular triunfo y andan por ahí de derrota en derrota. 

La palabra de hoy es una advertencia, no te muevas sin la Presencia y la Palabra… a veces es valiente no presentar batalla cuando Dios no está en el asunto.  

Si marchamos a la batalla asegurémonos que adelante va el Arca y que Moisés camina con nosotros… sino es mejor esperar… 

Entonces le dijo Moisés: Si tu presencia no va con nosotros, no nos hagas partir de aquí. Es 33:15 

Señor no quiero hacer, en este día, nada en donde Tu Presencia no vaya conmigo… ayúdame a ser tan valiente que pueda aceptar tu ritmo en esta marcha… Gracias.

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2019 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar