>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Luc 16:15 Él les dijo: «Ustedes se hacen los buenos ante la gente, pero Dios conoce sus corazones. Dense cuenta de que aquello que la gente tiene en gran estima es detestable delante de Dios.

Jesús nos invita con estas palabras dirigidas a los fariseos a que caigamos en cuenta de la omnisciencia de Dios. Dios todo lo conoce.

David se asombraba de esta virtud de Dios y se quedaba anonadado:

Sal 139:4 SEÑOR, tú sabes lo que voy a decir aun antes de que las palabras salgan de mi boca.

Natanael se rindió de una ante Jesús cuando el le exhibió esta capacidad:

Jn 1:47 Cuando Jesús vio que Natanael se le acercaba, comentó: —Aquí tienen a un verdadero israelita, en quien no hay falsedad. 48 —¿De dónde me conoces? —le preguntó Natanael. —Antes de que Felipe te llamara, cuando aún estabas bajo la higuera, ya te había visto. 49—Rabí, ¡tú eres el Hijo de Dios! ¡Tú eres el Rey de Israel! —declaró Natanael. 50 —¿Lo crees porque te dije que te vi cuando estabas debajo de la higuera? ¡Vas a ver aun cosas más grandes que estas!

Más adelante el mismo evangelista recalca está virtud de Jesús:

Jn 2:24 En cambio Jesús no les creía porque los conocía a todos; 25 no necesitaba que nadie le informara nada acerca de los demás, pues él conocía el interior del ser humano.

Dios nos conoce… en este mismo instante estoy descubierto ante Dios. Al cerrar mis ojos para orar, debo ser consciente de que Dios ya sabe todo de mí. Que no hay palabra elaborada que lo pueda engañar, que no hay acción alguna que lo pueda distraer… El me conoce. Conoce mis motivaciones, conoce mis cálculos, conoce mi intimidad… nada le es oculto. A menudo oramos como si Dios fuera el hermano que se sienta al lado mío y que solo basa su conocimiento en lo que ve u oye de mí… pero Dios nos conoce. 

Los fariseos se burlan de Jesús, son avaros y les incomoda sus enseñanzas acerca del poder que las riquezas ejercen sobre el hombre. Jesús los mira y no responde a sus burlas, solo les dice: Dios conoce vuestro corazón… PUM!!! Patada voladora al pecho!!!

¿Qué sabe? Sabe todo… ¿Todo? Todo, todito y todo…. ¿Eso también? Si, eso también. 

Cuando entiendo esto y soy consciente de ello hay algunas cosas que me pasan:

1.- Me embarga una profunda humildad… merezco que un rayo me parta y Dios me ama… ¿No es eso grandioso?

2.- Se me llena el corazón de un santa confusión… no puedo entender semejante gracia sobre mi vida… no me entra en la cabeza… ¿Cómo Dios puede amarme?

3.- Me embarga un temor reverente… porque empiezo a ser consciente de su Presencia… el mayor problema que a veces soy como los discípulos de Emaús, no me doy cuenta que Jesús camina a mi lado… y eso que lo creo!!!

4.- Empiezo a aceptar y soportar los yerros ajenos. Como diría Martín Fierro: “Aquel que defectos tenga, disimule los ajenos.”

Hoy al iniciar el día quiero iniciarlo con la consciencia que aunque El me conoce más que lo que yo me conozco a mi mismo, El me ama y eso me debe dar fuerzas para no fingir nada, solo tratar de corresponder a semejante amor, con un corazón absolutamente honesto y comprometido con El. 

Señor, a lo ultimo, quizás la mejor respuesta de un discípulo, sea aquella que te dijera el pobre Pedro cuando a la tercera vez le preguntaste si te amaba: Señor, tu lo sabes todo, tu sabes que te amo. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar