>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Tuvimos un pastor que era escultor. Cuando niño el pastor Orlando Avalos contó la historia de aquella vez que le encargaron una escultura de San Martín para una escuela y él tomó el trabajo. Empezó haciendo al padre de la patria pero cuando estaba por terminar se dio cuenta que le había salido con cara de Belgrano!!! Horrorizado evaluó las posibilidades. Hacerla de nuevo no le daba el tiempo, no entregar el trabajo no era una opción, así que hizo unos retoques y la llevó lo más que pudo al perfil del nacido en Yapeyú. El contaba risueñamente que cada vez que entraba a esa escuela, en la puerta un San Martín con cara de Belgrano le guiñaba el ojo!!!

Ef 4:15b …. creceremos en todo sentido hasta parecernos más y más a Cristo, quien es la cabeza de su cuerpo, que es la iglesia. 16 Él hace que todo el cuerpo encaje perfectamente. Y cada parte, al cumplir con su función específica, ayuda a que las demás se desarrollen, y entonces todo el cuerpo crece y está sano y lleno de amor.

El plan es:

1.- Me parezco más y más a Cristo.

2.- Encajamos perfectamente unos con otros. 

3.- Cumplo mi función en el cuerpo.

4.- Mis hermanos son juntamente desarrollados por mi ayuda.

5.- El cuerpo de Cristo crece, sano y lleno de amor.

Como vemos el crecimiento de la iglesia no pasa porque la iglesia se adapte a mi necesidad, que yo me sienta ministrado, que yo me sienta bien… todo empieza con que yo me parezca más y más a Cristo. 

Hablaba con alguien que me pedía que como pastor actuara conforme a su bronca y dolor… estoy en un proyecto distinto, me estoy queriendo parecer más y más a Cristo… me cuesta mucho… al principio fue fácil, porque los ajustes fueron gruesos. Ahora con el paso de los años tengo que hacer ajusten que me duelen mucho, tienen que ver con mis reacciones, con mis pensamientos íntimos, con mis secretas intensiones… 

Ayer amanecí el día con una noticia, en la obra de mi casa me robaron, y fue una mezcla de emociones fuertes… enojo, angustia, lo que me robaron debo reponerlo, la burla del enemigo riéndose, indignación… así arrancó y fue un día duro, para mí y para los míos que me tuvieron que bancar con la cara de pomelo. Pero poco a poco, el Espíritu Santo, el amor de mi esposa y la ayuda de mi hermano Leandro, entre otras cosas, me fueron suavizando el día y allí Dios con un lija fina, muy fina, insistente, puliéndome… sacando excesos en mi temperamento, fomentando el “hupomone”, orando por la gente, priorizando las necesidades de otros… en fin Dios trabajando para que me parezca un poco más a Jesús. 

Tal vez yo sea como aquella escultura de Don Orlando, el cartel diga Cristiano (pequeños Cristos) pero en realidad me parezca más a mi antiguo temperamento, a mi familia, a lo que pienso… pero Dios a diferencia de aquel escultor, me va a llevar a que me parezca más y más a Cristo. 

Este proceso es tan importante, me permitirá encajar perfectamente con mis hermanos y hará de mi función un experiencia de bendición para mí y para mis hermanos del cuerpo de Cristo.

Seguramente alguien esté impaciente, el cambio de mi vida no va tan rápido como debería, pero voy avanzando… un pasito a la vez. 

Eso me hace más tolerante con el proceso de pulido en mis hermanos, en ellos también Dios está trabajando. Y esa paciencia en mí es también parte de la lista de tareas que Dios se ha propuesto formar… Ser como Cristo tener su mente, su corazón, su fe, su respuesta a la vida… este es mi desafío. 

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar