Skip to Content

blog post

Día de Reconexión 1011 – El Alma del Cable.

Hace unas semanas se me cortó internamente el cable de la alimentación de la computadora y me dejó sin batería. El problema es que tenía dentro el mensaje del domingo y era sábado por la noche…. ¿Cómo hago para mandarme por mail el mensaje a mi Ipad? Empecé a manipular el cable y en un momento encontré un punto en que hizo contacto. Por los próximos 15 minutos me quede inmóvil cargando hasta un misero 5 % la batería para que pudiera arrancar y enviarme por mail el mensaje.

Anoche me quede sin internet y esta es la razón por la cual el mensaje lo estoy mandando a estas horas.

Ambos episodios son por problemas de conexión. La falta de conexión a la fuente trae problemas para funcionar correctamente.

Jn 15:5 Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer.

La falta de conexión con Jesús nos trae problemas para nuestro funcionamiento. ¿Puede un creyente perder esa “alimentación”? ¿cómo sucede? A veces, el corte se produce de manera imperceptible, primero dejamos de orar, luego de leer la palabra, después de congregarnos, al final de testificar y de pronto hay que esforzarse para tomar conciencia de Dios.

No estoy hablando de un tirón producido por un pecado grosero de critica, de adulterio, de enojo, esos tirones que arrancan de cuajo nuestra conexión… estoy hablando de cosas imperceptibles, que van deteriorando nuestra alimentación. Si usted miraba mi cable, exteriormente estaba perfecto, pero el problema era adentro, en el “alma del cable”.

Afortunadamente Sebastián lo agarró, lo desnudó, lo soldó y luego me lo blindó con masilla epoxi (Perdón Steve Job!!!)

Si tenemos problemas de conexión con Dios, quizás podamos aprender de estas medidas restauradoras y desnudar nuestro ser delante de Dios, restaurar lo que se ha cortado, y blindarnos para que no nos vuelva a ocurrir.

Encuentro tanta gente conectada solo ocasionalmente, necesitando posiciones estrambóticas para relacionarse con Dios…. Un recital, un evento, un predicador especial …conocí a unos que solo iban a una reunión cuando estaba el Pr. Dante Gebel!!!! No sé como harán ahora que está en EUA!!!

Ahí están son legiones de personas que uno ve languidecer en vida, con la pila en rojo en sus pantallas… con el cuadro de dialogo advirtiendo que en cualquier momento se apagan… y sin tomar medidas al respecto!!!

Hace tiempo el conjunto de la iglesia cantaba:

Cuanto tiempo hace que ignoro a mi Dios,

Cuanto tiempo hace yo no me di cuenta,

poco a poco me fui alejando de El

Sin servirle.

Cuantas cosas oh Dios, te han suplantado en mi ser,

Cuantas cosas. Señor, te han suplantado en mi vida,

por cosas humanas Señor, te dejé,

Sin Servirte.

Nada podemos hacer sin Él, no importa que hayas conseguido, sin El no vale la pena nada… Hoy es un día para restaurar la relación con Jesús.

Señor, hoy vengo a que examines el “alma de mi cable”, que veas si hay alguna imperceptible rotura, vengo a orar, a leer tu palabra y a disfrutar del testimonio y la iglesia. Reconozco que separado de ti, nada puedo hacer. Amén

blog post

Día de Reconexión 1010 – Caminos antiguos.

Soy una persona que no me gusta transitar siempre por el mismo lugar. Siempre he sido así, me gusta siempre buscar nuevos caminos, variar las rutinas. Por ejemplo, cuando salgo a caminar con los perros no sigo nunca un mismo recorrido, a veces doblo a la derecha, otras a la izquierda y a veces sigo derecho. Como London y Kalesi corren a mi lado, cuando llegan a una bifurcación del camino, ellos se detienen y esperan que yo llegue… quieren ver qué voy a hacer, solo cuando están seguros hacía donde voy salen disparados en la dirección escogida.

Jer 6:16 Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.

Deberíamos mirar bien, los caminos a transitar. No todos los caminos llevan a Roma, no es lo mismo izquierda que derecha cuando de seguir la voluntad de Dios se trata. Hay gente que piensa que Dios va a bendecir de todos modos cualquier decisión que tomemos, pero esto es errado.

Pablo aconsejó quedarse con la nave al resguardo del invierno en el puerto, pero como era incomodo decidieron no hacerle caso. El resultado fue un naufragio que no cobró vidas, pero que hizo que se perdiera el barco entero.

En el pasaje de hoy Jeremías dice que es necesario mirar por donde va Dios, preguntar por las sendas antiguas, esos caminos que son los buenos y por donde nosotros debemos transitar.

En el caso de Israel, el consejo divino es desechado y al igual que Pablo, sufren consecuencias. Muchas veces no tomamos en cuenta a Dios y decidimos con nuestra alma (“hago lo que siento” o “yo lo sentí así”) o decidimos con nuestra mente (“pienso que esto es lo correcto” o “esto es lo que la lógica manda”) y así nos convertimos en gente que corremos a nuestro riesgo. A veces, de casualidad le pegamos, pero otras veces nos pegamos un palo formidable.

He visto gente recoger pedazos de su vida por no consultar o tomar un camino que Dios no transita. Evita el camino de la ira, de la mentira, de la codicia, de la difamación… no son caminos que Dios transita. Consulta a Dios por tu pareja, por tu negocio y por tus amistades.

El consejo es:

  • Paren en los caminos. Ante una bifurcación: ¿Qué es lo que Dios quiere para mí?
  • Miren: Hay caminos que tienen un cartel que dice “PERDICION”,  para que lo vamos a tomar. Hay caminos que otros han tomado y los ha conducido a la ruina, para que seguir en ellos.
  • Pregunten por las sendas antiguas: ¿Cuál es el camino que tomo Abraham, Pablo, Pedro, Juan, David…? Sendas antiguas que están marcadas en el libro de mapas de la Biblia.
  • Opten por Dios, anden por esos caminos. No importa si tengo ganas, si el camino es agradable… si decido ir a Buenos Aires no puedo tomar el camino a Córdoba… esto es así.

Hoy es un día para pararse y mirar por donde va el amo, cual es la senda que Dios quiere que andemos… Él aún pasa entre nosotros y dice: Sígueme.

Hay una senda que el mundo no conoce,

Hay una senda que yo pude encontrar,

En Cristo tengo la salvación de mi alma,

Cristo es la senda que te puede salvar.

 

Señor, gracias porque tu Espíritu Santo a través de tu palabra es el GPS que necesito para vivir una vida orientada al descanso y a la bendición. Gracias porque quien ande por tus caminos, por torpe que sea no se extraviará. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1009 – Prosiguiendo.

Hay un día que todo cambia y todos vivimos esperando ese día, sin darnos cuenta que el día en que todo cambia es anterior a cuando todo cambia. Saúl cambió su vida un día antes de que su vida cambiara. Las burras que estas buscando te están conduciendo a un destino diferente. No te enojes si no las encuentras, no se pierden para que las encuentres, se pierden para encuentres un tiempo diferente en tu vida.

1 Sa 9:5 Cuando llegaron al territorio de Zuf, Saúl le dijo al criado que lo acompañaba: —Vámonos. Debemos regresar, no sea que mi padre comience a preocuparse más por nosotros que por las burras. 6 El criado le contestó: —En este pueblo vive un hombre de Dios que es muy famoso. Todo lo que dice se cumple sin falta. ¿Por qué no vamos allá? A lo mejor nos indica el camino que debemos seguir.

El día en que todo cambia es el día que decides continuar, a pesar de las ganas de abandonar. Saúl tenía ganas de abandonar, sin embargo, por consejo de su siervo en vez de dar por perdida la búsqueda, va a ver al profeta.

Hay un día en que el desaliento te invade, en que la frustración te detiene, en que postergación de una esperanza te carcome, ese día estás tentado a conformarte, a irte al maso, a volverte con una palabra: Fue bueno mientras duró.

Eso piensa la gente que se divorcia, eso sostiene el hombre que tira la toalla, el empleado que se resigna a su sueldo, el pastor que se dedica a mantener lo que tiene, el enfermo que se prepara para ver como se le escurre la vida… ¿Cómo lo sé? Porque en la vida siempre nos viene el pensamiento de Saúl: ¿Dónde más voy a buscar? Me vuelvo a mi casa. Burras de porquerías, dónde pueden estar?…. etc.

Pero, gracias a Dios, siempre el Espíritu Santo nos dice: No te detengas, no abandones, no te rindas, busca una palabra de Dios.

El Espíritu Santo inspira al autor de Hebreos para decirle a los creyentes de todas las épocas tentados a abandonar lo siguiente:

He 10:36 Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido. 37 Pues dentro de muy poco tiempo, «el que ha de venir vendrá, y no tardará. 38 Pero mi justo vivirá por la fe. Y si se vuelve atrás, no será de mi agrado.» 39Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida.

¿Cómo perseverar? Saúl fue a ver al profeta, pero nosotros ¿Cómo lo hacemos?

El autor de hebreos señala:

  1. Acercarnos a Dios. He 10:22 Acerquémonos, pues, a Dios con corazón sincero y con la plena seguridad que da la fe, interiormente purificados de una conciencia culpable y exteriormente lavados con agua pura
  2. Mantener firme la decisión de fe. He 10:23 Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque fiel es el que hizo la promesa.
  3. Ocuparnos de los otros. La mirada egoísta nos hace el centro del universo. He 10:24 Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras.
  4. No abandonar la comunión con la iglesia. He 10:25 No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.

Hoy es un día para mantenerse, creo firmemente que si somos Cristianos esta será la lucha a librar y solo la férrea decisión de seguirle hará que seamos gente que llegue al día en que todo cambia. Hoy me niego a a darme por vencido.

Señor, Gracias porque ha sido tu Espíritu quien me guió siempre a perseverar. He tenido el privilegio de caminar con miles que ya no están, pero me dejaste y alentaste a continuar… estoy agradecido. Déjame siempre recordar y caminar por aquella promesa*: “Se fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de vida”. Amén. 

*Ap 2:10.

blog post

Día de Reconexión 1006 – El cacareo de las comadres.

Que Patatín, Que patatán,

los chismes vienen los chismen van,

los van llevando de calle en calle,

el cacareo de las comadres.

(Alberto Cortés)

Ayer entré al banco y me encontré con un viejo amigo del trabajo. Y antes de decirme: “Hola”, me dijo: ¡Cómo te estuvimos sacando mano el otro día!!! Y me contó, que en el trabajo donde estuve por mas de veinte años, estuvieron hablando de mi. Viejas situaciones que vengo viviendo desde que entré en el mundo laboral. Me cargaron cuando estaba de novio, cuando se enteraron que diezmaba, cuando les dije que era virgen, cuando les hablé de santidad, cuando les conté que había decidido aceptar el llamado divino de ser pastor. Cada cosa era motivo de burla, de bromas. Me escondían almanaque de mujeres desnudas en Biblia, me buscaban la lengua para hacerme caer, hablaban mal de mis pastores, en fin, cosas que creo que todo creyente comprometido vive.

1Sa 17:28 Y oyéndole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres, se encendió en ira contra David y dijo: ¿Para qué has descendido acá? ¿y a quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón, que para ver la batalla has venido. 29 David respondió: ¿Qué he hecho yo ahora? ¿No es esto mero hablar?

Siempre que hay un ungido, hay voces que se levantan contra él. En este caso su hermano Eliab, lo prejuzga y habla mal de David. Dice que David tiene un mal corazón, que es soberbio y que es un cuento que vino por ellos, sino que vino a verlos ser humillados.

La verdad es que quizás Eliab estaba resentido y desechado por Dios porque a pesar de haber sido primogénito  no fue ungido por Samuel , ya que este buscó al hijo menor, quizás de alguna concubina, para ser el próximo rey de Israel.

Me llama además la atención que en vez de estar enojado con Goliat, Eliab se enoja con su hermano.

Mientras me dediqué en mi vida a criar ovejas nunca nadie me prestó atención, más que aquellas bromas en el trabajo. Yo me reía con ellos y aparentemente todos me amaban. Pero cuando respondí al llamado de Dios, descubrí a algunas personas hablando y juzgando cada una de mis acciones. Han transcurrido 23 años de aquella decisión y han sido pocos los días en que alguien no tiene un comentario como el de Eliab, hacia mi. Al principio esto me amargaba, pero he aprendido a convivir con la crítica. Quería hacer juicios de injuria, defenderme, pero a la larga esas críticas me hicieron bien, me mataron el orgullo. Me ayudaron a no anhelar la aprobación de la gente, a accionar pensando en lo que requiere Dios solamente. Puedo soportar que alguien diga una mentira de mi, lo que no soporto son los silencios de Dios por mi desobediencia.

Pensémoslo así, el peor día de la crítica era el día de la promoción de David. Si David hubiera cuidado su reputación, tratando de explicar que era bueno, si David no hubiera accionado en esa situación por temor a ser mal interpretado, el gigante hubiera mantenido su cabeza. Pero cuando estás ungido, es más importante hacer lo que estás destinado a ser, que querer dejar contentos a todos.

»Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias. Alégrense y llénense de júbilo, porque les espera una gran recompensa en el cielo. Así también persiguieron a los profetas que los precedieron a ustedes. (Mateo 5:11-12 NVI)

Nuestra preocupación debería ser que si alguien habla mal de nosotros lo haga mintiendo, si mienten ya no es nuestro problema, porque la crítica no puede contenerse, sólo puede ridiculizarse. Ese día cuando David le sacó la cabeza a Goliat, Eliab habrá temido por haber hablado así del héroe de Israel. Cuando terminó el día David era coronel del ejército, es decir el jefe de su hermano, el criticón.

Hoy es un día para buscar a los gigantes y matarlos, si alguien habla de nosotros mintiendo, tranquilo, no gastemos fuerzas en defendernos, usemos la fuerzas para hacer nuestro trabajo: matar gigantes.

Señor, quiero ser como vos, que cuando te maldecían, no maldecías sino que encomendaba tu causa al Padre. Hazme enfocado en mi misión, no permitas que me detengan unas palabras tontas sin asidero. amén.

blog post

Día de Reconexión 1005 – Ofrenda

Allí en un cuadro, en la entrada del dormitorio de mi mamá había un cuadro con este versículo. De tanto leerlo, fue uno de los primeros que aprendí de memoria: Sed imitadores de Dios como hijos amados. Ef 5:1 Aún recuerdo la flor de la foto y el marco. Hoy al leerlo otra vez me vino aquel recuerdo, pero al continuar el Espíritu le agregó un nuevo significado.

Ef 5:1 Por tanto, imiten a Dios, como hijos muy amados, 2y lleven una vida de amor, así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios.

Jesús encarnó esta premisa de ser el Hijo amado y su vida se encuadra en la figura de una ofrenda.

Una cosa que hemos recuperado el pueblo cristiano en las ultimas décadas es el valor de una ofrenda. Hemos sacudido el concepto tradicional de colaboración o limosna y hemos recuperado el concepto bíblico de Alabanza, adoración, rompimiento, pacto. La ofrenda en muchas de nuestras congregaciones se ha convertido en el ariete que va contra una cultura mezquina, disipadora en deleites, austera en lo espiritual, donde el reino de Dios siempre es periférico. A la par de eso hemos aprendido como se debe ofrendar y entonces hoy lo hacemos con fe, con objetivos claros, con alegría, con compromiso total de todo lo que dar implica, con responsabilidad, con entendimiento profético de lo que hacemos, en fin… hemos recuperado el sentido de la ofrenda.

Jesús entendió que su vida debía ser una ofrenda:

  • Aquí hay un sentido de entrega. Se entregó. Jesús entendió que el poder de una vida está en derramarla a favor del propósito divino. Si se quedaba con su vida, la perdía, si la entregaba, se multiplicaba. Al igual que el lo enseñara en Juan con el grano de trigo, el poder de una vida esta en la entrega.
  • Aquí hay un sentido de misión. Jesús entendió que por encima de cualquier sueño humano estaba la misión divina. Debemos prestar atención a esto todos los creyentes, porque no importa lo que hagas siempre y cuando este supeditado a la misión divina.
  • Aquí hay un sentido de agrado. Jesús entendió que el tenía que arder y soltar un perfume que agrade a Dios. La vida tiene que despedir un olor que sea fragancia que llegue al cielo y traiga agrado al Padre. En ese sentido el amor es la mejor fragancia para impresionar a Dios.

Cada día Dios pasa el alfolí y entonces cada uno de nosotros deposita allí su vida. Algunos dejan una limosna, otros un diezmo y otros, como Jesús, un holocausto… ofrenda total, del todo quemada para Dios.

¿Cuanto daremos hoy para Él?

Acéptame como ofrenda de amor,

Como un sacrificio agradable en tu honor,

Grato perfume, yo quiero ser Señor. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1004 – Hulk

El Dr. Bruce Banner debido a una sobre exposición a rayos gamma sufrió una alteración que en momentos de descontrol hace que se convierta en el increíble Hulk. Hulk es un ser verde tremendamente robusto, con una fortaleza y destrezas que está en las antípodas del frágil Bruce. Debido a que cuando Bruce es Hulk, él no tiene control sobre sus acciones, ha desarrollado técnicas para no enfurecerse, para no alterarse y continuamente en el comics, Bruce pide: No me hagas enojar!!! Que él, Bruce Banner, pierda el control haría que el potencial que tiene oculto, Hulk, aflore y se manifieste.

1 Jn 2:20 Todos ustedes, en cambio, han recibido unción del Santo, de manera que conocen la verdad.

“La tengo, la tengo, la tengo, la tengo, la unción está sobre mí, Gloria Dios porque la tengo”. Me acuerdo de esta canción que cantáramos en los principios y la alegría que teníamos. En aquel tiempo creo que la cantaba seguro de haber recibido algo que no teníamos, hoy al mirar atrás me doy cuenta que era la alegría de descubrir algo que teníamos pero no conocíamos.

Juan es categórico, dice a la iglesia, ustedes han recibido unción del Santo. Es una carta universal, no está dirigida a una persona o iglesia en particular. Juan mira a los creyentes de todos los tiempos y asegura sin lugar a dudas: “La tienen. La tienen, la unción está sobre ustedes, Gloria a Dios porque la tienen”.

La bendita persona del Espíritu Santo morando en cada creyente hace que estemos habilitados a funcionar en la unción de El. ¿Se imaginan? El Dios trino vive en nosotros!!!

Sin embargo, como el Dr. Banner no queremos perder el control y aquello que está dentro nuestro no se manifiesta. Ayer hablando con mis hermanos en la célula de discipulado y cada uno reconocía de que manera controlábamos a la persona del Espíritu Santo para seguir manteniendo el control de nuestra vida. Unos decían la vergüenza, otros el racionalismo, a otros el temor, acciones del ego humano que hacían que la unción que está en nosotros sea contenida.

La vida cristiana para ser vivida en su plenitud requiere que el control esté ejercido por aquel que nos habita, el Espíritu Santo. Es por ello que Pablo insiste:

Ef 4:18 Y no os emborrachéis, pues el vino conduce al libertinaje; llenaos, más bien, del Espíritu, 19y recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados. Cantad y tocad para el Señor desde lo hondo del corazón, 20dando gracias siempre y por todo a Dios Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

El vino descontrola tu vida para mal, el Espíritu Santo descontrola tu vida para bien. Lo mejor que podemos hacer para contribuir a una vida de bendición es renunciar al control de nuestras existencias y abdicar a favor del Espíritu Santo.

Hoy es un día para dejar de entorpecer mediante nuestra timidez, tozudez, razonamiento esa vocación de gobierno que el Espíritu Santo quiere ejercer sobre nosotros. Hoy es un día para que su maravillosa persona se manifiesta plenamente en mí.

Te doy gracias porque “la tengo” y hoy renuncio a reprimir tu manifestación en mí. Ven dulce Espíritu y toma todo el control, gobierna plenamente en mí. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1003 – Haciendo lo correcto

1 Sa 23:1 Los filisteos atacaron la ciudad de Queilá y saquearon los graneros. Cuando David se enteró de lo sucedido, 2consultó al Señor: —¿Debo ir a luchar contra los filisteos? —Ve —respondió el Señor —, lucha contra los filisteos y libera a Queilá.

David obedece, a pesar de la oposición de sus hombres, una orden de Dios y libera a la gente de Queilá. Hay momentos en la vida que Dios nos manda a hacer aquello que no es prudente, salir a poner la cara por desconocidos, meternos en pleitos ajenos y defender al indefenso. Cuando leo esta historia, grito: Bravo, David eres lo máximo!!!

Sin embargo, unos versículos más adelante, Dios le revela a David que aquellos que el ha defendido, aquellos que socorrió en su desgracia, aquellos por los que intervino quedando aún mal con los suyos… ahora piensan entregarlo a su enemigo más acérrimo: el rey Saúl.

9 David se enteró de que Saúl tramaba su destrucción. Por tanto, le ordenó a Abiatar que le llevara el efod. 10 Luego David oró: —Oh Señor, Dios de Israel, yo, tu siervo, sé muy bien que por mi culpa Saúl se propone venir a Queilá para destruirla. 11¿Me entregarán los habitantes de esta ciudad en manos de Saúl? ¿Es verdad que Saúl vendrá, según me han dicho? Yo te ruego, Señor, Dios de Israel, que me lo hagas saber. —Sí, vendrá —le respondió el Señor. 12David volvió a preguntarle: —¿Nos entregarán los habitantes de Queilá a mí y a mis hombres en manos de Saúl? Y el Señor le contestó: —Sí, los entregarán.

La ingratitud es una moneda corriente que diariamente encuentra aquel que está llamado por Dios a ayudar a los demás. David cuando ora está preocupado aún por haber traído a Saúl y su ejercito a la ciudad de Queilá y los otros estaban decididos a entregarlo!!! Es fantástico ver el corazón del que ama sin ser correspondido.

Si seguimos leyendo, veremos que David y los suyos se van antes de ser traicionados y deambulan de un lado al otro en el desierto.

Conozco esa sensación de desconcierto cuando has orado por alguien, has cubierto la desnudez y esperas mínimamente un poco de consideración y no la obtienes. ¿Por qué Dios me manda a ayudar a alguien que no será integro conmigo? Por la misma razón que El muchas veces obra a mi favor y yo actuó con ingratitud… por amor. Dios quiere que obre como Él obra con los hombres, por amor. Quiere que haga lo correcto, que actúe a favor de otros, aún a sabiendas que seré traicionado, decepcionado o mal interpretado.

En una oportunidad, David ante el mismo escenario se le salió la cadena y si no fuera por Abigail, el hubiera hecho que Nabal se arrepintiera de su ingratitud. Dios nos libre, como a David, de cantarle las cuarenta a aquellos que tienen el corazón duro como la piedra.

Nunca puedo permitir que la mezquindad del corazón humano sea la limitante de mi amor en acción y jamás puede mandar mi actos correctos la falta de retribución que los hombres damos a aquellos que nos bendicen.

Debido a la ingratitud humana es que Dios se presenta como resarcidor de la desidia del hombre. El dice:

Mt 25:40 El Rey les responderá: “Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.”

El es tan estricto en resarcir lo correcto que el día del fin no se olvidará ni de aquellos que han dado un vaso de agua en su Nombre.

Hoy es un día para seguir haciendo lo correcto, no esperando nada de los habitante de Queilá, descansando que nuestra mayor recompensa es hacer lo que se nos mandó a hacer. Nada de lo que haga quedará olvidado, no por los hombres, sino por el Dios que me envía a amar y a cuidar a los otros.

Señor, nunca dejes que la ingratitud humana sea el freno de mi servicio a vos. No permitas que mis manos sean detenidas por la mezquindad de aquel que he bendecido. No me importa la consideración de otros, sino agradarte a vos. Amén.

blog post

Día de Reconexión 999 – Fuegos Artificiales

Tengo dos perros. Uno, London, es mío y la otra, Kalesi, es de Dámaris. Solemos salir a caminar y ellos corren libres en medio del campo y aunque a veces los llamo  hacen oído sordos a mi orden. Es allí cuando digo mi frase: Ya van a tirar fuegos artificiales!!!

¿Por qué digo esto? Porque cuando por algún triunfo de algún equipo de fútbol  tiran bombas de estruendo o fuegos artificiales, invariablemente los tengo a los dos en la puerta de mi casa, golpeando con su patitas para que los deje entrar. Lo que no consigue el llamado amoroso del amo, lo logra el estruendo de lo desconocido. Es una risa verlo a London golpear el vidrio, dos golpes, como si fuera una persona y su cara diciendo: Dale, déjame entrar!!!

Por eso, cuando no obedecen les grito, como si fueran  humanos: Ya van a tirar fuegos artificiales y me vas a golpear el vidrio….

2 Cr 15:4 Pero en medio de la adversidad volvió al Señor Dios de Israel, lo buscó y él se dejó encontrar.

Nos guste o no,  la adversidad calibra nuestro corazón. Es allí donde solemos orar, es allí donde nos volvemos devotos, es allí donde nos acordamos de Dios. Cuando todo va bien nos olvidamos de orar, se nos hace tarde para ir a los cultos y nuestra agenda está demasiado ocupada para el servicio. Cuando la familia está unida, el día soleado salimos a comer algo por ahí, nos vamos de pic nic y sin culpa, esgrimimos esa frasecita: “Primero la familia, después la iglesia”.

Pero un día la adversidad golpea la puerta y entonces todo puede ser postergado, todo puede ser dejado de lado y nos volvemos a Dios.

Eso le pasaba a Israel, andaba como quería, hacía lo que le daba la gana, pero un día vino el conflicto y entonces buscó a Dios.

Es tan humano y común el comportamiento…

Lo sorprendente del versículo es la parte final… “Él se dejó encontrar”. El amor de Dios por nosotros hace que cuando nosotros lo busquemos Él responda, que aunque le provoquemos con nuestra indiferencia y nuestra conducta rebelde cuando lo llamemos, Él nos reciba.

Sería tan bueno romper esa conducta repetitiva y buscar a Dios y ser obediente antes que el estruendo de un conflicto nos lleve otra vez a golpear la puerta del cielo.

Los hombres que Dios remarca en la Biblia fue gente que buscó a Dios en todo tiempo, en lo bueno y lo interesante, en el día como la noche, gente que había aprendido que Dios merecía nuestra devoción constante.

Hoy si estamos en alguna necesidad es tiempo de volverse a Dios, de esperar en Él y confiar que su amor superará nuestra desidia. Pero si de pronto, todo está bajo control, sería bueno también volvernos de corazón a Él.

Al final, esos dos, aunque me hacen gritarle y me hacen renegar, cuando golpean el vidrio, logran que Patry les abra y se acomodan. No sé si se acuerdan las que hicieron, pero ellos se acomodan muy orondos y hasta roncan…

Señor, hoy mediante esta oración golpeo el vidrio del cielo. Dejame entrar a tu Presencia y buscar de vos, olvidate de todos mis desatinos y dejame como Juan reposar en tu pecho. Amén.

blog post

Día de Reconexión 997 – No me afloje

Hace un tiempo atrás fuimos a jugar paint ball con los pastores. A instancias de los mas jóvenes nos dividimos en dos y jugamos a tomar la bandera nuestra y ponerla en el bando contrario. Ariel, fue alcanzado por un impacto y según la regla se debía dar de baja, pero el tipo siguió y cuando ganó comprobamos que había sido muerto cinco veces y que nunca se había dado por aludido. Ganó porque hizo trampas, obviamente, pero porque nunca acepto retirarse del juego.

2 Cr 15:7 Pero ustedes, ¡manténganse firmes y no bajen la guardia, porque sus obras serán recompensadas!»

La pelea que Asa está librando no es una pelea menor, es una pelea de reforma, de poner en orden el culto a Dios. Por eso Dios le manda este mensaje profético por medio de Azarías, un mensaje que apunta a que si el enemigo lo alcanza con un impacto, se niegue a darse de baja.

El mismo mensaje es para nosotros hoy, que estamos pensando en la misión que Dios nos ha encomendado de llevar su evangelio hasta lo ultimo de la tierra. A veces el enemigo nos conecta algún golpe, nos mete alguna puñalada artera y somos propensos a decir: Bueno lo intente, otra vez será pero el mensaje sigue siendo claro: Manténganse firmes y no bajen la guardia.

Renuncia a darte de baja, aborrece quedarte en la mitad del camino, no tires la toalla, no abandones el juego… alguno dirá: Son las reglas. No!!!! El Dios que te llamó te dice que sigas en el juego porque aunque te golpeen “Tus obras serán recompensadas”.

Amo la poesía de Almafuerte y en su poema ¡Avanti! El dice algo en concordancia con este mandato para el rey Asa:

Si te postran diez veces te levantas

Otras diez, otras cien, otras quinientas…

No han de ser tus caídas tan violentas

Ni tampoco, por ley, han de ser tantas.

Con el hambre genial con que las plantas

Asimilan el humus avarientas,

Deglutiendo el rencor de las afrentas

Se formaron los santos y las santas.

Entiendo que cuando uno es apaleado empiece a evaluar la renuncia, pero si de algo sirve la fe debe ser para volvernos obstinados en el bien hacer. Jesús a pesar de no querer ir a la cruz, afirmó su rostro para ir a Jerusalén. A pesar de que sus íntimos le pidieron que no fuera el advirtió que un profeta tenía que morir allí. Y cuando pidió no beber la copa, acepto la voluntad del Padre por encima de la suya. Eso es mantenerse firme, es no bajar la guardia…

Un hermano solía decirme: No me afloje!!!,  y yo contestaba: Ni abajo del agua!!! Amado: No aflojes, ni abajo del agua!!!

Hoy es un día para que si te han pegado no te des por vencido, si el golpe te ha sacado el aire te pongas de pie, no podemos perder la posición…. Al final lo correcto será recompensado.

Señor, no permitas que abandone, que me canse hacer el bien, que el violento triunfe y que yo no termine mi carrera. Hoy creo que será recompensado aquel que hace tu Voluntad. Amén.

blog post

Día de Reconexión 996 – Cerrá la puerta!!!

Ayer comimos un asado. Hacía días que no podíamos por diferentes actividades de la iglesia pero en el día de ayer, nos decidimos y nos pusimos a cocinar uno. Vinieron los pastores de jóvenes que habían organizado el evangelismo mochilero y nos dispusimos a sentarnos a comer. En el transcurso de la comida, Luciano me dice: ¿Voy a buscar más? Se levantó y fue, al rato cuando volvió a ir nos llamó alarmado porque los perros habían robado una tira de asado. ¿Qué había pasado? Luciano había dejado abierta la puerta de la parrilla y Kalesi no pudo resistir servirse anticipadamente su comida!!! Toda una tira de asado!!!!

1 Pe 5:8 Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar.

Pedro nos advierte de no dejar abierta la puerta de nuestra vida, porque el enemigo está buscando robarnos algo de la parrilla del altar de nuestro ser.

He visto esta historia en mi vida miles de veces, pequeños descuidos en lo que pienso, en lo siento, en lo que digo y zas!!! El muy desgraciado me roba lo que he dedicado a Dios!!!

Si tan solo hubiera tenido un espíritu sobrio… Si tan solo hubiera estado alerta. Si tan solo hubiera cerrado esa puerta. Hoy hacete un favor: Cerrá la puerta!!!

Hch 5:3 Mas Pedro dijo: Ananías, ¿por qué ha llenado Satanás tu corazón para mentir al Espíritu Santo, y quedarte con parte del precio del terreno?

El diablo no tiene mayor poder que el que nuestro descuido le otorga. Si David hubiera ido a la guerra, si Saúl hubiera obedecido lo que se le ordenó, si Rubén no hubiera codiciado la concubina de su padre, si Ananías y Safira hubieron dado una ofrenda sin mentir…, pequeños descuidos que el adversario aprovechó para robar una tira de asado del altar de Dios.

Abram se puso de pié a espantar a las aves que venían robarle el sacrificio. Los pajarracos arteros no vinieron cuando lo estaba ofreciendo, sino que vinieron cuando caía el sol y le vino al patriarca un profundo cansancio. Cuidado!!! el adversario está esperando un descuido para robar lo dedicado a Dios.

Hoy es un día para revisar las puertas de nuestra vida, ser sobrio, estar alerta… no dejes que el diablo se lleve nada de tu vida.

Señor, no me dejes alimentar al diablo con nada de mi vida. Que ningún comentario, que ningún pensamiento, que ninguna acción me haga darle al enemigo lo que es tuyo. Hoy cierro todas la puertas en el nombre de Jesús, Amén.