>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Ayer dejamos al salmista sentado en la mesa en presencia de sus angustiadores….

Sal 23:4  Aunque ande en valle de sombra de muerte,

No temeré mal alguno,  porque tú estarás conmigo;

Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Sal 23:5  Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;

Unges mi cabeza con aceite;  mi copa está rebosando.

Sal 23:6  Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Y hoy Dios le unge la cabeza con aceite…. El ungir la cabeza tiene un significado potente en medio oriente. Es una acción que da bienestar y refresco a la vida. 

Luc 7:46 “Tú no me ungiste la cabeza con aceite, pero ella me ungió los pies con perfume.”

El que habla es Jesús y le reclama al anfitrión que no lo haya ungido y resalta a la mujer que si lo hizo. 

Era una costumbre ungir la cabeza del homenajeado con aceite porque:

• Lo señalaba como especial. Dios te señala como el ungido, como el especial. Dios señala a todos pero te unge a ti,  tu eres especial. 

Puede sentirte uno más, pero el ungido no lo es… acuérdate de David que nadie pudo comer hasta que el fue ungido. Ahora siguiendo el pensamiento de ayer… tus enemigos están de pie viéndote comer en la mesa de Dios y ahora ven que Dios te unge, te señala, dice: Este, Este es el escogido… 

• Lo refrescaba del calor imperante. Cuando una persona venía de la calle, había caminado bajo el sol inclemente de medio oriente y allí entraba, le lavaban los pies, se lavaba las manos y la cabeza y luego se le derramaba un aceite finísimo que traía fragancia y frescura sobre la persona. Dios sabe del sol de prueba que se ha abatido sobre tu vida pero el te da refrigerio. El ataque ha sido intenso, el valle de sombra y de muerte fue tenebroso pero ahora estás en la casa del Padre y el ha dispuesto que se te unja para que se aleje el recuerdo del dolor atravesado… 

• Le traiga bienestar a su vida. La persona que era objeto de tanto cuidado entraba en un estado de bienestar… Eso es lo que busca Dios al ungirte… que te sientas bien… que puedas volver a reírte y que se aleje toda mala sensación de tu vida. 

Literalmente es derramar abundantemente. Dios no unge con dos gotitas, el derrama abundancia sobre nuestra cabeza… la costumbre era que la cabeza fuera el primer contacto pero luego se esperaba que el cuerpo entero recibiera la frescura y la fragancia del aceite derramado. 

Sal 133:2 Es como el buen aceite que, desde la cabeza,

va descendiendo por la barba,

por la barba de Aarón,

hasta el borde de sus vestiduras.

Así se ungía en Israel, así Dios unge tu cabeza con aceite… Hoy es un día para sentirte ungido por Dios… El está señalando tu vida como especial, El está queriendo que recibas frescura en medio de la prueba y que seas bendecido a tal punto que te invada el bienestar… Siéntate a la mesa y disfruta… Dios es un buen anfitrión!!!

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar