>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

“En realidad no sé cómo le voy a hacer, pero yo voy a confiar y a obedecer a Dios”. Estas fueron las palabras expresadas en un testimonio dado por un joven que se encontraba en una conferencia de Dwight L. Moody en Brockton, Massachusetts, en 1887.

 

Jn 1:36 Al ver a Jesús que pasaba por ahí, dijo: —¡Aquí tienen al Cordero de Dios! 37 Cuando los dos discípulos le oyeron decir esto, siguieron a Jesús.

 

Una revelación implica un seguimiento. ¿Habrán sido los únicos que oyeron a Juan? El bautista tenía muchos discípulos, pero solo Andrés y Juan siguieron a Jesús. La biblia nos cuenta que aunque otros discípulos interactuaron con Juan solo estos dos lo siguieron. 

Hay un poder en la revelación que te obliga al seguimiento. Puedes escuchar la revelación más grande pero sino cambia tu seguimiento será solo información. En un ámbito hay dos personas, escuchan la misma palabra, los dos se emocionan, la misma palabra los traspasa, pero uno decide seguir como está y otro resuelve cambiar. El primero solo obtuvo una información, el otro una revelación. 

La revelación obliga al seguimiento… 

¿En que cosas Dios nos está hablando? ¿Qué cosas no estoy obedeciendo? 

 

Jn 13:17 Si sabéis estas cosas, bienaventurados seréis, si las hiciereis.

 

Un hombre de Dios ha hablado y Andrés y Juan salen tras Jesús y ahora es Jesús quien habla

 

38a Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les preguntó: —¿Qué buscan?

 

La revelación produce el seguimiento y el seguimiento produce la comunión. Dios está interesado en aquello que motiva nuestro seguimiento y en este caso el motivo es la comunión, los discípulos quieren saber dónde mora Jesús. Le están diciendo que quieren vivir con Él. 

 

38b —Rabí, ¿dónde te hospedas? (Rabí significa: Maestro).

 

No hay comunión sin una respuesta de seguimiento a la revelación. Mucha gente se queja de que siente a Dios distante y pone a Dios como el responsable de ese alejamiento. La verdad es que la falta de comunión ocurre porque reducimos la revelación a información y no tomamos decisiones de seguimiento cuando una palabra nos señala al Cristo revelado que camina entre nosotros. 

¿Qué dirá Dios? ¿El interés divino será la comunión?

 

39 —Vengan a ver —les contestó Jesús. Ellos fueron, pues, y vieron dónde se hospedaba, y aquel mismo día se quedaron con él. Eran como las cuatro de la tarde.

 

Hoy debemos hacer de este día un tiempo de comunión con Él mediante la obediencia a la revelación recibida… La obediencia a la revelación es la clave de la comunión. 

 

Las palabras de aquel joven le impresionaron tanto al Dr. Towner que inmediatamente en su mente compuso un pequeño coro: Obedecer, cumple a nuestro deber si queréis ser felices, debéis obedecer. El Dr. Towner escribió la frase “Confiar y Obedecer” en un pequeño pedazo de papel junto con la idea del coro que había compuesto y con el relato acerca del joven; días después envió este material al Rdo. J.H. Sammis, un pastor presbiteriano. Tan pronto como el Rdo. Sammis recibió la carta, él escribió las estrofas que aún cantamos hasta el día de hoy y se las envió al Dr. Towner quien completó el himno agregándole la música que hasta hoy conocemos.

 

Para andar con Jesús, no hay senda mejor

Que guardar sus mandatos de amor.

Obedientes a él, siempre habremos de ser

Y tendremos de Cristo el poder.

 

Coro:

 

Obedecer, y confiar en Jesús

Es la regla marcada para andar en la luz.

 

 

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar