>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Recuerdo la escena donde Robin Williams en el papel de Patch Adams va a recibir su diploma con su toga de egresado en medicina. Aparentemente el rebelde estudiante se ha por fin comportado y ha sido domesticado. En el momento final al recibir su diploma se inclina hacia la gente que aplaude y vemos las caras de horror de sus profesores, acto seguido da la espalda a la gente y al hacer la reverencia hacia sus  ahora colegas nos damos cuenta que está desnudo y al abrirse el vestido queda en primer plano su trasero… 

Luc 17:15 Él les dijo: «Ustedes se hacen los buenos ante la gente, pero Dios conoce sus corazones. Dense cuenta de que aquello que la gente tiene en gran estima es detestable delante de Dios.

Jesús es lapidario con los fariseos, les dice: No se hagan los buenos. 

Dios conoce lo que hay debajo de la toga que todos llevamos. Ellos se están burlando porque Jesús ha dado una enseñanza y de pronto se vuelve a ellos y les dice que su esfuerzo por aparecer virtuosos ante las personas es inútil delante de Dios que los conoce íntimamente. Además sostiene que hay cosas que la gente tiene en gran estima que para Dios es detestable. ¿Qué será eso? 

• Los ricos daban joyas pero la mujer dio dos monedas… la gente prefiere a los primeros, Dios a la viuda. 

• El fariseo oraba pomposamente de pie y a los gritos, el publicano a los lejos, se golpeaba el pecho diciendo: Se propicio a mi pecador. La gente admira al elocuente en la oración, Dios se queda con el quebrantado. 

• Simón invito a Jesús a comer una gran comida a su casa pero una mujer pecadora le unge los pies con perfume… La gente aplaude a los poderosos, el corazón de Jesús se conmueve por los que admiten su vulnerabilidad. 

¿Por qué es así? Porque Dios no evalúa lo externo, sino lo que hay en el corazón. ¿Qué hay en mi corazón? Eso es lo que le interesa a Dios. Deberíamos cambiar las prioridades, estar más ocupados por los interno, antes que lo externo. David oraba con sabiduría y decía: 

Sal 139:23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón;

Pruébame y conoce mis pensamientos;

24 Y ve si hay en mí camino de perversidad,

Y guíame en el camino eterno.

Conoce mi corazón, no es que El no lo conozca, pero es bueno que nos recordemos que El lo conoce. Cuando venimos delante de Dios no deberíamos olvidarnos que nuestra “toga” está abierta y que se nos ve el trasero… y que Dios ve cosas que los demás ignoran. Eso debería hacernos reconsiderar algunas posiciones:

a.- En el juicio que hacemos de los errores ajenos. 

b.- En la evaluación de lo que los demás hacen o dan. 

c.- En lo que está viviendo cada persona en particular.

d.- En nuestra tendencia de despreciar lo conocido y endiosar lo desconocido. 

Cuidado!!! Dios ve tu trasero!!! Levántate el cierre, bájate la pollera, estás expuesto!!!

Hebreos 4:13 No hay nada creado en el mundo que se pueda esconder de Dios; todo está desnudo y expuesto a su vista. Es a él a quien tendremos que rendirle cuentas de nuestra vida. 

Hoy vengo a presentarme delante de ti, sabiendo que no hay nada que esté oculto de mi vida, aún conoces lo que está oculto a mi propia evaluación. Así desnudo delante de ti, quiero pedirte que tengas misericordia de mis errores, que me ayudes a mantener mi fidelidad en medio de mi debilidad y que me ayudes a ser paciente con aquellos que me rodean, puesto que yo mismo estoy rodeado de debilidad. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar