Skip to Content

blog post

Día de reconexion 1590 – Sopapos

“Para evitar que me volviera presumido por estas sublimes revelaciones, una espina me fue clavada en el cuerpo, es decir, un mensajero de Satanás, para que me atormentara.” 2 Corintios 12:7 NVI

Pablo es sumamente gráfico, dice tener un empleado del diablo que a veces viene y le pega una bofetada para que no se la crea. Me animo a poner alguna de esas cachetadas que los siervos de Dios sufrimos y que Pablo desgrana en sus cartas.

  • Dos lideres maravillosas, de alto rango que se pelan entre si, siempre. Evodia y Sintique.
  • Un miembro De la Iglesia de Corinto que se acuesta con su madrastra.
  • Gente que había ganado para Cristo que ahora preferían el liderazgo arribista de “vivos” que edificaban en fundamento ajeno.

En el contexto inmediato de este pasaje… una enfermedad física para la cual el apóstol ha pedido sanidad y ha sido obviado por el poder De Dios. Justamente el, al que la Biblia describe diciendo: “hacia Dios milagros extraordinarios por la mano de Pablo”.
Cachetadas que Dios permite que el diablo nos propine y que humillan nuestra carne. En estos días he recibido algún soplamocos y Dios me mantiene humilde.
Al estar inmerso en una magnifico tiempo espiritual, viendo el mover de Dios y el alcance del reino expandirse algunas cosas me devuelven al piso y me mantienen cuerdo.
¿Por que Dios permitiría tal cosa? Porque Dios da gracia al humilde y resiste al soberbio. Dios quiere mantenerme humilde, no queriendo que me enaltezca en sobremanera, que crea que no necesito buscarle, que piense que ya he alcanzado todo… cuando eso se está por esbozar, pafate!!! Un sopapo sonoro y otra vez mi certeza que lo sigo necesitando más que a nada.

“pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad». Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo.” 2 Corintios 12:9

Dios le contesta al sopapeado Apostol… “comete el bollo, mi poder se muestra mejor con tu carne machacada”. Dios no pega los sopapos pero los permite para que la gracia se manifieste en nuestras vidas.
En estos días, hoy es un día de esos, para caminar con una actitud humilde sabiendo que eso hará que su poder se demuestre poderoso sobre nuestras vidas.

SEñor gracias por no permitir que me crea mejor que nadie, me duele el sopapo quisiera que no ocurriera pero si esto me mostrara más cabalmente tu poder en mi vida, lo acepto sin chistar. Amen.

blog post

Día de reconexion 1589 – Click

He llegado a casa!!! Después de estar unos días afuera anoche dormí en mi colchón. Llegamos y nos estaba esperando toda la familia con un asado y aunque he probado ricas comidas en estos días, nada se compara a la mesa familiar. Esta mañana nos sentamos con Patry en la galería y otra vez, nada como tomar mate en casa. La casa es un lugar donde uno se encuentra cómodo, donde las personas, los olores, lugares y cosas son tuyas y vos sos parte de ellos. Hoy veré a la iglesia y será la misma sensación… estoy en casa.

“Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.” ‭‭S. Lucas‬ ‭15:22-24‬ ‭RVR1960‬

¿Que habrá sentido el pródigo cuando llegó a su casa? ¿Y cuando volvió a acostarse en su cama “después de muchos días? ¿Y cuando se levanto? ¿Habrá sentido ese click interno que siente una pieza cuando esta en su lugar? Yo creo que si. Marcos Vidal tiene una canción de la oveja perdida que dice: “He despertado en el redil, no se como… entre algodones y cuidados del pastor… y antes de poder hablar de mi pasado me atraviesa su mirada y su voz…”
Es esa sensación la que experimentas cuando estás en tu lugar. A mí me pasa eso cuando predico… no se si lo hago bien… pero siento que estoy en mi lugar. Eso siento cuando me congregó en mi iglesia… ¿tienes esa sensación?
Me pasa lo mismo cuando abrazo a Patry o cuando tengo a mis hijos sentados alrededor de la mesa… yo siento un click o cuando hago este devocional… click.
De niño jugaba al Rasti y ese sonido de encastre era adictivo: Click,Click, Click!!!
Si no sientes eso, el “Click”, estarás dependiendo de la aprobación de otros, deseando la comida de los cerdos o dilapidando tus enormes recursos viviendo perdidamente, aún cuando no te hayas movido ni a la esquina…
Esto que siento en Redentor, me pasa en otras congregaciones donde me siento “en casa”, me pasa con gente a la que siento “familia”… es curioso como ese “click” interno me ubica en donde estoy y que debo hacer.
Hablaba con un líder en estos días y notaba en sus palabras que había hecho “Click”.
Hoy me siento tan bendecido… se que hay dos millones de problemas esperándome…. pero estoy en casa. Tengo que predicar esta noche… pero estoy en casa. Hace un calor abrumador… estoy en casa!!!
Si sientes lo mismo que yo, agradece… no es muy común lo que sentimos… y si hay un área donde te sentís desubicado “como morcilla en ensalada de fruta”… te animo a que busques tu lugar o que vuelvas al lugar de donde saliste equivocadamente. El pródigo lo hizo y sintió un click.

Gracias Señor por mi casa, mi familia, mi iglesia, mi ministerio… son tuyos pero de alguna manera tú los hiciste “míos” para que yo con ellos sienta mi plenitud. Te bendigo, Amen.

blog post

Día de reconexion 1584 – Comiendo Bien.

Debido a los análisis clínicos he estado cambiando lo que ingiero en mi alimentación. He dejado las pizzas, la mayonesa, he abandonado las tartas, evitó condimentar excesivamente… mi dieta es buscar lo saludable. No es que aquello no me guste, solo que no me hace bien y he decidido comer saludable. Así que he incorporado cosas que no me desagradan, pero simplemente no formaban parte de mi dieta… cada mañana como una fruta, consumo más pescado y tomo más agua… quizas  algunos dirán: “Esto es normal”, en mi caso es intencional… me estoy cuidado, eligiendo bien.

“Así que les digo: Vivan por el Espíritu, y no seguirán los deseos de la naturaleza pecaminosa. Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren.” Gálatas‬ ‭5:16-17‬ ‭NVI‬

El Apostol le dice a los hermanos de Galacia que dentro de cada creyente hay dos fuerzas antagónicas por un lado está nuestra vieja naturaleza sujeta al pecado y por el otro está la nueva naturaleza sujeta al Espíritu. El consejo es: obedezcan al Espíritu. ¿Cuál es el problema? Qué casi de manera refleja solemos responder de acuerdo a nuestra vieja naturaleza. Déjeme darle un ejemplo: Cuando alguien actúa de manera desconsiderada me suelo enojar, esa es mi respuesta y a veces doy contestaciones desproporcionadas. No soy vulgar, pero siempre tengo una respuesta a flor de labios que te parte al medio. Esa es mi naturaleza… la elección que me plantea el Espíritu es que responda con firmeza pero con amor a las agresiones y eso implica todo un proceso en mi. Lo primero es un reflejo, como un rayo, sale un latigazo de mi boca. Lo segundo es un proceso donde debo en una fracción de segundo leer el ambiente espiritual y debo ceder el control del Espíritu en la situación. Lamentablemente, no siempre tengo éxito….
Sin embargo, sigo intentando. Cada día tengo una lucha y victorias y derrotas pero estoy convencido que estoy mejorando. Se que me falta mucho, pero estoy eligiendo de manera consciente obedecer al Espíritu.
Pablo en una magistral confesión íntima, nos deja ver una fotografía de esa lucha interna:

“Yo sé que en mí, es decir, en mi naturaleza pecaminosa, nada bueno habita. Aunque deseo hacer lo bueno, no soy capaz de hacerlo. De hecho, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Y si hago lo que no quiero, ya no soy yo quien lo hace sino el pecado que habita en mí.” Romanos‬ ‭7:18-20‬ ‭NVI‬‬

Resulta importante para vivir de acuerdo al Espíritu negarle a la naturaleza pecadora aquellas cosas que le fortalecen. A mi me ayuda enormemente estar cada mañana orando, leer la Biblia, huir de la compañía de iracundos, cultivar pensamientos de bendición, desarrollar procesos que me ayuden a soportar la afrenta… en fin, es todo un trabajo!!! Pero lo importante es qué hay una libertad que se experimenta, una vida diferente que se alcanza cuando seguimos al Espíritu que trae a nuestra vida paz.
Hoy me levanto a aportar intencionalmente a mi vida cosas que la bendigan, orare, leeré la palabra, escucharé a gente de fe, reprenderé todo pensamiento negativo, me esforzaré en adorar y cerraré mi corazón a la queja y lo impuro. Estaré atento al Espíritu Santo que dentro mío le habla a mi espíritu y seré dócil a su guía. Y cuando la vieja naturaleza quiera levantarse espero elegir ser agradable a Dios por encima de agradarme a mi mismo. Hoy comeré bien. Amén.

blog post

Día de reconexion 1583 – Bebiendo del río.

“Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.” Jeremías‬ ‭17:8‬ ‭RVR1960‬‬

La figura de un árbol para representar al creyente es altamente significativa en una tierra como la de Palestina donde el clima y el suelo es tan desértico. Con un sol inclemente, un suelo rocoso y un régimen de lluvias magro, los árboles son un desafío en un paisaje lleno de matorrales y pastos duros. Pero allí, donde aparece un árbol, uno puede estar seguro que ese ejemplar ha descubierto algo para levantarse en medio de lo agreste, como un guerrero poderoso. Por eso, el profeta Jeremías, seguramente inspirado en lo que cantara el rey David en el salmo 1, usa nuevamente la figura y dice: Serás tan bendecido como un árbol plantado al lado de un río.
La imagen es poderosa, no tendrás necesidad de abrirte pasó buscando una gota de agua en alguna corriente subterránea, tendrás un fluir continuo que hará que tu hoja sea verde y tu fruto constante.

Jesus dijo:

“mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.” S.Juan‬ ‭4:14‬ ‭RVR1960‬‬

Así que, descubrir a Jesús como mi salvador hace que tenga dentro mío asegurada, una corriente de agua y si eso es así, tengo asegurado el follaje y el fruto para mi vida. No dependo de las circunstancias externas, aunque ellas puedan afectarme no me determinan (¿existiré o no?), ni me definen (¿estaré verde o mustio? ¿Seré fructífero o no?). Soy un árbol plantado junto a corrientes de aguas. Puedo dar fruto, aunque nadie lo de!!! Puedo estar verde aunque todos estén mustios!!! No dependo de hombre, ni dependo de circunstancias… soy un árbol bendecido!!!

¿Te das cuenta cuánto poder le damos a lo que nos rodea cuando no bebemos a diario de Él? ¿Te das cuenta cómo te expones cuando no oras, cuando no lees la Biblia, cuando no andas en santidad, cuando no te congregas? Nada podría hacer el enemigo de tu alma si tú no te expusieras. Cuando Jesús era llevado a la cruz, golpeado, lacerado, insultado y mancillado, él se miró y se definió… ¿Qué figura usó? Árbol verde!!! (Luc 23:31) Aún en el peor momento el diablo no pudo lograr, (mi pecado no pudo lograr, el odio de la humanidad no pudo lograr), que Jesús perdiera su follaje, ni que dejara de dar fruto!!!

Hoy me levanté para beber de tu río, Señor. Apenas abrí los ojos vino esto a mi mente: “será como árbol plantado junto a corrientes de aguas”.
Vengo a beber perspectiva, para mirar los asuntos como tú lo ves e interesarme de acuerdo al orden de tus prioridades. Vengo a beber pasión, para apasionarme por lo tuyo. Vengo a beber paz, para  mantenerme en medio de la tormenta. Vengo a beber fortaleza para dar frutos en medio de la adversidad. Vengo a beber amor para poder dárselo a aquel que está herido.
Hoy es un día para extender a Él nuestras raíces y saciarnos. Amén.

blog post

Día de reconexion 1577 – Descárguese en la nube.

Hace tiempo que estoy teniendo problemas con mi teléfono. No tengo mucho espacio de almacenamiento y debo constantemente ir borrando fotos porque está saturada su capacidad. Hoy estaba sacando una foto y una vez más apareció la leyenda: “Sin espacio de almacenamiento, no puede sacar más fotos”. Le pedí al pastor Touzet que estaba conmigo que me sacara la foto y luego me la pasara y entonces me dijo: “¿Por qué no lo descargas en la nube?” Mi cara debe haber respondido por mi, porque me dijo: “Ahora me das tu teléfono y te descargo todas las fotos que tenes y listo.”
Más de 1400 fotos, 140 videos y cerca de 15000 correos!!! Todo eso hacía que mi teléfono estuviera lento, siempre obstruido, no había lugar para nada porque estaba abarrotado.

Filipenses 4:6 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Es increíble la acumulación de afanes y ansiedades que hay en nuestro corazón. Vivimos vidas agobiadas por la preocupación y la ansiedad. Ya en su tiempo Jesús le preguntaba a sus contemporáneos: ¿Por qué están preocupados por el comer y el vestir? Siempre que hablo de esto me acuerdo de Rubén Dario en su poema “Lo fatal” cuando dice: ” No hay dolor más grande que el dolor de estar vivo, ni mayor pesadumbre que la vida consciente”. Pareciera que la vida del hombre, al decir del poeta, es un peso insoportable. Pero ¿y si Diego tuviera razón? ¿Y si la solución para el teléfono fuera también para la vida?
Tal vez si pudiéramos conectarnos con “la nube” (el cielo) experimentaríamos alivio y se irían de nuestras vidas aquellos archivos inútiles que hacen tan asfixiante todo. Miren lo que dijo Jesús:

Mateo 11:28 “Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar”.

Ir a Jesus es la conexión que necesitamos para descargar aquellas cosas que nos agobian. La acción de confianza en Él es recompensada con descanso. No hay dudas en Jesús, si le traes a Él tus problemas, Él te da su descanso.
Hay fotos de mi esposa y mías que no pude sacar porque estaba atorado con fotos del pasado!!! Cuanta gente está atorada por situaciones viejas y no puede disfrutar lo nuevo, la familia, la bendición presente… Conéctate a “la nube”! Pablo insiste en nuestro pasaje de cabecera: “Por nada estén preocupados” y cuando la Biblia dice: “nada”, es “nada”… ni por una enfermedad, ni por un desengaño, ni por una deuda, ni por una amenaza… Nada es nada. Cuando algo de esto quiera atorarte solamente arrodíllate y descarga en la nube tu carga y levántate fresco como una lechuga.

En la reciente película protagonizada por Tom Hanks “Puente de espías”, Mark Rylance encarna a un espía ruso que siempre que su abogado (Hanks) le pregunta porque no se preocupa, él le responde con una pregunta: “¿Serviría de algo?”
No sirve de nada preocuparse… descarguemos nuestro afán en oración, trabaje con una capacidad plena!!!

Señor, quisiera que al orar en este día pueda confiar en que tienes cuidado de mí y dejar todas mis cargas a tus pies. Hoy viviré descansado en tu amor. Amén.

blog post

Día de reconexion 1576 – La prueba es otra cosa.

“Estoy pasando una prueba”, esta es una frase que solemos usar los creyentes para describir esas situaciones interesantes que nos ocurren… ¿Pero es así?

“Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.” 1 Pedro 4:15-16 RVR1960

Estoy pasando una prueba económica dice el creyente que gana 100 pero gasta por 200!!! ¿No será más bien que no se sabe administrar y que lo que padece lo hace por su negligencia?

Estoy pasando una prueba en mi matrimonio dice el esposo que ha sido infiel, la prueba la está pasando la esposa, él solo está cosechando el resultado de sus acciones incorrectas.

Pedro desea que ninguno de sus lectores padezca consecuencia de acciones incorrectas, si padecen, que sea por ser de Cristo. La prueba viene para formar tu carácter no a consecuencia de tu falta de carácter. Jesús dijo que “era imposible que no vinieran los tropiezos en la vida”, pero no podemos esperar no tropezar si no levantamos los pies o no prestamos atención por donde caminamos.

La prueba cuando es por mi condición de Cristiano es un orgullo que honra nuestra vida.

“Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre.” Hechos 5:41 RVR1960

Debemos vivir de tal manera que tengamos la certeza que lo complicado que venga sea debido a lo que creo y no debido a mi incredulidad, indisciplina o vagancia. Jesús sufrió el desierto pero fue llevado allí por el Espíritu Santo, hay desiertos a los que somos llevados por prestarle atención al diablo. ¿Qué pasa cuando esto ocurre? Cuando lo que se padece es a consecuencia de nuestro error, el consejo es: Clame por misericordia y aprenda de la situación… Resuelva tomar decisiones sabias y de acuerdo a la Palabra. Déjese de victimizar, ruegue sacarla barata y asuma una actitud de arrepentimiento.

Hoy es un día de profundo análisis, especialmente si estamos atravesando una “prueba”, ¿realmente lo es? Determinar esto ayudará a soportarla o hacer los ajustes de vida que nos ayudarán a salir de la estrechez en los que mi necedad me metió.

Señor, ayúdame a evaluar si estos padecimientos son como consecuencia de ser Cristiano o porque tengo deficiencias en serlo… no permitas que consienta en mí algo que el Espíritu no admite. Amen.

blog post

Día de reconexion 1575 – Quiero oír tu melodía.

Anoche estuve escuchando un concierto de música clásica de una orquesta de siete integrantes (tres violines, un bajo, un contrabajo, un piano y un clarinete). El Espíritu Santo me habló al espíritu mientras escuchaba a Mozart, Beethoven, Strauss y Mozart que solo son siete notas. ¿Las conoce? Do, re, mi, fa, Sol, la, si.
Millones de melodías salidas de la combinación de estos sietes sonidos!!!

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.”
1 Pedro 4:10 RVR1960

Hay un mover particular del Espíritu Santo dentro tuyo, una melodía única que solo puede salir cuando te niegas a querer sonar como suena otro. Hay millones de personas que se resignan a plagiar a otros… viven emitiendo el sonido y las notas que otros emiten y creen que han nacido para ser émulos de otros. Me sorprende como muchos creemos que esto es ser usado por Dios… Dios es multiforme… cuando eres un principiante necesitas saber lo que otros grandes maestros han tocado, pero Dios quiere sacar de ti una melodía única.
No necesitas ser mejor que nadie, solo tiene que dejar que Dios combine de manera particular las mismas notas que hacen del otro alguien único. ¿Cuáles son esas notas? Tus dones. Esas son las notas, los regalos que el Espíritu Santo ha puesto en ti. A eso se le suma tu carácter, tu experiencia con el Espíritu Santo, tu iglesia, tu tiempo… todo eso te fue dado para sonar de una manera particular. Y luego de todo eso: el milagro. ¿Cuál es el milagro? Que tu melodía particular junto a la de tu hermano suene tan armonioso que forme una sinfonía donde El Hijo del Hombre sea levantado sobre la tierra. ¿Te imaginas? Tu melodía única, más la melodía de tu hermano, más la melodía mía que quizás voy a una iglesia diferente cuando suena al unísono conforma algo tan maravilloso que da muestra que no hay nadie como Jesús.
Mi mamá era una servidora, Orfilio era un evangelista, Doña Lola era alguien que oraba… yo de todos ellos aprendí pero llegó un momento que tuve que aprender a sonar en mi melodía. ¿Es mejor? No es lo que importa, es única… es mía, es conforme a la multiforme gracia.
Me duele y me confunde cuando alguien quiere destacar y opacar a otros. Hoy, deja que suene tu melodía única y suene como Dios la ha soñado. Regálame tus acordes, sorprende al mundo con lo maravilloso qué hay en ti.

“Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.” 1 Pedro 4:11 RVR1960

Señor, quiero tocar para ti de la manera particular la melodía, la partitura que el Espíritu Santo ha escrito para mi. Ayúdame hoy a sonar de esa manera. Amen.

blog post

Día de reconexion 1574

Ayer estaba en la terminal a punto de viajar en bus y de pronto en medio de la conversación me acordé que me había olvidado todos los pasaportes!!! Me levanté como un soldado y salí a buscarlos… solo faltaba media hora para partir. Corrí a la parada de taxis y estaban los autos pero los choferes estaban solo Dios sabe dónde. Así que me fui corriendo al metro y lo tomé… que sensación de estar parado mientras el vagón avanzaba!!  Hubiera ido corriendo a la par del subte para apurarlo!!! Finalmente llegué al hotel y le dije al empleado que me había olvidado los documentos en un inglés muy elegante y luego le pedí (en ese idioma o algo así) que me llamara un taxi. Subí, fui a la habitación, abrí la caja de seguridad, tomé los pasaportes, bajé, tome el taxi, y llegué tres minutos antes que saliera le bus!!!

Sentado en el colectivo meditaba que no se puede seguir adelante cuando se ha dejado atrás cosas importantes… hay que volver por lo importante… sino podemos arruinar nuestro viaje.

“Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.” Apocalipsis 2:4-5 RVR1960

El Señor Jesús le dice a la iglesia de Éfeso: “no sigas adelante sin volver por lo importante”. ¿Qué era lo importante que los efesios habían dejado atrás? El primer amor. Su relación con Dios se había vuelto mecánica, rutinaria… Las luchas diarias le habían puesto el énfasis en el esfuerzo, en la fibra más que en la poesía y la pasión inicial se había difuminado….No dice que no amaran a Dios sino que el amor había perdido brillo. Cuando conocieron a Cristo testificaban con un entusiasmo y ahora seguían testificando aunque era solo recitar un credo. Cuando conocieron a Jesús ofrendaban pero ahora ponian dinero. Cuando conocieron a Jesús oraban pero ahora repetían frases prolijas que sabían de memoria. De pronto la abulia había invadido la relación con Dios y el Señor les advierte: arrepiéntanse … hay algo más importante que avanzar y es no dejar atrás la pasión por mi Persona. Vuelvan al primer amor!!!

¿Has dejado atrás algo importante? Vuelve por ese primer amor!!! ¿Cómo? He aprendido que soy el único responsable de gestionarlo y que la pérdida supone que otras cosas se han vuelto más relevantes para nosotros. Volver por el primer amor supone enfocarme nuevamente en adorarlo, estar infinitamente agradecido porque fui salvado de la muerte, valorar que me ha dado una familia: la iglesia, apreciar la persona del Espíritu Santo viviendo en mi, agradecer la oportunidad de poder servirlo con mis recursos y saberme parte del proyecto de redención de la humanidad mediante la predicación.

¿Te has olvidado algo importante? No sigas más adelante!!! Deja hoy lo que estás haciendo y vuelve corriendo a lo que dejaste atrás y que Dios no quiere que pierdas.

Hoy es un día para arrodillarnos otra vez, para cantar alabanzas desafinando, para compartir del amor de Dios, para dar para el reino, volvamos por aquello que la lucha nos ha hecho olvidar… porque aunque el enemigo no pudo vencernos haciéndonos caer, si avanzamos sin el primer amor habrá conseguido, que lo que hagamos de aquí en adelante para Dios, sea sin pasión.

Que no se apague el fuego que hay en mi corazón, que no se apague el fuego que siga ardiendo más y más. Dame gozo Señor, dame paz y tu amor que yo voy a morar más allá del sol. (Corito de mi niñez)

Señor, que no se apague el fuego de mi amor por vos, hoy vengo una vez más a buscar lo importante… no dejo atrás la pasión… la avivo coma la guía del Espíritu Santo. Amén.

blog post

Día de reconexion 1571 – El hoy es extraordinario.

Hay días ordinarios que por un acto extraordinario quedan marcados en la vida de una nación. En mi país hoy es el aniversario de la batalla de San Lorenzo, un encuentro bélico que se libró en mi ciudad natal. En 1813, el Regimiento de Granaderos a Caballos dirigido por el entonces Coronel José de San Martín pelearon en San Lorenzo y “en su primer ensayo han agregado un nuevo triunfo á las armas de la patria”, en palabras del mismo militar. Ese día era ordinario pero un evento extraordinario marco la vida de mi ciudad y del país mismo, esta batalla fue la primera que el gran general librará en América y la única en Argentina. Nos tocó ser el tubo de ensayo de lo que luego, junto a lo hecho por Bolívar, se convertiría en la gesta emancipadora del cono sur. No hay que despreciar los días ordinarios algo puede ocurrir que los meta en la historia.

“Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre. Éste vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio.” Hechos‬ ‭10:1-3‬ ‭RVR1960‬‬

Cornelio estaba haciendo lo que hacía siempre: oraba, y de pronto un ángel entro donde él estaba. Notemos que era la hora novena, quiere decir que ya había orado a la mañana y al medio día y no había pasado nada, pero entonces algo extraordinario entró en medio de lo ordinario y su vida cambio por completo.
Esto me deja dos pensamientos:
@ Hay un valor en tu disciplina que a menudo es menospreciada por algunos. Yo creo qué hay un valor en ese “siempre” que la Biblia enfatiza. Imagine el soldado haciendo un alto para ir a orar, sus compañeros… ¿que le dirían? ¿No era un signo de debilidad? Después de todo estaba adorando al Dios del pueblo que Roma había subyugado… sin embargo, Cornelio oraba siempre. Hay un valor en esta búsqueda que estás haciendo y si la mantienes en el tiempo devengará algo extraordinario en tu vida y para los tuyos.
@ Hoy puede ocurrir algo maravilloso de Dios para ti, quizás no ahora sino a la hora novena, a la siesta, o a la noche o mañana a la mañana… pero algo maravilloso va a ocurrir. ¿Como lo se? Porque Dios es “… galardonador de los que le buscan” (He 11:6) Esto significa qué hay una recompensa para el perseverante.
En esta mañana me presento con esa convicción que algo maravilloso Dios manifestará en lo ordinario y hará de este día algo memorable. Si lo hizo con el pastor Moisés, si lo mismo le ocurrió al mandadero David, si le ocurrió al curioso Andrés… hoy puede ocurrirme a mi. Hoy puede algo llamarme la atención, hoy puede cruzarse un gigante en mi camino o simplemente puedo oír algo que alguien dice de Jesus y cambiarme la vida… es así como los días ordinarios se convierten en extraordinarios.

Aquella mujer fue al pozo como cada día, en la incomodidad del sol del mediodía día… pero esa fue la cita a la que Dios asistió para cambiar una ciudad entera. Hoy inicio este día normal creyendo que la irrupción divina lo hace un día memorable. Aleluya!!!

“Hoy puede ser un gran día plantéatelo así, aprovecharlo o que pase de largo, depende en parte de ti.” JMS

Señor, hoy vengo como siempre en oración y meditación de tu palabra… estoy abierto a tu ministración. Amen.

blog post

Día de reconexion 1570 – Esperanza que no avergüenza.

Estamos de viaje y nos han llamado desde Argentina para avisarnos que una persona amada por la cual hemos orado, ayunado por su sanidad durante años, ha partido para estar con el Señor. Cuando se le declaró la enfermedad, la expectativa de vida era apenas de un par años, sin embargo, a fuerza de oración, de su tenaz lucha, a pesar de sus añitos y la férrea fe de su familia, esto se prolongó a lo largo del tiempo. Antes de salir fuimos a orar a la casa, nos arrodillamos con sus padres al lado de su camita y volvimos a declarar que creíamos en el poder de Dios y oramos por sanidad.
Antenoche cuando nos avisaron de la partida, nos sentamos con Patry en silencio lamentando la distancia para abrazar a la familia. Inmediatamente la voz del enemigo apareció sutilmente… y entonces allí, el Espíritu Santo me trajo Romanos 5:5

“y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.” Romanos‬ ‭5:5‬ ‭RVR1960‬‬

Me siento tan orgulloso de haber orado y haber comprobado el poder de la fe en medio de tantos diagnósticos de muerte. Cada oración que hemos derramado durante años, la increíble resiliencia de esa familia, la multitud de palabras de fe declaradas, la infinidad de oraciones elevadas, la cataratas de lágrimas vertidas, la entrega de muchos hermanos en acompañar el proceso: me hablan del valor de creer. Cuando una situación por la que hemos orado por años se desenlaza así, muchos nos hacen llegar su corazón quebrado y su confusión. Yo sé los que les ha sucedido… la misma voz sutil, que yo he oído, les ha susurrado: “No vale la pena orar!!!”
¿Que busca satán? Que sienta vergüenza de haber creído!!!
Pablo dice: La esperanza no avergüenza. Yo no me avergüenzo de haber confiado, de haber orado, de haber tenido esperanza. Más bien que se avergüence el que no cree o el que dice creer en Dios y no ora por sanidad, el que dice que cree y prefiere comer del árbol de la ciencia, antes que del árbol de la vida. Que se avergüence el que mira a los hombres antes que al Supremo Hacedor, el que se resigna, el que se aferra a esta vida como si fuera lo único que hubiera, el que solo puede acompañar en el sentimiento, pero nunca puede ir por un milagro. Mientras tanto nosotros, los que sí creemos seguiremos orando y comprobando el poder de Dios porque esta esperanza no avergüenza. ¿Por que? Porque el amor de Dios, dice Pablo, ha sido derramado en nuestro corazón. Hemos comprobado en este caso, y en miles más, el amor de Dios alentando, dando fuerzas, permitiéndonos ver sanidades totales, prolongación de días, luchas épicas, risas y claro, lágrimas a granel. Nuestras manos se entrelazaron a moribundos y los hemos visto levantarse, dar pelea, caer, volverse a levantar… y en todo, siempre presente, Él, sosteniendo, iluminando nuestro rostro, sacando risas en medio del valle de lágrimas. Confiando que Su Poder, el cual es total, se adecua a Su Propósito que q veces sólo conocemos una parte.
La Esperanza en Dios no avergüenza. Hoy es un día para creer, para seguir orando, para seguir declarando, para seguir confiando porque al menos nosotros, los creyentes, sabemos en quien hemos creído.

Si la ciencia engreida no te ve, yo te veo;
si sus labios te niegan, yo te proclamaré.
Por cada hombre que duda, mi alma grita: “Yo creo”
¡y con cada fe muerta, se agiganta mi fe!

Amado Nervo.

Señor, que tanta fe que he visto en mis hermanos, los que hemos quedamos, los que se nos han adelantado, hagan que mi corazón se mantenga en alto creyendo y descansando en tu amor. Amén.