>

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Eureka!!! Eureka!!! Los gritos de júbilo fue lo primero que llamó la atención de los habitantes de Siracusa, lo segundo fue ver a Arquímedes semidesnudo corriendo entre saltos de alegría festejando su descubrimiento. Había encontrado una solución para el problema, siglos después los estudiantes lo aprenderíamos como el Principio de Arquímedes. 

Luc 15:5 Y, cuando la encuentra, lleno de alegría la carga en los hombros 6y vuelve a la casa. Al llegar, reúne a sus amigos y vecinos, y les dice: “Alégrense conmigo; ya encontré la oveja que se me había perdido”.

Luc 15:9 Y, cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, y les dice: “Alégrense conmigo; ya encontré la moneda que se me había perdido”

Luc 15:23 Traigan el ternero más gordo y mátenlo para celebrar un banquete. 24Porque este hijo mío estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado”. Así que empezaron a hacer fiesta.

Las tres parábolas de Lucas 15 expresan el mismo sentir de Arquímedes, es la alegría cuando se encuentra algo que se buscó con afán. Esa fue la palabra que se me ocurrió cuando Matías me dijo que mi billetera estaba en la oficina, debajo de un papel (Y he aquí la responsable) que Patricia me había alcanzado en mi escritorio!!! Eureka!!!- dije – sin pensarlo, porque Eureka significa: La hallé!!!

Que alegría encontrar la billetera perdida… La misma del pastor, la mujer y el padre de las parábolas. Hallar lo que se perdió produce un jubilo indescriptible!!!

Jesús cuenta las parábolas para contrastarlas con la actitud agría y amargada de los religiosos que estaban muy enojados por la relación de Jesús con unos amigos medio dudosos que había cosechado…

Luc 15:1 Muchos recaudadores de impuestos y pecadores se acercaban a Jesús para oírlo, 2 de modo que los fariseos y los maestros de la ley se pusieron a murmurar: «Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos».

¿Qué es lo que trae alegría a tu corazón? Al corazón de Dios la trae que personas que están “perdidas” se pongan nuevamente en contacto con Él. Esto es lo que le alegra el día a Dios y lo que le amarga el día a los religiosos… que un profano, que una díscola, que un blasfemo, que una agnóstica, que un disoluto, que una libertina… personas despreciadas, alejadas, que de pronto descubren que Dios los ama igual y que está buscándolos y corren a sus brazos!!!

¿No hay valor en vivir una vida recta o piadosa? Si que lo hay, pero si eso te hace sentir superior a otros, no permitirá que entres en la fiesta!!!

Luc 15:28 Indignado, el hermano mayor se negó a entrar. Así que su padre salió a suplicarle que lo hiciera.

Siempre que algo es encontrado por Dios no es dejado en la condición en que se encontró, la alegría del pastor es que la oveja fue devuelta al rebaño, la moneda al tocado de boda y el hijo a la casa, Dios te acepta tal cual eres pero no permite que quedes igual a como estás… El no solo te encuentra, también te lleva a la condición que había diseñado para ti. 

Hoy es un día para alegrar el corazón de Dios. ¿Y si abrazamos a los descartados? ¿Y si nos mostramos abiertos a los que viven de manera incorrecta? Ser amigo de ellos no es aceptar como correcto su estilo de vida, sino no detener el amor de Dios con nuestros pruritos religiosos… Hablarle de Cristo al que está solo, enviarle una señal de amistad al que está viviendo mal, abandonar la superioridad moral que a veces nos aqueja, acercarnos al que es desafiante y beligerante y expresarle el amor de Dios, tal vez haga saltar de alegría el corazón de Dios y en el cielo se oiga que grita: Eureka!!!

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar