Skip to Content

blog post

Día de reconexión 1828 – Ofensa mata milagro.

Pero, como tú me lo mandas, echaré las redes. (Luc 5:5b)

 

Cuanta gente se queda sin su milagro porque lo que Dios le manda le resulta ofensivo!!!

Pedro ha trabajado toda la noche, ahora está frustrado pero con ganas de ir a su casa y tomar unos mates con su mujer y luego ponerse a dormir. Ha trabajado quizás más que si hubiera tenido éxito, pero la esperanza de un ultimo intento le hizo porfiar hasta al amanecer. Ahora, está extenuado y viene un carpintero a decirle que reme nuevamente hasta aguas profundas y vuelva a intentarlo…

El mismo sentimiento le embargó a Nahamán cuando el profeta Eliseo lo mando a bañarse al Jordán. Ha recorrido miles de kilómetros, el rey lo ha mandado al profeta, el profeta no lo ha recibido sino que lo ha “ninguneado”, le ha mandado un siervo para que vaya a lavarse a un río de aguas marrones que corre por ahí… ¿Acaso no saben quien es él?

Dios suele ofendernos, para eso usa hermanos, usa la escritura, usa predicaciones… ¿Por qué hace tal cosa? Porque Dios sabe que la puerta de un milagro es ir más allá de nuestro propia cosmovisión de la situación. Tanto Pedro, como Nahamán debieron romper su prejuicio para experimentar un milagro. ¿O acaso no fue eso lo que Dios hizo con la sirofenicia?

La sirofenicia era una madre ocupada por su hija y Jesús, literalmente, la trato de perra, le dijo que los milagros no eran para ella ni para su hija y ella pudo sobreponerse de la ofensa y arrebatarle un milagro a Jesús.

Lo dicho: Cuanta gente se queda sin un milagro porque lo que Dios le manda le resulta ofensivo!!!

Pedro lo debe haber mirado a Jesús, pensado responderle pero por una vez en su vida fue prudente y solo atinó a decir que había trabajado mucho pero si eso era lo que Jesús quería lo iba a hacer, después de todo el maestro había sido amable con él aquella vez que se conocieron y ahora había hablado palabras de aliento a la gente… no tenía caso ser ofensivo. Pedro dijo: Lo intentaré… y ese intento lo dejó absorto ante un milagro, como el acatamiento de Nahamán a aquella orden descabellada lo dejo sano, como aquella humildad de la sirofenicia liberó a su hija.

He conocido mucha gente que se ofende por lo que Dios le manda (casarse, dejar un habito, pedir perdón, aceptar una falla, no responder al agravio, etc…), otros somos ofendidos por gente de Dios (disciplinas, observaciones, indicaciones…), otros nos enojamos por circunstancias (perdidas, dolores, frustraciones…). Todas y cada una de estas situaciones nos ofenden, solo se lleva el milagro el que se sobrepone a la ofensa.

No avanzar es volver a casa con un fracaso, aceptar la lepra en la vida o dejar que un espíritu inmundo posea a alguien que amo… No te ofendas, obra de acuerdo a su palabra y el milagro se desatará sobre tu vida. Recuerda: Ofensa mata milagro.

Hace muchos años alguien me ofendió, en ese entonces era más fácil irme y airarme que soportar la afrenta. Los años me han confirmado que “en la ira del hombre no obra la justicia de Dios”. Agradezco el haber continuado, en ese momento fue difícil, los años traerían mil y una ofensas más agudas que aquella, pero siempre he esperado detrás de ellas un milagro… y Dios nunca me defraudó!!!

Hoy es un día para continuar… “no te des por vencido, ni aún vencido, no te sientas esclavo, ni aún esclavo. Trémulo de pavor, piénsate bravo y arremete feroz ya malherido.” (Almafuerte)

 

He 10:39 Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida.

blog post

Día de reconexión 1827 – Ayuda para orar.

No suelo tener mucho errores de ortografía, pero tiendo a no poner ningún acento y hacer frases demasiado largas. Así que mientras estoy escribiendo esto, el procesador de texto de la computadora va subsanando mis “olvidos” y perfeccionando el escrito. Más tarde, cuando Patricia lo lea, ella se encargará de corregir la semántica. Gracias a estas “ayudas”, lo que hay dentro mío puede ser comunicado a usted.

 

Ef 6:18 … orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; (RV1960)

Ef 6:18 No se olviden de orar. Y siempre que oren a Dios, dejen que los dirija el Espíritu Santo. Manténganse en estado de alerta, y no se den por vencidos. En sus oraciones, pidan siempre por todos los que forman parte del pueblo de Dios. (TLA)

 

Es el mismo versículo pero en distintas versiones. Me gusta como lo traduce la Traducción Lenguaje Actual. La recomendación es “no te olvides de orar”. Solemos olvidarnos de orar cuando las cosas marchan bien, cuando no hay problemas a la vista, en ese momento somos rodeados por la autosuficiencia y simplemente no le dedicamos tiempo. Pero la recomendación continua y dice: “Y siempre que oren a Dios, dejen que los dirija el Espíritu Santo.” Porque tan nocivo como olvidarnos de orar es orar guiado por nuestro temor, nuestra costumbre o nuestra mente.

La oración es la oración que agrada a Dios cuando nuestro espíritu es sensible al Espíritu de Dios y se rinde ante El para que el clame a través de nosotros.

 

Ro 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 27Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

 

La oración por lo tanto se convierte en un trabajo conjunto entre el hombre de Dios y el Espíritu Santo que lo habita a los fines de elevar a Dios el pedido del corazón. Es la “ayuda” que Dios Padre ha destacado dentro nuestro. De hecho, al Espíritu Santo se lo denomina “parakleto”, que es alguien “puesto al lado para ayudar”. Así que Pablo les recomienda a la iglesia que ore, pero cuando ore se deje ayudar por el Espíritu Santo para poder tener una oración eficaz. No deberíamos hacer de nuestra oración una verborragia sin sentido, sino frases certeras provistas por Dios para llegar al corazón de Dios.

En el huerto del Getsemaní, Jesús expreso un deseo pero inmediatamente lo subordinó a la voluntad del Padre por la operación de El “Editor de texto” divino.

 

Mt 26:39 Yendo un poco más allá, se postró sobre su rostro y oró: «Padre mío, si es posible, no me hagas beber este trago amargo. Pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú».

 

En la parábola del Fariseo y el publicano, Jesús destaca la ineficacia de la oración grandilocuente del fariseo, en comparación de la oración eficaz del publicano… la diferencia la hizo “El procesador de texto divino”… Ese enviado por el Padre para que nos ayude a orar con absoluta certeza.

No te olvides de orar pero cuando ores deja que el Espíritu Santo te guie.

Hoy es un día para comenzar orando, pero allí has una oración previa a la oración y di: Espíritu Santo ayúdame a orar como conviene, dame claridad, quiero ser eficaz en mi momento de intercesión. No quiero orar guiado por mis deseos y si así fuera quiero que estén sometidos a los tuyos, para que “no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Yo quiero orar como Jesús. Amén.

blog post

Día de reconexión 1821 – El brujo.

Ayer nuestra selección de futbol logró calificarse para el mundial 2018. Fue una jornada extenuante porque nada logró sacar al país de la obsesión futbolera, todos los canales solo hablaban de Argentina vs Ecuador. Había nota de todos los colores, cálculos de todos los tipos y todo se tomaba con alegría, optimismo y nerviosismo. Una de la notas sin embargo me enojó. Parece ser que la dirigencia argentina llevo a Ecuador a un brujo para sacar el maleficio!!! Si, como lo lee, no basta con que se cambien de ropa porque es mufa, que entren dando saltitos a la cancha o que prometan largas caminatas, ahora convocan a un brujo!!! Indignado solo atine a protestar por twitter, pero hoy con el resultado ya puesto me levante recordando el evento de Saúl y la adivina de Endor.

 

1 Sa 28:5 Pero, cuando vio Saúl al ejército filisteo, le entró tal miedo que se descorazonó por completo. 6Por eso consultó al Señor, pero él no le respondió ni en sueños, ni por el urim ni por los profetas. 7Por eso Saúl les ordenó a sus oficiales:

―Búsquenme a una adivina, para que yo vaya a consultarla.

―Pues hay una en Endor —le respondieron.

8Saúl se disfrazó con otra ropa y, acompañado de dos hombres, se fue de noche a ver a la mujer.

―Quiero que evoques a un espíritu —le pidió Saúl—. Haz que se me aparezca el que yo te diga.

 

La historia bíblica nos muestra un rey temeroso (Saúl era proclive al miedo) pero el pasaje agrega que esto lo “descorazonó por completo”. En esa situación, Saúl como el resto de los mortales buscó a Dios, pero este no le contestó. Entonces buscó a una bruja, si, igual que Sampaoli y sus dirigidos. Esta actitud solo le trajo más temor, más descorazonamiento, más muerte. La adivina prácticamente lo sentenció a muerte y el día después, Saúl y sus hijos yacían muertos en el campo de batalla. Consultar a brujos sale caro.

El brujo argentino aclara en una nota sobre sus trabajos para Estudiantes de la Plata que el no cobra, pero la verdad es que sale caro. La practicas de brujería, hechicería, no solo tienen un costo monetario, también tienen un costo espiritual increíble, porque atraen bajo nombres de piedad poderes de las tinieblas.

Algunos más pragmáticos dirán que el objetivo se cumplió y que Argentina se clasificó y eso es lo único que importa. No, ese análisis tan simplista no entiende que hay algo peor que no clasificarse y es volverse enemigo de Dios. Cuando recurrimos a lo que Dios claramente prohíbe nos cruzamos de vereda y nos enfrentamos a Dios.

Lamentablemente el grueso de nuestra gente no ve el asunto así debido al sincretismo imperante. En nuestros países de Latinoamérica esta mezcla es tan grande porque seguimos la tradición que el catolicismo permitió. Cuando el cristianismo llegó a estas tierras, en un afán de lograr la adhesión popular se permitió (o no pudieron impedir) que aparte de la fe en Jesús las personas conservaran su creencias heredadas. Es así que el latinoamericano creo un culto a Dios plagado de hechicería y brujería. Estos mismos dirigentes nuestros, que ayer llevaron un brujo, pasado buscaran un pastor, un monje budista o un parasicólogo, no importan los medios, solo es importante ganar.

Sin embargo la Biblia es clara:

Ex 20:2«Yo soy el Señor tu Dios. Yo te saqué de Egipto, del país donde eras esclavo. 3»No tengas otros dioses además de mí. (Lit. junto a mí.) 4»No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra. 5No te inclines delante de ellos ni los adores. Yo, el Señor tu Dios, soy un Dios celoso. Cuando los padres son malvados y me odian, yo castigo a sus hijos hasta la tercera y cuarta generación. 6Por el contrario, cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones.

 

No puede alguien que cree en Dios caer en brujería. Si crees en Dios no puedes confiar en la suerte, no puedes confiar en una cábala, ni puedes pensar que alguien puede invocar, por algún sortilegio, el bien sobre vos. Hablar con los muertos, convocar los espíritus, confiar en la cinta de un color u otro, no es algo simpático, es dejar de confiar en Dios. Saúl lo hizo y lo único que se trajo fue desgracia porque, aunque Dios perdona nuestras deudas, el diablo siempre cobra sus facturas.

Dt 18:10Nadie entre los tuyos deberá sacrificar a su hijo o hija en el fuego; ni practicar adivinación, brujería o hechicería; 11ni hacer conjuros, servir de médium espiritista o consultar a los muertos. 12Cualquiera que practique estas costumbres se hará abominable al Señor, y por causa de ellas el Señor tu Dios expulsará de tu presencia a esas naciones. 13A los ojos del Señor tu Dios serás irreprensible.

 

Hoy oro pidiendo perdón por los actos de brujería que se hacen en mi tierra, oro para ser libre del sincretismo, aún de parte de los evangélicos; pido que la gracia de Dios se derrame sobre nuestra tierra y que nos volvamos de todo corazón a Dios, solo a El.

blog post

Día de reconexión 1820 – 10 x 10

Dn 1:11El jefe de oficiales le ordenó a un guardia atender a Daniel, Ananías, Misael y Azarías. Por su parte, Daniel habló con ese guardia y le dijo: 12«Por favor, haz con tus siervos una prueba de diez días. Danos de comer solo verduras, y de beber solo agua. 13Pasado ese tiempo, compara nuestro semblante con el de los jóvenes que se alimentan con la comida real, y procede de acuerdo con lo que veas en nosotros».

20El rey los interrogó, y en todos los temas que requerían de sabiduría y discernimiento los halló diez veces más inteligentes que todos los magos y hechiceros de su reino.

 

Daniel y sus compañeros no quieren se absorbidos por el sistema babilónico por lo que le plantean al oficial que los tiene a cargo una prueba por 10 días, ellos van a ser evaluados por esos 10 días y si ellos están mejor que el resto se les permitirá mantener su dieta alimenticia. Así lo hacen y después de pasar los 10 días de prueba son hallados más saludable que el resto.

Al cabo de mucho tiempo son llevados delante del rey y este los halla 10 veces más inteligentes que el resto de sus sabios y brujos.

Me llama la atención que por cada día de prueba haya un plus de mejora. Por cada día que ellos se mantuvieron al margen del sistema hay un nivel de excelencia. Por cada día en que se jugaron por sus convicciones luego hay un escalón de superación.

10 días de testeo los depositaron en 10 veces superior al resto.

La vida de Daniel y sus amigos en Babilonia es una vida interesante, ellos fueron desarraigados de sus naciones e inmersos en una sociedad completamente extraña. Solo la decisión de no ser asimilados desde el principio hizo que estos jovencitos se mantuvieran y aún llegaran a niveles de gerencia en el imperio.

Nos hallamos ante el mismo desafío hoy día. La sociedad en la que nos movemos es totalmente ajena a nuestra cultura de reino. Valores e instituciones tan elementales como la vida, la fidelidad, la honestidad, la familia, el matrimonio están siendo atacados, redefinidos y alterados en su esencia. En nombre de una falsa evolución estamos involucionando y en medio de ello, como aquellos jovencitos judíos, debemos resolver no contaminarnos con el menú diario que nos sirven en la mesa.

Pero cada día de firmeza en tus convicciones te hará subir un escalón en la excelencia. Cada vez que firmemente te niegues a ceder ante una fuerza que todo lo parece devorar, será un nuevo nivel de sabiduría que dominaras. El sistema anti Dios con los mismos platos que alimenta a los suyos, los envenena. Por eso tu sencillez, tu honestidad, tu pureza, tu actitud laboral, tu esperanza son valores tan cotizados hoy día. Te hallarán 10 veces mejor.

El desafío de hoy es a no ceder… cada nivel de prueba soportado es un nuevo nivel de mejora que añades a tu vida. No permitas que te diluyan, no dejes que te domestiquen, cada plato tentador esconde un anzuelo que buscará engancharte por la boca.

Jesús nos enseñó a orar:

 

Mt 6:13 Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno, porque tuyos son el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén.

 

Señor, nosotros resolvemos mantenernos fieles y vos, que tenes todo reino, poder y gloria, hacenos excelente a grado sumo. Amén.

blog post

Día de reconexión 1819 – Leudando mi entorno.

Luc 13:20 Y volvió a decir: ¿A qué compararé el reino de Dios? 21 Es semejante a la levadura, que una mujer tomó y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo hubo fermentado.

 

Este domingo estuve compartiendo acerca de la levadura en el sentido que la usara Jesús en Lucas 13 y Mateo 13. Jesús comparó el crecimiento del reino a lo que la levadura produce. Siendo que soy alguien que trabaja, entrega y vive para el crecimiento del reino me interesa lo que el simil infiere. Ud y yo somos apenas unos gramos de levadura… La levadura necesita para cobrar sentido, cumplir su objetivo estar expuesta a la masa. La levadura necesita ser insertada, infiltrada en la masa.

 

  • Necesita diseminarse en toda la masa. Mi abuela guardaba la levadura en la puerta de la heladera, pero cuando la ponía en la masa, allí producía un cambio. Nuestro mayor efecto está en ser lo que somos en donde Dios nos ha puesto. El lugar puede variar, pero donde estamos podemos hacer una diferencia, sino piense en:

o          La sierva de Nahamán.

o          Daniel como jefe de los brujos de Babilonia.

o          José como primer ministro de Faraón.

o          Nicodemo en el sanedrín.

 

Eres un factor de bendición en donde te mueves. Dios necesita que leudes en donde estas. William Morris, un pedacito de levadura que leudo en Argentina a principios del siglo 20 decía: “Pasaré por este mundo una sola vez. Si hay alguna palabra bondadosa que yo pueda pronunciar alguna noble acción que yo pueda efectuar diga yo esa palabra, haga yo esa acción AHORA, pues no pasaré más por aquí…”.

 

  • Ese trabajo es silencioso, sin demasiadas estridencias. “y escondió”, dijo Jesús. Hay un poder en lo oculto del proceso. Dios te ha escondido, lo que te parece que es una desventaja es una estrategia divina… te infiltró en tu trabajo…

o          ¿Qué puedo hacer? Soy el que sirve café en la gerencia… pregúntale al copero del faraón o a Nehemías.

o          ¿Qué puedo hacer? Solo somos cuatro creyentes en mi colegio… pregúntale a Daniel y a sus compañeros (Ananias, Misael y Azarías).

o          ¿Qué puedo hacer? No tengo mucho y la necesidad es muy grande… pregúntale al muchachito que dio los panes y los peces.

Estás ubicado en un lugar escondido, por una razón estratégica… si te hubieran detectado no estarías ahí, pero ahora estás ahí para hacer tu trabajo… eres un poco de levadura.

No somos como algunos que andan pregonando lo que hacen… el trabajo de la iglesia es silencioso… en los barrios, en las casas, en donde nadie quiere entrar, en las oficinas, en los bares… hacemos un gran trabajo con un perfil totalmente bajo confiando en el mayor de los resultados.

 

  • Tu trabajo silencioso necesita condiciones favorables. Estamos en tiempos propicios para el crecimiento. Los tiempos de persecución, los tiempos de estrechez, los tiempos de desventaja han sido los mejores tiempos de la vida de la iglesia.

TERTULIANO. Cristiano y abogado (C.150-225?) dijo lo siguiente: “La sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos”.

 

Dios te ha puesto en el lugar que estás para fermentar tu entorno… eres la respuesta de Dios a la necesidad de las personas. Tu influencia es poderosa… eres un poco de levadura que leuda toda la masa.

Hoy es un día para hacer fermentar con el poder de Dios todo lo que nos rodea. Amén.

blog post

Día de reconexión 1816 – La raíz del asunto.

Lucas 12:13 Uno de entre la multitud le pidió: ―Maestro, dile a mi hermano que comparta la herencia conmigo. 14―Hombre —replicó Jesús—, ¿quién me nombró a mí juez o árbitro entre ustedes?

 

Este texto es curioso porque a partir de él muchos interpretan que Jesús dijo que no había que meterse en asuntos humanos tales como divisiones de herencias, política o gobierno. Sin embargo, esto no es así. La respuesta de Jesús tiene que ver con ir a la raíz del asunto. Jesús renuncia meterse en lo superficial de una riña familiar (Cuánto le toca a cada uno) y ataca el verdadero problema del diferendo, la avaricia. El espíritu de avaricia era lo que subyacía en este discrepancia fraternal, por eso a renglón seguido Jesús dice:

 

15»¡Tengan cuidado! —advirtió a la gente—. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes».

 

Siempre hay en toda desventura y conflicto humano un correlato espiritual que hay que discernir para poder ser efectivos al combatirlo. Sino lo hacemos vamos a estar, muchas veces, atacando el síntoma y no la enfermedad.

En el caso de estos hermanos hay un deseo por tener más y es por eso que uno le pide a Jesús que intervenga. Aparentemente el hermano estaba allí o Jesús tenía una ascendencia sobre él, porque sino el pedido estaría fuera de lugar. Pero Jesús se rehúsa a entrar en dimes y diretes y ataca la raíz del conflicto.

Hay una raíz espiritual en los conflictos que se nos presentan en la vida. El padre que trajo a su hijo con convulsiones para que Jesús lo sanara, estaba sinceramente preocupado porque muchas veces se arrojaba al fuego, o al agua y ponía en serio riesgo su integridad física. Es más, el padre se da cuenta que hay un origen espiritual y admite que hay un espíritu inmundo que quiere destruir la vida de su hijo. Lo que el padre no sabía era que todo empezaba en un permiso otorgado a un espíritu de incredulidad en su corazón. Podemos estar sinceramente preocupados por los nuestros y ser nosotros, no ellos, los que tenemos la llave mediante un cambio espiritual de la suerte de nuestra casa. Conocemos la historia, el padre, admitió su actitud incrédula y pidió ayuda y Jesús con esa autorización, habiendo removido la raíz del problema, liberó al muchacho.

¿Cuál es la raíz del asunto que nos ocupa y preocupa? Necesitaríamos seguir el consejo que Jesús le diera a sus discípulos: Orar y ayunar.

 

Mr 9:29 Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno.

 

Lo que Jesús plantea no es que no tengas poder y necesitas más “power” para algunos demonios más duros. Lo que El dice es que muchas cosas necesitan un discernimiento más profundo, una sabiduría que solo se recibe cuando estamos afinados con Dios. ¿Por qué? Porque hay que darle a la raíz.

Necesitamos sabiduría, porque a veces estamos orando mal, pedimos que Dios obre en otro y tiene primero que obrar en mí. Hoy es un día para hacer la oración de Job 34.

 

31 De seguro conviene que se diga a Dios:

He llevado ya castigo, no ofenderé ya más;

32 Enséñame tú lo que yo no veo;

Si hice mal, no lo haré más.

 

Si Dios nos revela lo que no vemos, si encontramos lo subyace detrás de esta situación que nos ocupa y preocupa, tenemos el poder de Dios en nuestra vida para echar fuera toda clase de mal.

 

Luc 10:19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

blog post

Día de reconexión 1814 – La formula secreta.

Mt 6:7 Y al orar, no hablen solo por hablar como hacen los gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras. 8 No sean como ellos, porque su Padre sabe lo que ustedes necesitan antes de que se lo pidan.

 

¿Cuál es el verdadero poder de la oración? ¿Cual es la fórmula secreta? ¿la multitud de palabras? El texto se encarga de desmentirlo. ¿Hacerla en un templo o un lugar sagrado? Más adelante Jesús dice: Entra en tu cuarto y cierra la puerta. ¿Será el sacrificio que hago? David decía: No quieres sacrificios que yo los haría. ¿Cuál será el verdadero poder?

 

Mt 6:9 »Ustedes deben orar así: »“Padre nuestro…

 

La intimidad con Dios hace de la oración del hombre algo poderosísima. No importa qué, cuando Damaris, Débora o Ezequiel nos piden algo nosotros nos desvivimos por hacerlo. Sé que los malcriamos, pero ¿que nos importa?, son nuestros hijos y por lo tanto tienen una relación particular con nosotros.

Nos conocen, los conocemos, compartimos momentos cada día… nos aburrimos juntos, nos reímos juntos, lloramos juntos, hacemos planes juntos, nuestra relación no es casual, no es esporádico, no está motivada en la necesidad, ni que coincidimos en un mismo lugar o que tenemos un mismo apellido… muchas de esas cosas también ocurren pero aunque algunas a veces no se dan, la relación no se extingue.

Hace unos días Damaris estaba de viaje y tuvo un problema, necesitaba un hotel… una sencilla llamada y el centro de mandos (Patricia) se puso a trabajar. Hace unos meses Eze y Debo perdieron un avión, nosotros estábamos saliendo del supermercado y entro la llamada, allí en el estacionamiento del Carrefour, tramitamos el cambio de pasaje y a los tres el mismo mensaje: Tranquilos, nosotros nos ocupamos.

 

Mt 7:9 »¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? 10¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? 11Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!

 

El poder de la oración está en la relación que sabemos cultivar con Dios. La relación se cultiva en el día a día, en reírnos con Dios, en llorar con Dios, en hacer planes juntos, en aburrirnos juntos… eso se construye lentamente, caminando con Él, comiendo con Él, durmiendo con Él, encontrándose con Él, como ahora a la madrugada. Estos días se ha levantado una batahola, a raíz de una palabra que dije de parte de Dios. Se oyeron muchas voces airadas y muchísimas de apoyo, a la vez tuve otro episodio de erisipela y aquí en mi casa haciendo reposo… estoy con Él, El no me ha dejado, estamos en silencio juntos, me reta, me abraza, me dice que no me distraiga, que no piense tonterías, no lo hace mal aunque a veces se pone serio. A veces no me habla y entonces, yo me doy cuenta que me tengo que arrepentir, pero ni bien lo busco, me abraza y me besa… El es mi Padre…. El es Nuestro Padre.

Nos preocupamos en descubrir el secreto de la oración poderosa y el poder siempre estuvo en la proximidad. Nunca dependió de títulos, de palabras o formulas siempre se trato de intimidad.

Hoy quiero “enamorarme más de Ti, ayúdame a amarte ya vivir, conforme a tu justicia y tu verdad, con mi vida quiero adorar. Todo lo que tengo y lo que soy, todo lo que he sido te lo doy, que mi vida sea para Ti, como un perfume a tus pies”. Amén.

blog post

Día de reconexión 1812 – La clave es Arrepentimiento.

Joel 2:13 Rásguense el corazón

y no las vestiduras.

Vuélvanse al Señor su Dios,

porque él es bondadoso y compasivo,

lento para la ira y lleno de amor,

cambia de parecer y no castiga.

14 Tal vez Dios reconsidere y cambie de parecer,

y deje tras de sí una bendición.

Las ofrendas de cereales y las libaciones

son del Señor su Dios.

 

Dios es un Dios que se conmueve ante el arrepentimiento. Joel ha descripto el juicio que viene de una manera implacable pero hace la salvedad que si el pueblo se humilla Dios, que es bondadoso y compasivo, pronto traerá su misericordia sobre aquellos que lo buscan sinceramente. La Biblia está llena de estos eventos. El rey Acab fue un bandido, un hombre perverso pero cuando Dios emitió su juicio se humilló y vea el resultado:

 

1 Ry 29:27 Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgó sus vestidos y puso cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado. 28 Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo: 29 ¿No has visto cómo Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa.

 

Me imagino la bronca de Elías, al menos a mi me hubiera pasado, el tipo acaba de avalar la muerte de un inocente como Nabot!!!, y Dios se conmueve por una cucharacha como Acab, porque se arrepiente!!! Pero Dios es bondadoso y compasivo.

Esto fue lo que hizo que Jonas huyera. El tenía un problema con los ninivitas, ellos habían matado, violado, arrasado la tierra de Israel y entonces cuando Dios le envía a predicarle juicio, no quiere ir… ¿Por qué?

 

Jonas 4:1Pero Jonás se apesadumbró en extremo, y se enojó. 2Y oró a Jehová y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal.

 

Dios es así, perfecto en todos sus caminos. No duda un segundo cuando encuentra un corazón arrepentido. A Él no lo conmueve nuestras posturas religiosas pero cuando encuentra a alguien que esta quebrantado, no importa que sea en una cruz y a punto de morir, allí Dios lo perdona, como lo hiciera con aquel ladrón arrepentido.

David está en su momento más bajo, ha adulterado, ha mandado a asesinar a uno de sus generales, ha mentido, ha sido hipócrita y Dios lo ha confrontado y entonces… se arrepiente. ¿Qué le hace pensar que Dios va a perdonarlo? Una certeza:

 

Sal 51:17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado;

Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

 

Como diría aquella canción: Quebranta mi corazón, quebranta mi vida, te entrego mi voluntad a ti, todo lo que soy Señor, todo cuanto tengo es tuyo. Yo quiero menguar para que crezcas Tú.

 

Hoy es un día para arrodillarnos ante el Dios bondadoso y compasivo. Nuestra mejor posición ante Dios es: arrepentidos. Cuando estamos arrepentidos no tenemos tiempo para juzgar a nadie, no tenemos tiempo para vanagloriarnos ante nadie, no tenemos tiempo para distraernos ante nada… estamos ante el Rey suplicando misericordia. Jesús comenzó su ministerio haciendo una convocatoria: “Arrepentíos y creed en el evangelio” y sigue haciéndolo. Dios busca gente que crea que El es bondadoso y compasivo.

blog post

Día de reconexión 1808 – Temblor bendito.

2 Ry 22:11 Y cuando el rey hubo oído las palabras del libro de la ley, rasgó sus vestidos.

 

Me imagino la escena, están leyendo, por ejemplo, Deuteronomio 28

 

15Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán. 16Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo. 17Maldita tu canasta, y tu artesa de amasar. 18Maldito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas. 19Maldito serás en tu entrar, y maldito en tu salir.

 

Y entonces Josías, se llena de espanto… si esto es verdad, habrá pensado, “estamo al horno con papa” y a renglón seguido se tomó la túnica y la rasgó en señal de duelo.

Me pregunto… ¿no extrañará Dios gente que tiemble ante su palabra?

 

Is 66:2 Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.

 

Necesitamos recuperar ese temor ante la palabra de Dios, necesitamos ese temblor divino en nuestras vidas. La Biblia es sin duda el libro más vendido y leído año tras año, sin embargo, yo creo que Dios anhela que sus hijos temblemos ante su palabra. En mi opinión, occidente ha domesticado nuestros procesos y ha hecho que la palabra sea un proceso mental, antes que espiritual.

Leemos, por ejemplo, Mal 3:9 “Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.” Y en vez de temblar, argumentamos… “El diezmo, ¿es del antiguo o nuevo pacto?” o “Que nadie se sienta obligado, este un privilegio que tenemos los creyentes.”

Necesitamos darnos cuenta que si la palabra es verdad, cuando le robas a Dios inmediatamente entras en maldición. Cést Fini.

El primer impacto que sintió Josías fue espiritual… le “pegó en el ojo” la Palabra y se sintió fuera de plomo. Con 26 años Josías fue sensible a la palabra y se humilló. El oír lo que Dios decía le movió el piso y se estremeció.

Dios está cansado de nuestras “espiritualizaciones” en la interpretación de la palabra, en nuestras rebajas en las demandas, en nuestras justificaciones pueriles ante Su mandato.

El otro día me hablaban del éxito profesional de un hombre que Dios lo llamó al servicio. Me consta que le he hablado innumerables veces sobre ello, se que lo sabe, es alguien excelente, fácil de querer… mientras me decían sus logros, me alegraba, pero interiormente pedía que Dios le de la posibilidad de arrepentirse… no esta mal triunfar en la vida profesional, lo que está mal es hacerlo relegando tu llamado y tu propósito. Yo sé que hace esfuerzos, pero el y yo sabemos que Dios le demanda más. Oró para que tiemble ante Su palabra.

 

En la escuela dominical me enseñaron a cantar: “Tu Santa Palabra, Señor, en mi corazón guardaré, para ya no pecar, para ya no pecar, contra Ti.”

 

Hoy es un día para leer la Palabra de Dios con un temor reverente. Preguntarnos: ¿Qué me dijo Dios y he estado soslayando? ¿Hay algo revelado ante lo cual estoy rebelado? ¿Estoy demorando la obediencia en algo? Es tiempo de rasgar los vestidos y temblar ante su palabra.

 

blog post

Día de reconexión 1806 – Justicia es el clamor.

Zac 8:16»”Lo que ustedes deben hacer

es decirse la verdad,

y juzgar en sus tribunales

con la verdad y la justicia.

¡Eso trae la paz!

17No maquinen el mal contra su prójimo,

ni sean dados al falso testimonio,

porque yo aborrezco todo eso,

afirma el Señor”».

 

En Argentina hoy comenzará un juicio a un funcionario político del anterior gobierno. Es por una tragedia que costo la vida de decenas de personas, pero todo lo que está ocurriendo en estos últimos tiempos tiene un tufillo electoral. Me recuerda a la cortina de humo de la década de los 90 que dejara presa a una sola funcionaria como chivo expiatorio de una década de irregularidades en la Argentina. La funcionaria, recientemente fallecida, purgo una pena de prisión y todos sentimos que fue en representación de cientos que se escondieron detrás de ella, pero nos quedamos con una sensación de injusticia.

No puede haber libertad y paz sino hay justicia.

Jesús en sus bienaventuranzas le dio un lugar preferencial:

 

»Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia, porque serán satisfechos. Mt 5:6

 

El discípulo de Jesús debe anhelar, con la misma vehemencia que da el hambre y la sed, que se exprese la justicia de Dios. El consejo de Zacarías es hacia los jueces y pide que haya justicia y verdad porque eso trae paz. Hoy anhelo que se exprese la justicia de Dios. La justicia divina:

a.- Es imparcial. Dios no juzga con falta integridad. Dios es justo y su proceder es sin acepción de personas.

b.- Es ineludible. No podremos nunca eludir el juicio divino, dice la escritura: “Esta establecido que los hombres mueran una sola vez y después el juicio”. Seremos llevados a juicio.

c.- Es justa. Parece un sobreentendido pero sucede que hay una forma de hacer justicia que a veces resulta desproporcionada con respecto al daño o el móvil del daño. En el caso de Dios todo lo que determina en sus juicios es correcto, es despojado de emociones viscerales, es proporcionado, es justo.

d.- Es exhaustiva. A menudo una persona es juzgada por un aspecto de su conducta y no por todos sus actos, debido a que no hay pruebas sobre los demás ilícitos. Sin embargo mire lo que dice la escritura: “todas las cosas están desnudas ante los ojos de aquel ante el cual debemos dar cuenta”.

e.- Es misericordiosa. Cuando el hombre no pudo cubrir la demanda de la justicia (Porque la paga del pecado es muerte), Dios envió a su Hijo para que la cumpliera (Pero la dadiva de Dios es vida eterna en Jesucristo). Así quedó salvada la justicia divina cuando Cristo fue hecho pecado por cada ser humano.

f.- Es exigente. Para imputar nuestra pena sobre Jesús se exige que los reos creamos en lo que El hizo por nosotros. No hay manera de obtener perdón sin arrepentimiento.

Los que clamamos por justicia deberíamos caminar en justicia. La sociedad en la que vivimos hace marcha por justicia, y está bien, pero ¿estamos dispuesto a caminar en justicia?

Quizás alguien piense que esto es mezclar los tantos, pero la justicia divina (el modelo perfecto) exige que hagamos bien al prójimo, cuidemos a la viuda, amparemos al huérfano. Reclama que no defraudemos, que no mintamos, que no codiciemos… nunca los pequeños actos de injusticia personal deberían ser soslayados si esperamos ver La Justicia manifestarse.

Hoy es un día en que anhelo ver la justicia de Dios y quiero someterme a ella, confesar mis errores y pedir gracia para caminar en justicia. También es un día para anhelar que los hombres nos contagiemos de ella y obremos en consecuencia. Zacarías concluye que cuando esto ocurra habrá paz. Amén.