Skip to Content

blog post

Dia de Reconexión 867 – Evangelio completo‏

Redentor este años cumple 70 años. Una labor pionera que empezará allá por la década del 30 y que fuera iniciada por jóvenes que caminaban desde Rosario a San Lorenzo para predicar. Siendo niño se me enseñó el valor de la predicación y hacíamos puerta a puerta invitando, repartiendo literatura… Estoy en una iglesia con conciencia de predicación. Dicho esto, quiero decir que aunque esta enseñanza es inapreciable no se nos enseñó lo que la predicación del evangelio involucraba en su totalidad…

 Mr 6:12 Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen. 13Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos, y los sanaban.

 En la Biblia es claro que Jesús predicaba, liberaba y sanaba. Todavía recuerdo la critica que oía en mi adolescencia cuando empezaban a aparecer pasacalles de alguna iglesia que ponía “Jesús sana y salva” y como esto ofuscaba a mis mayores creyendo que esto era una adulteración del mensaje. ¿Por qué primero sana? ¿Qué hay más grande que la salvación? Semejantes cuestionamientos nos hicieron olvidar durante mucho tiempo nuestra tremenda necesidad de revisar el alcance de nuestro mensaje.

En un sentido estricto Jesús no podía predicar un mensaje de salvación porque aún no había muerto en la cruz, así que lamento pincharle el globo a algunos que hablan cosas que no saben. Nunca se olvide el Nuevo Testamento no empieza en Mateo 1 sino en el monte Calvario.

Cuando Jesús envió a predicar a sus discípulos fue claro:

Luc 9:1 Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. 2 Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.

 Es mentira que la liberación y la sanidad eran cosas para otro tiempo, aún hoy Jesús sana, libera y salva (o si hay algún paisano bautista Salva, Sana y Libera). Necesitamos, sin perder lo aprendido, recorrer las calles sanando los enfermos… o no hacía esto Pedro. Necesitamos, además, liberar a los oprimidos o no hizo esto Pablo en Filipos. Hace más de 15 años que en Redentor caminamos las calles de nuestras ciudades con esta consigna. No limitamos nuestro obrar a los cultos, sino que nuestra gente pastorea la ciudad procurando predicar el evangelio completo.

Hoy es un día para permitir que nuestro evangelio sea sin adulteraciones, predicar el evangelio que predicaba Cristo, salvando, sanando y liberando.

 

Este es el Cristo que yo predico, y no me canso de predicar,

eI sana a los enfermos, echa fuera demonios y calma la tempestad

y yo le alabaré, y yo le alabaré, yo le alabaré diciendo ¡Gloria a Dios!//

 

Señor, Gracias por el evangelio de salvación, sanidad y liberación. Ayúdame a ser un creyente comprometido para predicar el evangelio completo a toda criatura en todo tiempo. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.
 
@cattaneodani
blog post

Día de Reconexión 866 – Conscientes del fluir.‏

Es difícil hablar del tema porque hoy en día hay corrientes heréticas que confunden al Espíritu Santo con una energía, con una fuerza activa. Cierta vez un hombre que estaba mezclado con la metafísica me hablaba de los efluvios que el veía en mí!!! Ayer caminando por Punta del Este había un cartel que publicitaba un examen de las chakras y auras con 20 páginas de informe a cada cliente!!! Así que quiero despejarle toda duda acerca de lo que creo. Creo que el Espíritu Santo es una persona, la tercera persona de la trinidad y que es completamente Dios, de igual manera que Dios Padre y Dios Hijo. Dicho esto, al leer del pasaje de esta mañana note que Jesús administraba el poder que obraba mediante el Espíritu Santo en él.

 

Y enseguida Jesús, dándose cuenta de que había salido poder de El, volviéndose entra la gente, dijo: ¿Quién ha tocado mi ropa? Mr 5:30

 

No sé si lo nota, allí está esa frase: “Dándose cuenta”. Alguien ha “tomado” una dación de poder y Jesús se “da cuenta”. El hombre de Dios sabe que alguien “se ha servido” una porción de poder.

¿Qué es lo que me llama la atención? La “contabilidad” que Jesús llevaba del poder que había en él.

Como hombre Jesús no se dio cuenta que había una mujer con necesidad en medio de esa multitud de seguidores, pero cuando ella lo tocó, él supo que había habido un contacto de sanidad con el poder del Espíritu Santo que lo llenaba. Repito y me desafía: El hombre de Dios sabe que alguien “se ha servido” una porción de poder.

Tengo en mi auto una computadora que me calcula cuantos kilómetros hago con el tanque lleno. Ayer llené el tanque y dejé la selección en esa función. Mientras paseaba no pude evitar mirar de vez en cuando el tablero y darme cuenta, no solo cuanto mi tanque se vaciaba, sino cuantos kilómetros me quedaban para hacer con el remanente. ¿Habrá alguna función así para Espíritu? Jesús administraba el poder que el Espíritu Santo había hecho reposar en él.

Soy un consciente que por la presencia del Espíritu Santo, habita en mí el mismo poder que habitó en Cristo, pero debo admitir que no tengo esa sensibilidad fina de Jesús, yo ministro, oro por las personas, ministro sanidad y veo el fluir de Dios en y a través de mi vida. Pero también debo decir que no me doy cuenta de lo que sale de mí, por ejemplo, cuando alguien aprieta mi mano al finalizar un culto… solo cuando las personas vuelven con el testimonio cobra para mí magnitud de lo que pasó. Lo que creí por fe lo veo expresado en milagros, en vidas cambiadas, en sanidades espectaculares… pero yo no contabilizo lo que sale de mí.

Es verdad que al terminar de predicar muchas veces me siento estrujado, pero si alguien me toca para recibir, no me doy cuenta de lo que doy. No estoy tan consciente de esa impartición. Pero está.

Pedro al pasar, con su sombra, sanaba. Pablo, con los pañuelos transpirados, sanaba… Lo que no sé es si ellos eran tan sensibles, como Jesús, del tráfico de poder que salía de ellos en esas acciones “extra cúlticas”.

Jesús supo, en medio de la opresión de cientos, que alguien lo había tocado y había recibido algo de él. Wuau!!!

Tenía un auto que el marcador de nafta siempre me marcaba medio tanque… así que era un tema de cálculo y de memoria saber cuando estaba a punto de quedarme sin combustible. Tenía siempre en mi baúl el embudo y un bidón…

Hoy es un día para avanzar  sobre esa sensibilidad de lo  que hay en mí. No solo sentir cuando recibo Su Plenitud, sino ser sensible a su impartición. Ser sensible aunque no vea nada de que alguien recibe lo que hay en mí. Administrar la unción que sobre mí reposa. Hoy cuando alguien se ponga en contacto conmigo, creyendo en Su poder, Dios lo hará de nuevo y ministrará al necesitado. Quiero ser sensible a eso.

 Señor, te doy gracias por enviar a mi vida la persona del Espíritu Santo. Hoy te pido no solo ser consciente de su Presencia, sino también del “trafico” de Su poder a través mío. Déjame ser sensible a la impartición, aún incidental que se produzca a través de mí. No quiero perderme nada de tu obrar en mí. Amén. 

 
Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.
 
@cattaneodani
blog post

Día de reconexión 865 – Viniendo

“Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo…” (Mr 5:2) “Y vino uno de los principales de la sinagoga” (Mr 5:22) “… cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, …” (Mr 5:27)

 

Tres historias, tres encuentros con Jesús y una sola palabra para reflexionar: Vino. Esta palabra procede del verbo venir y denota que alguien dejó su lugar para llegar al lugar donde alguien está. En este caso, el endemoniado, Jairo y la mujer de flujo de sangre, dejaron su posición para ir hacia Jesús.

Ninguno de los tres quería estar donde estaba, por eso vinieron. El gadareno estaba en los sepulcros, Jairo estaba en el lecho agonizante de su hija de doce años y la mujer del flujo de sangre estaba en un estado de enfermedad. La razón por la que venimos a Jesús siempre es que no estamos conforme con lo que estamos viviendo. El hijo menor no volvió en sí en la juerga o en la carrera de caballos, volvió en sí cuando cuidando cerdos deseaba comer la comida de ellos (¿?????) y nadie le daba. Sin embargo, el hecho de que hayan venido a Jesús, redime la razón por la cual lo hicieron, porque de última, la desesperación a esta gente, les movilizó hacia un cambio. ¿Habría podido el gadareno liberarse a sí mismo cuando nadie lo podía atar con cadenas? ¿Hubiera Jairo pagado el precio de una conversión pública siendo el principal de una sinagoga? ¿Qué más iba a intentar la mujer del flujo continuo si durante doce años había apostado a la medicina y le iba peor? Fue la desesperación la que los movilizó al cambio.

Cuando los tres vinieron, Jesús los recibió. Es asombroso, no importó si era un endemoniado, un padre angustiado o una mujer ceremonialmente impura, quien viene a Jesús es recibido.

 

“El que a mi viene no le echo fuera” (jn 6:37)

 

La única persona a la que Jesús no atendió fue a Herodes y es notable, porque Herodes hacía tiempo que quería conocer a Jesús pero no se animó a ir y como no vino, sino que Jesús fue llevado a él prisionero,  cuando se encontraron Jesús no lo atendió.

A través de los años he visto venir a Jesús a multitudes, no siempre esa gente halló lo que deseaba, pero Jesús siempre lo atendió. Muchos se fueron tristes, como el joven rico, porque no estuvieron dispuestos a caminar en la obediencia, pero siempre fueron recibidos.

Hay gente que ha venido de noche a Jesús, como Nicodemo, por temor a ser identificado con Él, pero al igual que aquel maestro de la ley, a medida que se encuentran con Jesús terminan haciéndose discípulos de Él.

Es verdad también, que el relato bíblico nos cuenta de gente que pareciera haber tropezado con Jesús, de casualidad, como Saulo de Tarso. Sin embargo, dicho evento no es exacto, ya que el mismo Jesús le recriminó al futuro apóstol: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” Sin darse cuenta Saulo que al perseguir a la iglesia en realidad estaba yendo “a por Él”, como dirían en España.

Fue el mismo Jesús el que siempre invitó a Venir a él, a seguirle, a dejar nuestros lugares y hacer nuestros, sus lugares. En esta mañana, vuelvo a ir a Él. Cada día que me levanto soy seducido a otras cosas, leer un libro, hojear el diario digital, quedarme un rato más en la cama. Ninguna cosa mala en sí, porque después de todo tengo derechos, debo descansar, ya no estoy tan joven, me duelen las articulaciones, etc… Sin embargo, no me gusta donde estoy. ¿Dónde estoy? En el ayer. Hoy necesito un encuentro fresco con Él, necesito ser cambiado por eso vengo a Él y lo maravilloso es que nunca me echa fuera.

 

Señor, que lindo es encontrarnos otra vez esta mañana. Que lindo es hablar con vos y que bueno es que siempre puedo venir a vos. Como el gadareno, como Jairo, como la mujer siempre hallaré la respuesta que necesito y a veces la que quiero. Gracias por tu cuidado de mí. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.
 
@cattaneodani
blog post

Día de Reconexión 864 – Lo que hay que contar‏

Al entrar él en la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le dejase estar con él. Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. (Mr 5:18-19)

 

¿Qué tengo que decir? ¿En qué seminario tengo que estudiar? ¿Y si me preguntan de escatología? ¿Cómo era el orden de libros bíblicos? Preguntas que seguramente yo tendría si Jesús me enviara con apenas unas horas de creyente a evangelizar una región del mundo.

Jesús mira al hombre liberado de demonios y le dice: “Cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti”.

Soy alguien que le encanta estudiar la Biblia y alguien que ama la instrucción superior… pero paremos la mano!!! Estamos gastando millones de balas en campos de entrenamiento donde los soldados nunca han puesto un pie en el campo de batalla!!!

Me gustaría pararme en la puerta del templo un día y preguntar uno por uno: ¿A cuántos les has hablado de Cristo en esta semana pasada? No si le has informado que eres creyente, no si los invitaste a la “iglesia”, sino: ¿a cuántos les has presentado a Jesús?

Tantas técnicas nos han hecho olvidar lo sencillo que es el asunto: “Cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti”.

·      Debo decir lo que Él ha hecho conmigo. En el caso del hombre de la historia, con leer Marcos 5,  bastaría. En el caso mío, era un muchachito que llegó a su adolescencia son un sentido de orfandad tremendo y Jesús me sacó de esa angustia y me liberó de una religión vacía. No tuve grandes eventos de pecado, pero los pecados de autosuficiencia y soberbia, son lo suficiente para hacer desgraciada la vida de cualquiera. Dios me cambió. Soy una persona completamente sana por su amor.

·      Debo decir cómo dio ha tenido misericordia conmigo. He caminado 35 años con el Señor. Si no fuera por su misericordia nunca estaría aquí. Las veces que he caído, las veces en que he permitido que la religiosidad me tomara. Durante 10 años le he dado la espalda a su llamado. Aún hoy, me apresuro a tomar decisiones sin consultarle y es el tirón de Su rienda, dulce, pero firme la que otra vez me pone en la senda del seguimiento. “Por su misericordia, dijo el profeta, no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias, grande es tu fidelidad”

 

Todo lo demás que sé, ayuda, pero es nada en comparación de esto… que es lo que importa.

¿Quién puede contar este mensaje? Todos los que hemos sido objeto del bien y la misericordia de Jesús. Es sencillo.

 

Orfilio siempre oraba a la mañana la oración del siervo de Abraham: “Concede hoy a tu siervo buen encuentro”. El pedía encontrarse con alguien para hablarle del amor de Dios.

 

Hoy te animo a que hagas tu propio análisis para contárselo a alguien y ser un proclamador de esperanza para otros.

 

Señor, que todos sepan lo que hiciste por mí. Agradezco tanto ese día en que te encontré y como has sido bueno conmigo. Gracias porque en mis errores y mis rebeliones nunca me desechaste, antes bien me rodeaste de tu misericordia y me has atraído con cuerdas de amor. Te amo.

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.
 
@cattaneodani

 

blog post

Día de Reconexión 863 – Vuélvete confrontable‏

Al entrar él en la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le dejase estar con él. Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. (Mr 5:18-19)

 

 

Este hombre quiere ir con Jesús. ¿Cómo no querer ir después de lo que Jesús le dio? Jesús hacía un día que había llegado a su vida y los demonios que le atormentaban se fueron drásticamente y este hombre por primera vez en años fue visto a los pies de Jesús: “sentado, vestido y en su juicio cabal”.

Por eso este hombre quiere subirse a la barca, pero Jesús no se lo permite. Sino que le da una encomienda que nos es común: Mientras Jesús no nos lleve con él debemos hablar de nuestra experiencia de fe con Dios.

Noto con inquietud como hemos dejado el evangelismo como estilo de vida.

·     Mi bisabuelo se paraba en los colectivos y daba unas porciones de la Biblia diciendo en su español-piamontés : Palabra de Dío!!!

·     Mi tío Julio, leía cada mañana el devocional del almanaque de “La buena semilla” y se  guardaba la hojita en el bolsillo de la camisa para dárselo a alguien en ese día.

·     Ramón se bajaba del colectivo cada vez que subía Orfilio. Porque  Orfilio donde lo veía le predicaba.  Hasta que Ramón se convirtió, y aunque que él ya partió con el Señor, su familia aún hoy están con nosotros en la iglesia.

Una iglesia militante, una iglesia con una encomienda.

 

“Vete a tu casa, a los tuyos y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y  como ha tenido misericordia de ti.”

 

Dios nos toma en nuestro deplorable estado, nos desendemonia, nos viste y nos sociabiliza y luego nos regresa para ser un factor de conmoción en nuestro mundo. La función primaria de la transformación no es “ponernos presentables” para ir al cielo sino “volvernos confrontables” con la misma sociedad en la que vivimos.

En estos días hemos asistidos azorados a como una veintena de nuestros hermanos al otro lado del mundo han sido muertos por miembros de una facción religiosa extremista. Al verlos arrodillados, pensé: ¿Cuántos de nosotros resistiríamos el traje anaranjado y seríamos mártires por nuestra fe?

La iglesia primitiva se volvió a los suyos y se dedicó a contar, por eso dijeron de ellos:

“Estos que trastorna el mundo entero también han venido acá” (Hch 17:6)

 

Una fe confrontativa, que hablaba de la Divinidad de Cristo, de la resurrección de los muertos, que sanaba enfermos, que liberaba endemoniados, que otorgaba perdón de pecados por la muerte de Cristo en una cruz como un criminal.  El que predicaba esto era alguien que no se acomodaba, sino que alteraba el adormecimiento religioso de la época.

Aquel día, el liberado de los demonios, entendió que Jesús le daba la misión que nosotros también tenemos y dice la escritura:

 

“Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuan grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban.” (Mr 5:20)

 

Hoy es un día para recordar lo que nos pasó y lo que se nos encomendó: “Id  y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” y hacerlo. Tan sencillo como eso.

 

Señor, quiero pedirte que me sigas apasionando para que toda criatura oiga de tu amor y de tu bondad para conmigo. No me permitas volverme “aceptable”, quiero ser “confrontable”. Que todos sepan que tu eres Dios y que hay perdón en tu sangre derramada en la cruz. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.
blog post

Día de reconexión 860 – Acusación infundada.‏

Maestro, ¿no te importa que perezcamos? Mr 4:38

 

Que acusación!!! Son palabras ofensivas que los discípulos dirigen a Jesús. Si, son los discípulos los que las dicen… ¿Cómo se animan a decir semejante cosa?

Cuando uno parte de una premisa equivocada arriba a una conclusión incorrecta. Veamos en donde está el error:

Se equivocaron ante quien estaban. Maestro, le dijeron. Jesús no era un rabí solamente, es el Hijo de Dios. Tanto conocimiento cultural de Jesús ha ocultado delante de quien estamos. Creo que los discípulos por haber vivido con Jesús, viéndolo comer, ir al baño, dormir, jugar al truco, etc… estaban algo confundidos… Que el comparta mi vida, no debe hacerme olvidar que Él es mi vida.

Se equivocaron en su declaración. Lucas nos dice que ellos decían: Maestro, Maestro, que perecemos. (Luc 8:24) La manera en que hablas de tu futuro no lo describe en primera instancia sino que lo moldea.

Se equivocaron en el corazón de Jesús. “¿No te importa?” – acusaron. ¿Cómo no le va a importar? Si cruzó la eternidad para que no perezcamos, si su corazón se conmovía por la gente que no tenía que comer. Dudamos porque ignoramos su corazón.

Se equivocaron en olvidar la orden. Pasemos al otro lado. Esa fue la orden y por lo tanto no hay duda que llegarían al otro lado. Sus palabras no tiene un acaso, sus palabras son Si y Amén.

Se equivocaron al juzgar la actividad de Jesús. Dice la palabra que Él estaba durmiendo. Pero porque Jesús estuviera durmiendo no significa que Dios Padre hubiera perdido el control sobre el propósito de la vida de su Hijo. Los mineros solían entrar con un pajarito en sus minas, si el pajarito en su jaula estaba tranquilo es que no había ningún gas letal en el ambiente. Si Jesús duerme, no estés inquieto, aún dormido Él tiene cuidado de nosotros.

El texto demuestra que, aunque Jesús esté en la barca, podemos no conocerlo. ¿En qué medida Jesús es extraño para mí? ¿Qué cosas yo no conozco de Él? ¿Qué familiaridad está ocultando Su divinidad?

“A fin de conocerle” dice Pablo en Filipenses.

“¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me conoces?” Le dice Jesús a Felipe.

 Hoy es un día para cuidarnos de acusaciones infundadas a Jesús. Recordar quién es Él, qué nos ha dicho, cómo siente, hablar lo que Él ha prometido e imitar su accionar. 

Señor, hoy quiero conocerte mas y mas. Perdóname si mis temores se vuelven mas reales que tu Presencia en mí. Ayúdame a no perder de vista ni tu Persona, ni tus palabras, ni tu corazón. Líbrame de palabras ofensivas al momento de orar. Ayúdame a hablar lo que tu has ordenado: Pasaremos al otro lado. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.
blog post

Día de Reconexión 859 – De Cero a Cien‏

Es como el grano de mostaza, el cual, cuando se siembra en la tierra, aunque es más pequeño que todas las semillas que hay en la tierra, sin embargo, cuando es sembrado, crece y llega a ser más grande que todas las hortalizas y echa grandes ramas, tanto que las aves del cielo pueden andar bajo su sombra. (Mr 4:31-32)

 

De 0 a 100 KM/H en 7,1 segundos. Así rezaba un cartilla técnica de un automóvil que vi ayer en exposición. ¿Cómo lo logra? El secreto está en el motor. Aunque sé que hay autos que lo hacen en menos tiempo, me impresiona que 1460 kilos (lo que pesa ese vehículo) puedan vencer la inercia y llegar a 100 kilómetros en 7 segundos. Para eso publica este dato el fabricante, para impresionar.

Jesús está haciendo lo mismo al hablar del reino… impresionar. Les está diciendo a sus discípulos que lo que Él predica (´Él predicaba del reino de Dios) aunque ahora lo vean insignificante, dentro de poco los dejará con la boca abierta. Pensemos: Un puñado de judíos: sin poder humano alguno, en un rincón olvidado del imperio Romano, sin utilizar la fuerza, sin tener medios de comunicación, en trescientos años pondrían de rodillas a la cultura dominante de su tiempo. ¿Cómo? Otra vez, como en el auto, el secreto estaba en el motor  del Reino. Jesús, hijo de su tiempo, usa para sus oyentes la imagen de la semilla. Hay un potencial en la simiente del reino que es tan poderosa que puede a partir de  modestos comienzos llegar en poco tiempo a crecimientos extraordinarios. 

Esta aceleración de 0 a 100 está allí, en nosotros.

 

·      Si piensas en tu vida espiritual allí está, el reino la afecta directamente.

·      Si piensas en tu vida académica allí está, el reino tiene que ver con ella.

·      Si piensas en tu vida económica allí está presente, al reino le compete también eso.

·      Si piensas en tu vida familiar allí está esa potencia, el reino trabaja también allí.

 

No importa el área de tu vida, la potencia del reino está allí, para llevarte de cero a 100 en pocos segundos. Alguno pensará que exagero, pero esta es la explicación que puedo darte ante muchas cosas que he vivido en lo personal y en lo ministerial… Es la potencia del reino. De lo mío conozco la cocina de las cosas y sé que si hemos llegado hasta aquí, no ha sido por merito humano. Hemos trabajado, pero ¿quién no lo ha hecho? El secreto es que hemos usado principios de Reino y el motor del Reino es potente, potente.

Dios no tiene problema con nuestros ceros… Él puede hacernos pasar de cero a cien en segundos.

Si a mi me dieran aquel auto, seguramente nunca constataría su aceleración de cero a cien, la experimentaría, quizás, al sobrepasar un auto, pero suelo pasear en vez de picar… aparte Patricia no me dejaría. Lo que estoy queriendo decir, es que así como nunca probaría ese parámetro en el vehículo, hay mucha gente que nunca comprueba la aceleración del reino, porque usa los principios del reino para pasear en vez de para correr en la vida.

 

Hoy es un día para examinar en que área estamos “paseando” en vez de estar “corriendo” la carrera de nuestra vida. En que área de nuestra existencia estamos usando métodos humanos, en vez de usar el potencial del reino, que nos llevaría de 0 a 100.

 

Señor, no permitas que estando en tu Reino me mueva a velocidad crucero. Déjame entender los principios tuyos para pasar de cero a cien. Tu Reino es impresionante y así debe serlo mi vida. Gracias por el motor que hay en mí. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.

 

blog post

Día de Reconexión 858 – Dando frutos.‏

El Señor me llamó a los 18 años para servirle. Inmediatamente recibí la palabra y me encargué de compartirlo con mi pastor Gustavo. Me acuerdo que  fui al templo a hablarle por teléfono, él era un seminarista en Buenos Aires y como no había muchos teléfonos en aquel tiempo todas las semanas los líderes nos comunicábamos para informarle la marcha de la iglesia. ¡Cuanta alegría, cuánto entusiasmo, pero… no fue hasta los 29 años cuando esa semilla dio fruto!

 Y estos son los que fueron sembrado en buena tierra: Los que oyen la palabra y la reciben y dan fruto a treinta, a sesenta y a ciento por uno. (Mr 4:20) 

¿Cómo es el proceso por el cual una semilla da fruto? Jesús dice: 

·     Oír la palabra. De todas los terrenos se nos dice que oyeron. Básicamente aún el corazón de piedra oye la palabra aunque le resbale. Pablo dice: “La fe viene por el oír y el oír por la palabra de Dios”.
 
·     Recibir la palabra. Aquí ya la tierra se abre para abrigar la semilla. Esto viene de un corazón quebrantado, que incorpora como propio algo que ha venido de la mano del sembrador. La recepción significa que ya no es logos, sino que ahora es rhema. Que lo que estaba ajeno a mí, ahora es parte de mí. El salmista lo dice así: “En mi corazón he guardado tus dichos para no pecar contra ti”. Este es un período peligroso, porque aunque no se rechazó, todavía tampoco dio fruto. Ezequiel hace un proceso para romper la dormición a las semillas de roble necesitadas de frío para germinar. La semilla no solo debe ser recibida sino tiene que ser detonada para que haya una explosión de vida.
 
·     Dar  fruto. Ahora es la semilla la que toma de uno y entonces ella se desarrolla en ti. La semilla para crecer toma del terreno su nutriente, la humedad, mete sus raíces y se aferra a la tierra para poder emerger. El poder de la semilla se sujeta a la tierra que lo recepcionó… los suelos pobres dan cosechas pobres, los suelos anegados suelen pudrir el grano, pero la buena tierra… esa da fruto al ciento por uno.
 

Pienso en esta mañana en cuantas cosas se oyen pero no se reciben, cuantas cosas las recibo pero al momento de la demanda “el grano se pudre bajo los terrones” como dice Joel 1:17. Y la frase de pesar de Dios “Todo el día extendí mi mano a un pueblo rebelde y que me lleva la contra”, evidencia que lo que se sembró no dio el rinde que se esperaba.Quizás alguien que está leyendo esto tiene, como yo en su tiempo, una semilla dormida bajo los terrones  y necesita romperle la dormición para que se detone la vida. Quizás alguien está dando una respuesta pobre a la exuberante crecimiento que la semilla propone, recuerde la semilla trae una “batería” que garantiza su inicio germinativo, pero luego es el suelo el que provee las condiciones para el crecimiento. Hoy es un día para mirar lo que Dios plantó en nosotros y hacerlo crecer, fructificar… en nosotros.

 

 Señor, que lindo es saber que soy tu sembradío. Recuerdo la emoción de saberme llamado, de pensarme “usable” por vos. Que no me acostumbre y por ello, retacee a tu inversión los recursos necesarios para dar frutos al ciento por uno. Que pueda devolverle a tanto amor, una cosecha de manos llenas para tu reino. Amén.  

 

 

 

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.

2015 – Año de Derramamiento.

Un Fuego Transformador viene a la Tierra.

blog post

Día de Reconexión 857 – Mirando nuestra espiga.‏

Y estos son los que fueron sembrado en buena tierra: Los que oyen la palabra y la reciben y dan fruto a treinta, a sesenta y a ciento por uno. (Mr 4:20)

 

Cada vez estoy más convencido que lo que determina una vida es lo que queda de ella después de su paso por esta tierra. El eje de la parábola del sembrador es el fruto.

“Y dan fruto”

 

Las aves que arrebatan la semilla junto al camino es para que no dé fruto. Tenía un compañero de trabajo que un día al lavar (evento muy esporádico de parte de él) su Citroen 3CV y retirar la cubierta de auxilio encontró pequeñas plantitas de trigo allí, en el baúl de su auto!!! La semilla crece en casi cualquier lado… lo que se busca es que de fruto.

Lo mismo pasa con los pedregales y el sol, lo mismo pasa con los lujuriosos espinos, todos buscan que la semilla se vuelva infructuosa.

El impacto de una vida no se mide por su dinero, no se mide por su duración, no se mide por cuanto logró sacar del terreno sino cuanto dejó a los que vinieron detrás,  se mide por su influencia en el mañana de los demás.

Hagamos un paseo en el mañana… ¿Qué se dirá de nosotros? Cuando tu familia se siente a la mesa ¿Cómo te recordaran tus hijos? ¿Qué opinaran de ti tus nietos? ¿Y tus hermanos de la iglesia? Porque los hermanos tienen memoria!!! Invariablemente recuerdo a mi mamá, o a Ricardo, o a Orfilio, o a David… todas semillas que dejaron fruto y cuando anda escaseando el servicio o la disposición o el evangelismo o la adoración… yo me acuerdo de la siembra de sus vidas y me invade la nostalgia.

Todo lo que nos está pasando está determinado para detener nuestra fructificación y todo lo que Dios está mandando para nuestra bendición es para que llevemos más fruto.

La bendición no tiene por objetivo que el grano esté gordo sino abonarlo para que dé más fruto. A veces me tocó recibir trigo que tenía granos vanos… la espiga formada pero sin el fruto desarrollado, con granos chuzos y llenos de aire… 

 

“De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo, pero si muere lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá y el que aborrece su vida en este mundo para vida eterna la guardará. “ Jn 12:23-25

 

¿Cómo esta bendición viene a abonar una mejor cosecha? ¿Cómo este auto viene a servir mejor al reino? ¿Cómo esta facilidad horaria servirá a la predicación del evangelio? Porque se trata del fruto…

 

Hoy es un día para evaluar que legado estamos dejando… no importa la edad que tenes, nadie sabe cuando va a venir la siega… lo importante es que nos encuentre con frutos para su gloria. Así que miremos nuestras espigas y veamos si están llenas o solo tienen granos vanos. 

 

Señor, al ver la bendición que has depositado a mi alrededor entiendo que aún no he dado todo el fruto que semejante inversión justifica. Ayúdame a dar más y más fruto para tus propósitos, porque al final de eso se trata… de que lleve frutos. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.

 

blog post

Día de Reconexión 856 – Cerquita‏

Cuando estuvo solo, los que estaban cerca de él con los doce le preguntaron sobre la parábola. (Mr 4:11)
 
No conocemos sus nombres pero eran “Los que estaban cerca de él”. No son los doce, son gente que está con los doce junto a Jesús. No tienen el nombramiento de apóstoles por ahora, pero son “Los que están cerca de él”.
Que tremendo privilegio… soy alguien que está cerca de él.
 
Tan cerca que:

·     Le puedo preguntar. “le preguntaron sobre la parábola”. Que maravilloso que puedo ir a Dios con mis preguntas. Esta mañana estoy sentado con un par de ellas en mi corazón y que bueno que puedo decirlas… Y el las puede oír. He visto esos cartelitos en algunos negocios: “Su pregunta no incomoda”. A veces es mentira, pero en el caso de Jesús… que bueno que pueda ir a él y preguntarle desde mi corazón… ¿Cómo es esto Señor? No lo entiendo.

 

·     Le puedo oír. “Y les dijo” (vs 11) No solo me oye sino que me contesta. Dios es un Dios que habla. Aunque para algunos esto sea verdad de peregrullo, para otros es una revelación monumental. Están acostumbrados a hablar y no escuchar una respuesta. Como diría aquella vieja versión de la Biblia: “Dios habla hoy”. Hace más de 30 años siendo adolescente hicimos un recital de rock cristiano cuando no había nada y en nuestro primer recital el cartel decía: “Dios te habla en tu propio idioma”. Empapelamos la ciudad con ese cartel e hicimos una propaganda secuencial. Han pasado tantos años pero Dios sigue hablándome en mi propio idioma. Cada mañana, hoy, ahora… El está aquí.

A menudo alguien me dice: Yo no puedo oír a Dios ¿por qué? Mi respuesta es una pregunta: ¿Cuan cerca estás de Él? Se oye no solo con el oído, sino con el corazón y hay gente que es más sorda que mi abuelo Sebastián en su corazón.

 

·     Se me da a saber el misterio del reino de Dios. “A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios.” Jesús me comparte cosas que a los demás les está velado. ¿Por qué no lo pueden oír? Porque no están cerca de Jesús. ¿De que puede hablarnos de Dios? Básicamente de todo, pero Dios me ha hablado de mi vida, de mi familia, de mi iglesia, de mi país, del avance del evangelio, del futuro. Dios me ha hablado de desconocidos y sus necesidades… Dios habla de los misterios del reino de Dios… está mañana me despertó con una idea para un problema social. Yo lo escucho y escribo… Lamentablemente la gente tiene miedo que lo tilden de loco si dice que habla con Dios y que Él le “da a saber” cosas.

 
Hoy es un día para acercarse a Él. Dios habla bajito, solo lo escuchan los que están cerca de Él.

 

Señor déjame estar tan cerca que te pueda preguntar, oír y así recibir revelación. No permitas que viendo, no vea y que oyendo, no entienda. Gracias por tu amistad, Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Década de Expansión Ilimitada.
2015 – Año de Derramamiento.
Un Fuego Transformador viene a la Tierra.