Skip to Content

blog post

Día de reconexión 1560 – Corre, Creyente, Corre.

Quizás una de las frases épicas de una película que recuerdo es aquella en donde Jenny le grita a Forest: Corre, Forest, Corre. El muchacho con sus aparatos en las piernas empieza a correr, perseguido por sus acosadores y en la huida, la velocidad hace que los aparatos se rompan y sale presuroso escapando de sus detractores. En esta mañana medito en que el cielo a una grita: Corre, Daniel, Corre.

Gn 19:26 Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.

Ayer, mientras leía este pasaje a la congregación, el Espíritu Santo, allí en el pulpito, me dijo: Mira!!! Lot no se enteró que su mujer se quedó dura hasta que llegó al final de su carrera, haberse dado vuelta hubiera sido el fin también de él.

Todos estamos como Lot corriendo hacia nuestra salvación, huyendo de un sistema mundo que está condenado. La premisa es no mirar atrás y aquellos que miran, como la mujer de Lot, se convierten en algo tan estéril como una columna de sal.

Corre por tu vida!!!, esa es la premisa. Esto no anula nuestra labor evangelistica, pero no podemos salvar a nadie, solo nuestra propia vida. Lot había condenado a su mujer y a su familia cuando se mudó a Sodoma y a Gomorra y ahora era por la misericordia de Dios hacía Abraham que logró zafar. Pero en su huida no podía hacerse cargo de más nadie que de su propia salvación.

Fil 2:12b ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,

Corre hacia delante, huye de la condena que cae sobre esta sociedad, no te de nostalgia lo que dejas atrás… es demasiado importante esta carrera para que mires atrás, aún por los rezagados…

Los ángeles entendían la premura por lo cual apuraron a los de Lot…

Gn 19:16 Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad.

Apúrate, no te detengas, no te distraigas, huye… sal de esta sociedad condenada por su ofensa que suben delante de Dios!!!

Esta figura se repite en todo la Biblia, el autor de Hebreos dice en el capitulo 12 que el pecado nos asedia, como los perros cuzcos, anda detrás queriendo garronearnos. Pedro habla del león rugiente que busca a quien devorar… corre, creyente, corre… no mires atrás, corre por tu vida!!!

2 Pe 3:10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. 11Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, 12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

Señor, que nada me apegue, que nada me haga mirar atrás, ayúdame en este día a correr hacía ti, dando la espalda a todo lo que está condenado. Te agradezco que me estés tomando de la mano y apurando a dejar todo por vos. Amén.

blog post

Día de reconexión 1557 – Mirando a Jesús.

“Puestos los ojos en Jesús” He 12

Pedro está caminando por encima de la tormenta mirando a Jesús y de pronto dice el texto que “mirando el viento y la tempestad” se comenzó a hundir. El autor de Hebreos nos advierte: “miren a Jesús”. ¿Qué es lo que estás mirando?

Tengo un problema y es que cuando manejo tiendo ir hacia donde estoy mirando. Si me distraigo y miro al costado derecho comienzo a irme hacia la derecha. Por eso mientras manejo suelo mantener mis ojos hacia la ruta y Patry sabe que es mejor que sea así. Lo aprendimos cuando en las primeras vacaciones como matrimonio íbamos en nuestro Renault 6 hacía Carlos Paz y ella me alcanzó un mate y yo gire para recibirlo y pise la banquina!!!! Ahí supimos que estaba “mal cableado” y que tendía a ir hacia donde dirigía mi mirada.

El apóstol dice: “Miren a Jesús”. Tendemos a mirar la enfermedad, la economía, la necesidad… pero lo único que logramos es ser atraídos, absorbidos, nuestras mentes son fagocitadas por nuestras crisis y entramos en un vórtice que todo lo devora.

Mira a Jesús no a la enfermedad porque El es tu sanador.

Mira a Jesús no al conflicto porque El es tu paz.

Mira a Jesús no a tu escasez porque El es tu proveedor.

Mira a Jesús no a tu dolor porque El es tu consolador.

Mira a Jesús no a tu fracaso porque El es tu Victoria.

Siempre que lo miramos a El las cosas cambian. Su mirada nos fortalece, su ejemplo nos alienta, su presencia nos calma… ¿Qué es lo que estás mirando?

Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más. (Is 45:22)

Cuando niño cantábamos en la iglesia: “Mis ojos ya no miran a nadie más solo a Jesús. Puedo mirar yo con mis ojos el placer que el mundo ofrece y que fácilmente yo podría obtener. Pero prefiero a alzar mis ojos y decirle a Jesucristo: Quiero yo mirarte a ti”

Puesto los ojos a Jesús… míralo en oración, míralo en la palabra, míralo en alabanza, míralo en el ejemplo de tus lideres, en la manifestación del Espíritu en tus hermanos… Pon los ojos en Jesús.

Hoy es un día para negarme a mirar mis imposibilidades y  mirar a Jesús… El es el Dios de todas las posibilidades.

Señor, déjame mirarte solo a ti, disipa toda distracción de mi vida y que nada me aparte de tu lado. Amén.

blog post

Día de reconexión 1548 – Tormentas que enseñan (III)

Mr 4:35 Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado. 36Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas. 37Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. 38Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? 39Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. 40Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? 41Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?

Vimos que toda tormenta nos trae enseñanzas. ¿Cuales son esas Enseñanzas?

  1. Toda tormenta está conectada a nuestro destino transformador.

2.- Para los que creemos toda tormenta es una oportunidad de ejercer la fe que decimos que profesamos por aquel que llevamos en nuestra barca.

3.- Sólo puede hacer cesar la tormenta el que puede dormir cuando ella anega su barca.

Veamos los ocupantes de la barca ¿Cuál de todos pudo hacer cesar la tormenta? Jesús. ¿Por qué? Porque solo puede hacer cesar la tormenta el que puede dormir cuando ella anega tu barca. Enseñanza: Para accionar sobre tu mundo exterior tienes que aprender a vencer sobre tu mundo interior. Dicho de otra manera: Si no puedes confiar no puedes reprender.

Los discípulos no podían enfrentar la tormenta afuera porque tenían una tempestad en el corazón. Solo puedes impartir lo que hay en tu corazón. Las tormentas reconocen si tu corazón está en paz o lleno de tempestad.

Había una frenesí en esos corazones!!! Una ansiedad y una locura… impresionantes!!! Jesús descansaba en la seguridad del proyecto divino… no moriría en una tormenta… sería en una cruz.

Puedes Tener…

Paz en la Tormenta..

fe y esperanza

cuando no puedas seguir

aun con tu mundo

hecho pedazos

el Señor guiara tus pasos

puedes tener

Paz en la Tormenta.

La tormenta solo reconoce al hombre con paz en su corazón. La miseria obedece al hombre que tiene contentamiento en su vida. La enfermedad retrocede ante el hombre sanado por las llagas de Cristo.

Lo que estoy queriendo decirte es que la imagen de Jesús más poderosa no es la que está tomado de las riendas y vociferando contra el viento y la tempestad, la imagen de Jesús más poderosa es cuando está durmiendo en medio de todo eso.

Tenemos una imagen del poder tan distorsionada… Todos oramos por sanar enfermos, liberar endemoniados, multiplicar panes y peces… pocos, para nacer en un pesebre, morir en una cruz… ¿en donde se ve a Jesús más grandioso? Siendo ungido en sus pies o ungiendo los pies a sus discípulos.

Hoy nuestra oración debería ser que Dios calme la tormenta interior para que por la fe podamos calmar la exterior. Jesús alzó el pan y agradeció los cinco panes y dos peces y cuando agradeció lo poco lo multiplico hasta lo mucho… asi de sencillo “Puedes tener paz en la tormenta”.

Señor, corrige mi visión del poder y ayúdame a trabajar para que se haga gran bonanza en mi corazón… lo que hay en mi corazón transformará lo que hay alrededor de mí. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1547 – Tormentas que enseñan (II)

Mr 4:35 Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado. 36Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas. 37Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. 38Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? 39Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. 40Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? 41Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?

Ayer dijimos que toda tormenta nos trae enseñanzas. ¿Cuales son esas Enseñanzas?

  1. Toda tormenta está conectada a nuestro destino transformador.

2.- Para los que creemos toda tormenta es una oportunidad de ejercer la fe que decimos que profesamos por aquel que llevamos en nuestra barca.

El creador de todo está durmiendo en el cabezal de la nave… y los discípulos, marineros devenidos a predicadores, hacen su más sincero esfuerzo por remontar la tormenta. Usan su sabiduría y su pericia pero nada parece resultar. Llegan al punto de la desesperación y entonces claman a Jesús, lo despiertan y entonces este se para y reprende (¿???) la tempestad y se hace gran bonanza. Y entonces después de hablarle a la tormenta… se vuelve a los discípulos y les dice: 40 Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?

Toda adversidad que viene a nuestra vida es una excusa para usar fe. Si usted es como yo buscará la manera de resolver esto de manera natural… pero luego caerá en cuenta que es insuficiente su esfuerzo y entonces se volverá a Jesús y orará y experimentará su poder transformador.

Sin embargo, después que su oración sea respondida usted sentirá que el Espíritu hará la misma pregunta que Jesús le hiciera a los suyos: ¿Por qué no lo hiciste tu mismo?

Know how es una expresión inglesa usada en el mundo de la publicidad y el marketing para indicar que un profesional o una marca tiene experiencia en su campo y sabe realizar una tarea debido a que lleva mucho tiempo haciéndola. Su traducción literal es saber como, aunque sería mejor traducirla como saber hacer o mejor aún, conocimientos prácticos.

Las tormentas son la oportunidad de ejercer fe, aprender como bajo la supervisión de Jesús que duerme en tu vida. Se espera que te animes a hablarle a esa tormenta y que calmes ese viento por el poder de la fe.

Algunos encuentran insultante este asunto… ¿como voy a pararme en la punta de la barca, estando Jesús en ella? Ezequiel tiene en el estado de su WA una pregunta: ¿Puedes solucionarlo solo? Porque si podes solucionar las tormentas con la fe, ¿para que despertar a Jesús? Nadie en su sano juicio va a pensar que la tormenta se solucionó por nuestro poder o que el viento obedeció a nuestra voz… no, Jesús le dice: Muchachos ustedes saben el KNOW HOW, hágale pues!!! – como dirían en Medellín.

¿Entonces no hay que orar? Si, pero para tener intimidad, para disfrutar de su Presencia, para adorarle, para contarle lo que me preocupa.

¿Qué hace la mayoría? No tiene intimidad con Dios pero cuando viene una tormenta: Señor, no te da cuidado que perecemos!!! Note que fea acusación, están acusando a Jesús de insensible, dicen: A Dios no le importa; Dios se olvidó de mí; Dios la tiene conmigo; Dios es injusto… cuando escucho hablar tanto de Dios es que esa persona no tiene intimidad con Dios.

La tormenta viene para que ejerzas fe. Voy a ser sano en el nombre de Jesús!!! Juicio te detengo por el poder de la fe!!! Miseria te vas de mi casa!!! Conflicto te alejas de mi vida!!!

Si estás en tormenta, hoy párate en la punta de tu barca y en el Nombre de aquel que está en tu vida háblale con fe en El a lo que te tiene en jaque y que se haga gran bonanza!!! Amén!!!

blog post

Día de reconexión 1546 – Tormentas que enseñan (1)

Mr 4:35 Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado. 36Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas. 37Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. 38Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? 39Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. 40Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? 41Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?

 

Esta historia comienza en una situación similar a la que nos hallamos hoy. Jesús le dice a sus discípulos: Pasemos al otro lado. Este es un tiempo de transición de nuestras vidas. De un tiempo de cumplimiento a un tiempo de Establecimiento. Aquel día los discípulos aprenderían que para arribar a la otra orilla deberían ser examinados, probados por una tormenta. Nadie arriba a la orilla de su destino sin ser evaluado por una tormenta. Las tormentas de la vida vienen a evaluarnos y a enseñarnos con vistas al nuevo nivel donde Dios nos quiere llevar.

¿Que cosas enseñan las tormentas?

1.- No hay tormentas inocentes, todas están conectadas a tu destino.

  1.  Tu vida está conectada a un destino y ese destino está conectado a las personas que fuiste llamado a transformar. Si hacemos trampa y leemos lo que sigue a este evento notaremos que al terminar la travesía Jesús y sus discípulos arriban a Gadara. Y que el viaje que hicieron tenía como finalidad transformar la vida de un hombre de manera directa y la vida de la región de manera indirecta. Por ende la tormenta que se levantó y que fue repentina no fue de origen natural, sino que estaba conectada con la misión que ellos llevaban.
  2.  Las tormentas de tu vida están conectadas con tu llamado de transformación. El fin de tu vida no es hacer dinero, no es ser famoso, jugar bien al futbol, predicar bien… tu vida será juzgada por como fuiste elemento de transformación para otros. Mt 25:35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
  3.  Hay miles de personas que se han quedado en la playa de un naufragio sin saber que hacer con lo aprendido en la tormenta más formidable de su vida.
  4.  Hay personas llenas de interrogantes sin saber porque les ocurrió lo que les ocurrió, confundidas porque la tormenta los desmoralizó y los hizo desistir.
  5.  Las tormentas que vienen a tu vida están conectadas con la orilla a la que arribarás. Esto significa que:
    1. No puedo leer las tormentas de manera natural. Los discípulos eran navegantes, sabían leer el tiempo natural, sin embargo fueron sorprendidos porque no pudieron leer lo espiritual. Podrás por tu experiencia campear tormentas, pero nunca la debes leer al margen de tu destino. El 2016 fue un año con muchísimas tormentas, pero ninguna sin sentido. En estos 23 años de ministerio he aprendido que todo está conectado a mi destino.
    2. No permitas que ninguna tormenta te deje a mitad de camino. Diga conmigo: Yo voy a llegar a la playa de mi destino y voy a cumplirlo. Voy a transformar personas, liberar oprimidos, restaurar vidas… Ninguna tormenta me privará de llegar al otro lado.

Hoy tal vez ya estes en una tormenta o no, quizás estes por entrar en ella, sin embargo, en este día pedile a Dios discernimiento para poder evaluar la conexión entre tu tiempo especial y tu destino especial. Las tormentas quieren desviarte de tu destino pero nosotros arribaremos a la otra orilla y llevaremos el mensaje de salvación a aquellos que se han de conectar con nosotros!!!

Señor, no dejes que viva circunstancias tormentosas sin entender la conexión entre lo vivo y mi destino. Gracias porque llegaré al otro lado. Amén.

blog post

Día de reconexión 1543 – Buscando amigos.

Cuenta la historia que Diógenes el cínico (412-323 AC), recorría una vez las calles de Atenas con una lámpara en la mano, en pleno mediodía como buscando algo. Cuando la gente intrigada le preguntaba que hacía iluminando en pleno mediodía, el cínico respondía: Busco un hombre, busco un hombre!!!

1 Sa 18:4 Y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte.

Si Diógenes hubiera recorrido Israel seiscientos años antes estoy seguro hubiera encontrado a Jonatán. Jonatán es un hombre formidable, un ejemplo a imitar y una amistad a buscar. El día en que en su padre nació los celos que amargaron su relación con David, ese día nació una amistad que enalteció a Jonatán hasta hoy.

Notemos que ese día Jonatán le dio a David cuatro cosas:

a.- El manto. Símbolo de autoridad. Ese día David fue vestido de príncipe. Necesitamos gente que nos posicione en los lugares para los cuales Dios nos ha ungido. Me molesta mucho cuando veo gente que denigra a su consiervo, a su compañero, a su colega… hay una nobleza en Jonatán que es darle su manto real a su nuevo amigo. Fue un acto espiritual a favor de la unción de David.

b.- Su espada. Esa espada es legendaria… cuando solo había dos en Israel, la de su padre y la propia, Jonatán con esa espada realizó una hazaña derrotando a los filisteos con su paje de armas. Cuando le dio su espada le dio uno de sus mayores orgullos. Le dio la espada con la cual él se recibió de héroe nacional. Eso es como haber recibido el sable curvo del General San Martín. Hay gente que se abraza a su gloria pasada y no es capaz de honrar lo nuevo, necesitamos gente que ponga su pasado en nuestra manos para darnos un futuro.

c.- Su arco. Símbolo de fuerza y poder. Jonatán empoderó a David. Recuerde que David esa mañana llegó con una honda y cinco piedras y ahora tenía manto real, espada legendaria y arco guerrero. Que difícil es encontrar gente que nos empodere… cuesta tanto soltar el queso. Reparta el poder, que cuanto más oportunidades le da a otros más crece su influencia. Quizás el mensaje es reciba promoción, promocionando a otros. Recomienda a alguien… hágale “anca” a otro….

d.- El talabarte. Es el cinturón donde se podían llevar las armas, le dio no solo las cosas, sino la manera de transportarlas. Es decir lo equipó y le dio el cómo portarlas. Cuanto necesitamos gente que nos ayude y que nos diga como hacerlo. Ningún ingrediente secreto, toda la receta para que te salga todo bien… así es la gente a buscar.

¿Cuál es la diferencia entre estás cosas que Jonatán diera  y las que le ofreció Saúl unas horas antes? Probablemente muy pocas, la mayor diferencia es que lo que Jonatán dio fue por amor, Saúl lo dio para honrar al futuro finado, no creía en David; pero Jonatán lo dio porque creía en David, en su unción y en su llamado.

¿Es difícil encontrar este tipo de gente? Si, no son comunes, pero existen. Yo tengo un par y me esfuerzo para serlo yo mismo con otros. Teja alianzas con personas de este tipo. Se que Saúl era el rey, pero a veces es mejor ser amigo del príncipe que de el rey, créame David lo atestigua. Hay mucha gente desesperada por tener el teléfono de Saúl, pero es mejor ser amigo de Jonatán.

En este tiempo de Establecimiento una de las claves es tener alianzas estratégicas, busque Jonatanes para entrar en pacto, son gente que le va a dar mucho más que un me gusta en Facebook.

Señor, quiero ser tan valioso para otros como Jonatán lo fue para David. Enséñame a ser amigo y a añadir valor intencionalmente a otros. Quiero ser alguien de bendición para los demás. Amén.

blog post

Día de reconexión 1541 – Fuera los parches

Uno de los elementos que más recuerdo de mi infancia son los parches. Cuando niño solía romper los pantalones en las rodillas y mi madre, me cocía unos parches de cuerina para que pudieran durar más el uso de los vaqueros. Ya adulto los parches no son una opción, si algo se rompe se descarta, no puedo andar por la vida con las rodillas remendadas!!! La decisión de hoy es: Fuera los parches!!!

La historia de Saúl en 1 Samuel 16 es tristísima. Tenemos a un hombre que ha experimentado la Presencia del Espíritu de Dios, que bajo esa Presencia ha visto como él fue mudado en otro hombre, per ahora está bajo la influencia de espíritus inmundos que lo atormentan. Sabemos, por lo que nos revela más adelante la Escritura, que estos espíritus lo inducen a los celos, al asesinato, a la conspiración, a la paranoia… Saúl llegó a un punto de querer matar a su propio hijo.

La situación es tan dramática que ya es un asunto de corte y la gente empieza a sugerirle maneras de traerle alivio. Y esto es lo que me hace ruido: en ningún momento Saúl buscó soluciones, sino paliativos para su tormento.

¿Cómo puede ser que no haya llamado al profeta Samuel? Lo buscó cuando era un don nadie para encontrar unas burras y ahora con un problema infinitamente mayor no lo busca. ¿Por qué no le pidió a David que lo ayudara a buscar a Dios? ¿Por qué no le pidió que siguiera tocando? Saúl era un hombre que solo buscaba un parche para seguir un poco más adelante.

1 Sa 16:23 Y cuando el espíritu malo de parte de Dios venía sobre Saúl, David tomaba el arpa y tocaba con su mano; y Saúl tenía alivio y estaba mejor, y el espíritu malo se apartaba de él.

Solemos hacer esto, buscar solo parches. Tenemos reuniones parches, alabanzas parches, pasajes bíblicos parches… Son soluciones temporales para problemas crónicos. Una de los aspectos de la palabra profética de este 2017 que más me impactó, es que Dios nos dijo que se acababan los problemas crónicos, que aquellos enemigos que de continuo nos atormentaban serían eliminados de nuestra vida. Aleluya!!!

Debemos profundizar la acción y buscar cambios de fondo, pedirle a Dios auxilio para mudar de conductas, para avanzar en consagración, para ahondar la entrega. No podemos ya soportar de tiempo en tiempo algunos enemigos, cosas, hábitos que nos retornan al principio. Cuando vivimos en esa dinámica es como el tiempos de los jueces, donde hay ciclos de opresión y libertad. La Biblia es clara:

Jn 8:36 Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres.

Dios está interesado no en traernos alivio, sino en traernos libertad. Dios, mediante David, le puso fin al asedio de cientos de años de los filisteos que después de su paso, desaparecen de la Biblia. Al ser David, un tipo, una figura de Cristo, lo que Jesús quiere hacer en nosotros es similar: Él quiere librarnos de las opresiones crónicas.

Hoy es un día, no para buscar alivio, sino liberación. Este es un año para ir al fondo y acabar con enemigos crónicos de nuestra vida. Debemos como David eliminar situaciones que nos han atormentado por años y pasar a un nuevo nivel.

¿Te animas? Yo estoy en eso.

Señor, no me dejes buscar parches, quiero que como solo tu sabes hacerlo me ayudes a acabar con las inconstancias e inconsistencias para avanzar. Y aquellos enemigos que de tanto en tanto me molestan dejen de ser. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1539 – Flores y Frutos.

Sal 92:12 Los buenos florecen como las palmas

y crecen como los cedros del Líbano.

 

La Biblia dice que Florecerás. En la Biblia la flor tiene que ver con Belleza y Bendición. Serás bendecido. Hay gente que le gusta creer que Dios no los bendecirá, leen la Biblia como algo que fue… Déjame decirte que el justo florecerá.

¿Soy justo?

  1. Eres justo porque Fuiste justificado por Cristo. “Justificados pues por la fe tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” Ro 5:1
  2. Eres justo porque vives por la fe. “El justo por la fe vive”.

Eres bendecido para fructificar. Sin embargo, considera que no existe fruto si no hay flor. Si cortas la flor, pierdes el fruto. Si no floreces, no das frutos. Cuando alguien se cierra a la bendición está limitando el fruto.

No es que corro tras la bendición, pero El me ha dicho que yo floreceré. Es más El dice que me irá bien. El Salmo 1 dice que todo lo que hago prosperará. No estoy inventando nada, solo estoy diciendo que yo soy bendecido. Cuando soy bendecido es como si floreciera y cuando florezco habilito la posibilidad del fruto. Después de todo un árbol se conoce por los frutos ¿o no? Yo estoy abierto a toda bendición para mi vida.

Además para fructificar hay que saber hacer morir la flor. Si embargo no estoy enamorado de la bendición, soy capaz de dar la bendición para producir frutos.

Un hermano ayer al salir de la reunión me contaba que Dios lo había bendecido con una maquina de corte de Poliestireno expandido de alta densidad… esa es su flor. Pero entonces, surgió la necesidad de la escenografía de este nuevo año y entonces entregó la bendición para dar un fruto. Antes de usarla para si, la empleó para el reino. ¿El resultado? La palabra profética allí colgada era el testimonio de su obra.

La gente sin fruto es porque no quiere soltar su bendición y avanzar al próximo nivel. La Bienaventuranza perdida dice: “Más bienaventurado es dar que recibir” (Hch 20:35) Hay un nivel mayor de ser bendecido y es traducir tu bendición en fruto. Por eso el verso siguiente dice:

14 Aun en su vejez, darán fruto;

El justo florece pero su bendición mayor es dar fruto.

La pregunta de hoy es no ¿cuantas flores tienes?, sino cuantos frutos has producido. Después de todo lo que Dios evaluará será si hemos fructificado o no.

Hay gente que se enorgullece con las flores que posee. Posee flor de familia, flor de empresa, flor de dones y Dios pregunta ¿Cuál es el fruto de tanta bendición?

Fil 3:7 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia (Flores), las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, (Fruto)

Hoy vengo a entregar mi bendición porque me interesa fructificar con mi vida para la Gloria de Dios.

Señor, te agradezco que tu me haces florecer. Pero hoy vengo a entregar todo para poder dar frutos que traigan honor a tu nombre. Amén.

blog post

Día de reconexión 1536 – Aprendiendo

Job 33:29 He aquí, Dios hace todo esto a menudo con los hombres, 30 para rescatar su alma de la fosa, para que sea iluminado con la luz de la vida.

Eliú está argumentando a Job que mucho de nuestros pesares tienen un fin ultimo y es que volvamos nuestra mirada hacia Dios. ¿Quién puede discutir esto? El salmista decía:

Sal 30:6 Y en mi prosperidad yo dije: Jamás seré conmovido.

Cuando todo va bien, cuando el trabajo es bueno, me pagan a tiempo, gano bien, entonces creemos que podemos deslindar nuestras vidas de Dios. Si alguien nos pregunta ponemos cara de religiosos y decimos: Yo soy un agradecido a Dios… pero en nuestro interior pensamos que tenemos un gran merito por lo que vivimos. Pero luego viene el despido, un jefe despiadado, un retroceso salarial y nuestro cuadro idílico es desecho y entonces nos acordamos de Dios. ¿Hubiera sido posible sin la prueba? Seguramente no. Aunque nunca me he alejado de los ámbitos de fe, he experimentado épocas en que pensé que dependía de mí y por su gracia siempre, a poquito de atarme con cadenas de independencia, fui confrontado con la prueba y volví sumiso a la libertad de estar esclavo a sus pies.

Esta fue la historia del pueblo de Israel según Jueces:

Jue 3:7 Y los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos del Señor, y olvidaron al Señor su Dios, y sirvieron a los baales y a las imágenes de Asera. 8Entonces se encendió la ira del Señor contra Israel, y los vendió en manos de … 9Cuando los hijos de Israel clamaron al Señor, el Señor levantó un libertador a los hijos de Israel para que los librara, a Otoniel, hijo de Cenaz, hermano menor de Caleb.

Recientemente hablaba con un hombre que conozco hace muchos años, sus mejores años de fidelidad han sido los años de dificultad… ahora le va bien pero cuestiona a Dios, a la iglesia, a los líderes… me pregunto: ¿le va bien? Pero se que vendrá el día en donde la burbuja se romperá y entonces volverá a la antigua fidelidad.

Dios se vale de las contingencias de la vida para atraer nuestros corazones a El. Se que este pensamiento disgusta pero aprendemos más rápido por el dolor… no debería ser así… pero lo es.

Mi única petición es no sufrir en vano. ¿Qué es lo que tengo que aprender en este tiempo? Estoy escribiendo esto con mi pierna en alto, por tercera vez en un poco más de un año estoy con un cuadro de erisipela… ¿casualidad? Jeremias dice:

Jer 3:31 Porque el Señor no desecha para siempre;

32Antes si aflige, también se compadece según la multitud de sus misericordias;

33Porque no aflige ni entristece voluntariamente a los hijos de los hombres.

Algún propósito hay detrás de esto… no sé cual… tal vez estar solo, como ahora, orando y buscando… no lo sé… solo sé que no estaría haciendo esto si estuviera sin esta infección. Alguno preguntará ¿y cuando es más grave? ¿es así también cuándo estamos hablando de duelo, de perdida? También… Dios está trabajando en nosotros… no nos revelemos contra mano del alfarero.

En este día te animo a ser enseñable, a ser moldeado, la noche pasará y despuntará el alba y seremos perfeccionados, afirmados, fortalecidos y establecidos. Amén.

1 Pe 5:10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 11A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

Señor, quiero aprender lo que tengas que enseñarme en este tiempo, se que estoy siendo adiestrado por tu Espíritu. Como diría aquella vieja canción: “Todo lo que pasa en mi vida aquí, Dios me lo prepara para bien de mí, en mis pruebas duras, Cristo es siempre fiel, por qué pues las dudas, yo descanso en El”. Amén.

blog post

Día de reconexión 1534 – Alerta

Cuando tenía 18 años fui al Servicio Militar Obligatorio. Uno de las labores que nos imponían era estar de guardia, allí nos ubicaban en puestos de vigilancia y debíamos estar atentos a quien se aproximaba, no podíamos dejar pasar a nadie que no supiera el santo y seña que había cada día. Eran horas de fatiga, por estar parados, solos en medio de la nada. El momento más difícil era la noche… durante el día el transito y el movimiento te distraía, podías ver si alguien se aproximaba a lo lejos y por tanto te daba independencia… pero a la noche no podías estar descuidado, había que estar velando. Recuerdo en una oportunidad que me había quedado dormido y me desperté cuando tenía al sub-oficial a unos metros del mangrullo… Por suerte me desperté gritando: Alto!!! ¿Quien vive?!!! Supongo que el Cabo Primero Centurión se dio cuenta que me había dormido, pero no dijo nada y me salve del calabozo.

1 Pe 5:8 Sed sobrios, y velad; (RV60)

1 Pe 5:8 ¡Estén alerta! (NTV)

1 Pe 5:8 Estén siempre atentos y listos para lo que venga, (TLA)

1 Pe 5:8 Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. (NVI)

Pedro dice que tengamos cuidado con dormirnos en nuestra guardia. Cada pasaje en las diferentes traducciones enfatiza la necesidad de estar alertas. Hay momentos donde es fácil estar prevenidos, pero hay momentos donde estar de guardia se hace particularmente difícil. Estos días finales de año, en las vacaciones, uno sin querer se relaja, se concede permisos, se vuelve autoindulgente, cede a la presión social y entonces cabecea.

No te duermas!!! Sigues de guardia!!!

Había un Sub oficial Principal que le gustaba agarrar a los colimbas de sorpresa y entonces se arrastraba cuerpo tierra y los sorprendía durmiendo, con el arma dentro de la guardia, con los borceguíes sacados o en cualquier falta. Le gustaba ponerle días de arresto a los milicos!!!

En nuestro caso el diablo, dice Pedro, anda dando vueltas, le gusta agarrarnos con la guardia baja, sin orar, sin leer la palabra, cediendo a algún vicio, aflojando en el servicio… la diferencia es que en vez de días de arresto el diablo nos “vacuna” con culpa, dolor, angustia y muchas veces con vergüenza.

Así que te propongo  que no te duermas, estate atento, practica el dominio propio, estate listo para lo que venga. Ejerce la fe, practica la bendición, aférrate a la santidad, ora con mayor intensidad, testifica con mayor ahínco… No dejes que el “coludo” te tome desprevenido.

Cuando estaba allí lo que me alentaba era saber que ya venía el día… me ponía a mirar para el lado de la isla y esperaba que despuntara los primeros rayos. No te olvides… ya viene el día… aguanta, resiste…

1 Co 10:13 Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir.

Señor, mantenme alerta, mantén mis ojos abiertos no permitas que un poco de debilidad me deje expuesto al que me merodea para traer vergüenza a tu Nombre. Amén.