>

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

HACIA MI PENTECOSTES

50 días de Renovación Personal

Día 43 - Acercando el Pentecostés: Confesión de Pecados

 

No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.

Lucas 5:32

 

Necesitamos entrar en NUEVO NIVEL DE ARREPENTIMIENTO.

 

Juan el Bautista inició su ministerio llamando al ARREPENTIMIENTO.

Jesús inició su ministerio diciendo: ARREPENTIOS Y CREED EN EL EVANGELIO.

Pedro instó a la multitud que debían ARREPENTIRSE. 

Siempre que hay un nuevo nivel espiritual se necesita ARREPENTIMIENTO. 

 

No vendrá avivamiento, gloria, un nuevo nivel de gozo si no experimentamos un arrepentimiento verdadero. Cuando hablamos de arrepentimiento enseguida pensamos en el impío, el que necesita entregarse a Cristo, el que no está en la iglesia. Sin embargo, Jesús fue muy claro de la necesidad de arrepentimiento también en ámbitos religiosos. Los llamados al arrepentimiento no se hicieron en el vacío, se hicieron en contextos creyentes con la revelación disponible hasta ese tiempo. 

Me contaron una historia  de una niña de 4 años que cada noche lloraba y pataleaba hasta que sus padres accedían a dejarla dormir con ellos en su cama. 

Cansados de un mal descansar, una noche se pusieron firmes y cerraron con llaves la puerta de su dormitorio para que la niña no pudiera entrar. 

La sorpresa fue que a la mañana siguiente al levantarse el padre, se encontró con la niña durmiendo sobre una frazada al lado de la puerta. 

Cuando su papá la  levantó en sus brazos con mucha ternura para llevarla a su camita, ella le dijo: 

- Papi, sólo quería estar más cerca tuyo.

Para un hijo de Dios lo que satisface su vida y le da plenitud no es ni el ministerio, ni las muchas obras buenas, sino el arrepentimiento  que  te abre la puerta a la cercanía con Dios, a un nivel de comunión con Él. No es hacer más sino el estar más cerca.

 

Esto es lo que nunca entenderán aquellos fariseos que a causa de sus buenas obras piensan no tener necesidad de  arrepentimiento. Son tan puros, tan perfectos, que su propia justicia les impide disfrutar de la cercanía del Padre.

 

 Señor, hoy me arrepiento, me duele ofenderte, te pido perdón. Necesito estar cerca, y sé que como en la historia, me miras con ternura y me tomas en tus brazos, porque a un corazón contrito y humillado no despreciarás. Te amo!

 

Video : https://youtu.be/3d4sLBRyqCs

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2020 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar