Skip to Content

blog post

Día de reconexión 1352 – Saliendo de la encerrona

Dama y Eze eran chicos y por alguna razón se habían despegado de la computadora dejando un juego de video en curso. Un gato de un video que ellos jugaban caminaba en contra de una pared, parecía no darse cuenta que ese no era el camino. Una y otra vez repetía la frase: “Me parece que este no es el camino” Resultaba gracioso escucharlo decir lo mismo una y otra vez pero seguir caminando contra la pared. Podría haber estado toda la vida haciendo eso pero me apiadé del pobre gato y apreté la tecla de salto y pegó un brinco que le permitió seguir su curso hacia la salida.

Ro 6:2 ¡De ninguna manera! Nosotros, que hemos muerto al pecado, ¿cómo podemos seguir viviendo en él?

La respuesta es enfática y tajante. ¿Cuál es la pregunta? El verso 1 dice:

Ro 6:1 ¿Qué concluiremos? ¿Vamos a persistir en el pecado, para que la gracia abunde?

Pablo dice que no podemos insistir con una vida de pecado. Como diría el gato del juego de Dama y Eze: “Me parece que este no es el camino”. Cuando vinimos a Cristo fue porque nos dimos cuenta que nuestros caminos no eran los correctos. Nuestra manera de vivir era ineficiente y nos conducía a la destrucción. Entendimos el punto de que el pecado era muerte y que abrazar a Cristo era vida. Por eso resulta ilógico que insistamos en aquellas cosas que hemos comprobado que no funcionan. Una esposa descubre que su esposo consume pornografía, un hombre vuelve al consumo de alcohol, una jovencita se enreda con un hombre casado otra vez… todos han comprobado que este no es el camino pero como el gato del video juego lo único que atinan es a reconocerlo pero impotentes caminan contra una pared que no tiene la salida.

Necesitamos que Dios apriete las teclas de salto para salir de esa encerrona en la que nos hemos metido. De ninguna manera!!! – grita el apóstol, no vamos a admitir vivir una vida inferior a la que tenemos derecho!!!

Hemos muerto al pecado, reflexiona. Pablo dice que hemos decidido que no vamos a regir más nuestra vida con los valores pasados, hemos renunciado a mirar la vida con los lentes del pecado. Ya no podemos evaluar como posibles las alternativas de una forma de vida de la que hemos dimitido. Hemos decidido subir a la cruz con Cristo y allí se acabó la manera de mirar y conjugar la vida como lo hacíamos. Usando las luchas planteadas anteriormente hemos reconocido que la pornografía, el alcoholismo y el adulterio es pecado y hemos decidido morir a eso. Fin del asunto. Brinco de salto y a otra cosa!!!

Ro 6: 11 De la misma manera, también ustedes considérense muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús.

Hoy es un día para permitir que la mano de Dios nos saque de la encerrona en la que nos metimos. No sirve solo que reconozcamos que este no es el camino, necesitamos pegar un brinco de fe, por la gracia del perdón y la nueva oportunidad y avanzar porque “los que hemos muerto al pecado, ¿cómo podemos seguir viviendo en él?”

Señor gracias, porque hoy mediante el arrepentimiento hay una nueva oportunidad para vivir una vida superior. No permito que el pecado reine en mi cuerpo mortal, hoy te ofrezco mi vida como herramienta de tu servicio, para hacer justicia. Amén.

blog post

Día de reconexión 1350 – Tranquilo, estoy produciendo…

Anoche, con otra nueva final perdida, el negativismo ingresó, reemplazando a un triunfalismo insano que los argentinos tenemos, dimos por descontado aquello a lo que le faltaba 90 + 30 minutos de juego. Cuando ayer vi que en 90 minutos no habíamos resuelto el partido, me fui a ver el final de temporada de una serie que coincidía con el partido, algo me decía, que si no lo pudimos ganar en el tiempo lógico, no había muchas esperanzas, por una cuestión de carácter.

Ro 5:3 Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; 4 la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. 5Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.

El apóstol Pablo dice que el sufrimiento no es negativo… ¿Puede creerlo? El sufrimiento produce. Solemos ver hasta el dolor, pero hay cosas que solo el dolor puede producir en una persona… El sufrimiento te empuja a orar, sino oras cuando estas sufriendo… no oras más!!! Tengo gente que está pasando un seminario de sufrimiento y están dándole a la oración como nunca!!! El sufrimiento te hace más humilde, cuando te ponen una fecha de vencimiento sabes que te tenes que bajar del caballo. Recuerdo a aquel compañero de trabajo que teniendo una enfermedad terminal quiso ser el buen compañero que nunca fue… solo abandonó ese esfuerzo cuando después de una quimio y operación recuperó la salud!!! (de todas maneras quedó mejor). El Apóstol dice que el sufrimiento produce perseverancia. La palabra es también traducida como paciencia, es esa capacidad de soportar y continuar a pesar de todo. La lista se vuelve exponencial cuando el apóstol agrega que la perseverancia produce también, en este caso entereza de carácter y esto a su vez produce esperanza. Todo a partir del sufrimiento.

Hay veces que miramos a la gente, los países, los equipos de futbol y al compararnos solemos hacerlo por las virtudes pero esto es tan parcial…! A veces las ventajas competitivas no surgen por tus virtudes sino por el sufrimiento que fue necesario enfrentar para llegar adonde hoy están.

Anoche, cuando terminó el partido, el comentarista acertó en decir que el equipo chileno, aún cuando no tenía tantos nombres rutilantes como el argentino, había logrado forjar un carácter. ¿Cómo lo hicieron? Perdiendo… El sufrimiento produce…

Hoy es un día para no desechar este fruto que produce ese sufrimiento en nuestra vida, esa espera agónica, esa materia que no podés rendir, ese amor que no podés conquistar, esa promesa que parece alejarse a medida que vos te acercás… No lo olvides, el sufrimiento está produciendo algo en tu vida… Cuando el dolor se mantiene a pesar de haber orado, cuando te arrojan a los leones aún cuando solo hayas hecho lo correcto… recuerda: El sufrimiento produce. Algún día, cuando todas las apuestas estén en tu contra, te llevarás la copa de tu vida… ¿Por qué? Porque mientras otros estaban confiados en sus capacidades, vos pasaste el tiempo del sufrimiento, perseveraste y hoy estás equipado para sacar chapa de campeón en medio de la adversidad. Recordá vos que estás sufriendo, el sufrimiento produce…

Señor, gracias porque en “nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros.” (Ro 8:18) Algo se está produciendo en mi vida. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1347 – Hombreando promesas (2)

¿Cómo te paras para recibir la promesa? Esa fue la pregunta que nos hicimos ayer y basados en el testimonio de Abraham dijimos que lo primero es afirmándose en la fe como lo describe Romanos 4.

Ro 4:20 Ante la promesa de Dios no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios, 21plenamente convencido de que Dios tenía poder para cumplir lo que había prometido.

Lo segundo está encerrado en la frase “y dio Gloria a Dios”. La versión DHH dice “Alabo a Dios”, para recibir la promesa hay que anticipar el gozo, vivir en el futuro. Parecía que Dios se burlaba de Abram, pero le daba reglas nemotécnicas para vivir dando Gloria a Dios. Lo hacía mirar las estrellas y pensar: Así va a ser mi descendencia. Lo hacía pisar la arena y declarar: Así, como la arena del mar, serán mis hijos y luego entrar en la tienda para estar solo con su vieja… el ambiente era más parecido a un geriátrico que a una baby shower!!! Para colmo de males, Dios un día le viene con unas tarjetas nuevas de presentación, en vez de decir: Abram el hebreo, ahora las nuevas tarjetas que Dios le hace dicen: Abraham, el patriarca. ¿Puede verlo? Abram significa “Padre exaltado” y Abraham “Padre de multitudes”. Imagínese al pobre entrando en un territorio y presentando su tarjeta para que la gente viera que detrás de él solo había una mujer de 90 años.

¿Qué buscaba Dios? Solo que el patriarca confesara lo que no veía. Recuerde lo que es la fe:

He 11:1 Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos. (DHH)

He 11:1 Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. (NVI)

La fe exige para poder recepcionar la promesa que vivamos creyendo que aquello que se nos prometió ya está y debido a esto vivo un presente de alabanza por lo que viene a nuestra vida… ¿puede verlo?

Doy gracias por el pan nuestro de cada día con la mesa vacía y estoy en paz porque Dios es quien prometió suplirme.

Jorge Muller fue un creyente del 1800 que vivió con un gran desafío: no depender de nadie solo de la oración. Así Dios le mandaba a abrir orfanatos y a sustentarlos por oración. Un día con 300 niños sentados a la mesa del desayuno y sin nada que darles dirigió la oración y dio gracias por los alimentos, al terminar de orar y decir Amén sonó la campana de la puerta. El carro de un lechero se había averiado enfrente del orfanato y necesitaban descargarlo para arreglar su rueda y pensaron que podían regalarle la leche a los niños de Muller. Mientras estaban descargando la leche vino el panadero del vecindario a decirle que por alguna razón la harina había rendido más y tenía un sobrante de pan recién horneado que no iba a vender y por eso decidía dárselo a los niños. Dar gracias anticipadas creyendo en las promesas divinas nos deja vivir el futuro en el presente!!!

¿puede verlo? En este momento para transportar la promesa y no perder la bendición necesito dar Gloria a Dios por lo que no veo, más que quejarme por lo que no llega. Agradezco las miles de personas que se agregan a la iglesia, las hectáreas que se nos restituyen, los distintos lugares donde abrimos obras, anticipo mi futuro con alabanza… Dios lo prometió por lo tanto: Gracias!!! Es mío!!!

Levanta tus manos y agradece por ese matrimonio bendecido, por esos hijos convertidos, por ese ministerio prospero, por ese mañana de bendición, por esa salud restaurada… ¿Dios lo prometió? Si Dios lo prometió entonces: Da Gloria a Dios!!! Lo que el dijo vendrá a ser…

Asi como la duda es el alter ego de la fe, la queja lo es de la gratitud. Hoy no daré lugar a la queja, voy a dar Gloria a Dios por lo que prometió!!!

Señor, gracias por tu promesa para mi vida. Yo creo en tus palabras y me desafío a vivir anticipando el gozo de un futuro bendecido… Creo que tu no tardas en cumplirlo y vivo con paz en mi corazón. Amén.

blog post

Día de reconexión 1346 – Hombreando promesas (1)

Cuando tenía unos 12 años mi mamá me consiguió trabajo en la panadería del barrio. Yo estaba soñando con disfrutar las vacaciones sin darme cuenta que ella me estaba buscando trabajo!!!

Ese tiempo fue mi primer interactuar con el mundo adulto sin la cobertura de mi mamá y fue muy productivo. No tenía nadie que me zafara de cosas que era demasiado brutas para mi edad pero me enseñaron y yo tuve disposición y aprendí.

Una de las cosas que hacíamos era entrar las bolsas de harina de 50 kilos al deposito y de allí llevarlas a la cuadra. Nelson un muchacho de unos 18 años era mi compañero de trabajo y el que me jugaba todas las bromas habidas y por haber… y después me enseñaba como se hacía el trabajo. Ese día me dijo que me pusiera y recibiera la bolsa… en los brazos!!! Fue como querer alzar un elefante cuando los del camión me depositaron la bolsa me fui para adelante, no se como no me quebré en dos… todos se reían y se burlaban de cómo mi cuerpo se dobló… muerto de vergüenza quise levantarla, pero era imposible… entonces después de retarme… Nelson me dijo: Es importante como recibís y donde recibís la bolsa para asegurarte el traslado. Me hizo poner de costado, ofrecer mi espalda, trabando con el hombro y mis brazos la bolsa y a caminar levemente inclinado hacia delante… ahora si podía recibir y trasladar la harina.

Ro 4:20 Ante la promesa de Dios no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios, 21plenamente convencido de que Dios tenía poder para cumplir lo que había prometido.

¿Como te paras para recibir la promesa? Hay gente que recibe promesas pero se para con escepticismo, cree que depende de sus fuerzas, que es una cuestión de voluntad… Pablo dice que semejante posición es propia de un incrédulo y que sucumbirán bajo el peso, como yo sucumbí bajo la bolsa de harina. Cuando Dios le dio la promesa, primero a Abram y luego a Abraham, el se paró de manera conveniente para no perder la promesa.

Dice el pasaje que lo primero que hizo fue reafirmar su fe. Echó fuera la duda de su vida, eso es lo que significa. No podemos impedir que asalten nuestra mente pensamientos de duda, máxime cuando lo que Dios promete es tan grande, pero la duda es un perro que si usted le tiene piedad se le aquerencia en la mente y en el corazón. La duda debe ser echada a patadas de la vida… no podemos permitirnos que se instale en nuestros ámbitos. La palabra para Tomas es una advertencia para todos… “No seas incrédulo, sé creyente”. La duda te debilita y se burla de tu promesa. En la vida de Abraham la duda tenía nombre propio y se llamó Ismael. Ismael es el fruto de la duda instalada en su casa y como tal se levanta como competencia y escarnio de la promesa de Dios. Dice la Biblia que Ismael y su madre Agar se burlaban de Isaac… La duda siempre busca ridiculizar lo que es por fe.

“…no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe”

La orden para el patriarca es la misma que para nosotros… saca la duda de tu casa!!!

Hoy es un día para reafirmar tu fe, para echar de los ámbitos de mi mente y corazón a la duda. La reprimenda de Jesús fue: ¿Por qué dudaste? No voy a abrigar duda en mi corazón… las dudas me saldrán al encuentro y me ladrarán pero no voy a permitir que se me metan en mi vida… Hoy me paro firme en lo que Dios me prometió.

Señor, Yo creo que tu no eres hombre para que mientas, ni hijo de hombre para que te arrepientas… recibo tu promesa con plena certidumbre de fe. Saco la duda de mí y creo que tu cumplirás lo que has dicho. Amén.

Pd: Mañana sigo compartiendo cómo pararnos y hombrear las promesas de Dios.

blog post

Día de reconexión 1344 – De principio a fin.

Ro 1:17 De hecho, en el evangelio se revela la justicia que proviene de Dios, la cual es por fe de principio a fin, tal como está escrito: «El justo vivirá por la fe.»

No hay otra manera de vivir la vida cristiana sino es por fe. Me gusta como lo plantea la NVI: “fe de principio a fin”. Empezamos con fe tomando una decisión por Dios, reconociendo nuestros pecados, creyendo que en la cruz, Cristo cargó con ellos, que su sangre derramada fue imputada a nuestro favor y que haciéndolo fuimos perdonados y heredamos la vida eterna… Tremendo salto de fe!!! Pero una vez hecho esto debemos seguir caminando por fe.

No se requiere menos fe para vivir el día a día. Creyendo que Dios es mi proveedor, que El es mi sanador, que todas mis enfermedades fueron cargadas en la cruz, que el Espíritu Santo está dentro de mío y que el me guía a la santidad. Creemos que los ángeles acampan alrededor de los que temen a Dios y los defiende, que el infierno no puede contra nosotros, que los demonios se sujetan en el nombre de Jesús. Confesamos que dentro nuestro opera el Espíritu Santo y que el me ha equipado con dones, capacidades espirituales, de servicio, de misericordia, de enseñanza, de milagros, de lenguas, de interpretación de lenguas, de profecía, de sanidad, de ciencia… Se requiere fe para caminar el cristianismo desde el principio al fin.

Lo que pasa es que muchos habiendo creído por fe, a renglón seguido volvemos a la racionalidad de nuestra vida y allí donde se aplica la pregunta de Pablo a los hermanos de Galacia:

Ga 3:2 Sólo quiero que me respondan a esto: ¿Recibieron el Espíritu por las obras que demanda la ley, o por la fe con que aceptaron el mensaje? 3¿Tan torpes son? Después de haber comenzado con el Espíritu, ¿pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos? 4¿Tanto sufrir, para nada?¡Si es que de veras fue para nada! 5Al darles Dios su Espíritu y hacer milagros entre ustedes, ¿lo hace por las obras que demanda la ley o por la fe con que han aceptado el mensaje? 6Así fue con Abraham: «Le creyó a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia.» 7Por lo tanto, sepan que los descendientes de Abraham son aquellos que viven por la fe.

Muchos, como los gálatas, habiendo creído en el Señor ahora dependen del “mercado” para vivir el día a día. Anulan, con su criterio mundano, la misericordia, la justicia, la dependencia. Oran, pero su oración está condicionada, creen en la sanidad del resfrío, no del cáncer. Agradecen con una devoción, casi de esclavo, a su patrón que les da el trabajo y con una indiferencia, casi de un incrédulo, al Dios que le da la vida. Invierten su dinero en su confort, pero son reacios a honrar con el al Dios que les provee. Se apasionan por su equipo, pero hablan como extraños de reino de Dios.

La vida cristiana es “por fe de principio a fin”. Hoy debo asegurarme de vivir mi día con fe, por eso antes de leer las noticias pasaré un tiempo con mi creador, cuando vaya a mi trabajo antes de marcar tarjeta empezaré a compartir el evangelio, cuando vaya a comer agradeceré mis alimentos, oraré por mis amigos, inspiraré fe antes que convencer con mis argumentos y conjugaré la vida con mi espíritu no con mi mente y cuando llegue la noche estaré sirviendo a Dios. Al acostarme, en paz me acostaré y asi mismo dormiré porque solo tu Jehová me haces vivir confiado.

Señor, quiero vivir la melodía de mi vida en el tono de la fe. No permitas ninguna nota de duda o de lógica incrédula que me haga desentonar, porque el Justo por la fe vivirá y si retrocediere no agradará a tu alma (He 10:38). Amén.

blog post

Día de Reconexión 1343 – Huellas borradas.

Las fotos impresionan. Son las de un hombre que pagó para no dejar huellas. Estoy hablando de Perez Corradi, un prófugo desde 2012 que fue atrapado ayer y que está siendo extraditado a Argentina. Sospechado como el autor del triple crimen en General Rodriguez, este hombre con conexiones en el gobierno de entonces, se habría borrado las huellas dactilares para no ser identificado. ¿Puede creerlo? Hay gente que quiere pasar por esta vida sin dejar huellas.

Mt 25:34 »Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: “Vengan ustedes, a quienes mi Padre ha bendecido; reciban su herencia, el reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. 35Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me dieron alojamiento; 36necesité ropa, y me vistieron; estuve enfermo, y me atendieron; estuve en la cárcel, y me visitaron.”

Estamos llamados a dejar rastro. No somos aves, ni peces, somos seres que caminan y dejan rastro… En la vida dejamos rastro. Ayer recordaba gente que había dejado rastro en mi vida, personas que Dios puso a mi lado para moldearme con vistas a lo que soy y lo que llegaré a ser por Su gracia. Fuimos creados para dejar una huella en los demás.

El hombre que me regaló el nuevo testamento dejó una huella en mí. El pastor que me revisaba mis cuadernos de primaria dejó una huella en mí. Los pastores que nos alentaron a servir dejaron una huella en nosotros. El siervo que nos inspiró en la fe nos marcó para siempre. Aunque parezca insignificante cada persona que pasa deja su huella y moldea algo en nuestra vida. Verdad también es que hay gente que es olvidable, que han pasado sin pena ni gloria por la vida de otros. Gente que se han “borrado las huellas” porque no han hecho un aporte a la vida de nadie y nadie  los lamenta, ni los recuerda.

¡Qué triste es que nadie reconozca tu paso, que nadie agradezca por lo que fuiste, que nadie llore tu partida!

Ansío ser como David del cual dice la Biblia: “quien después de haber servido a su generación…”  ¡Qué maravilloso es ser alguien que cumpla su destino en este mundo! Quiero pasar en esta vida dejando rastros… rastros de amor, de fe, generar esperanza y contener al angustiado. Que un niño agradezca que le he prestado atención, que le he dicho una palabra alentadora, que le he declarado una palabra profética. Ser alguien que deja huellas.

  • La mujer del alabastro dejó un rastro de adoración… quiero dejar esa huella.
  • La viuda que sostuvo al profeta dejó un rastro de confianza… quiero dejar esa huella.
  • El joven que dio sus panes y sus peces dejó una huella de entrega… quiero dejarla también.
  • El que le facilitó el burrito a Jesús dejó su rastro de servicio… quiero dejar esa huella.

Gente anónima para todos… pero no para Dios, gente que dejó un huella y que trajeron bendición a los de su generación.

Hace un tiempo atrás un hombre muy rico de nuestra ciudad me contaba que nunca olvidaba a los hermanos de la iglesia que hacía más de 60 años atrás le daban la leche con factura en un anexo que teníamos cerca del bajo… ellos eran muy pobres… pero estos hermanos dejaron una huella que no se borra en él.

Señor, no dejes que pase está vida sin dejar huellas… que hoy mis huellas sean de amor, de servicio y de entrega… que cuando alguien mire mi paso reconozca que por allí pasó Jesús. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1339 – Cuidando la tierra.

Hace algunos días pensaba en porque se dieron ciertas situaciones en mi vida que me depositaron en lo que hoy estoy viviendo. Nunca fui el más avanzado, ni corrí con ventaja económica, académica… Alguno dirá ¿quién te crees que eres? Nadie, solo soy un tipo feliz, pero al mirar a mi alrededor parece que es mucho. Me siento completo, milagrosamente vivo o como suelo contestar: Bendecido, prosperado y en victoria.

Luc 8:15 Pero la parte que cayó en buen terreno son los que oyen la palabra con corazón noble y bueno, y la retienen; y como perseveran, producen una buena cosecha.

La diferencia la hace el terreno. La semilla es la misma para el camino, los pedregales, los espinos y la buena tierra… la diferencia la hace el terreno.

Mi vida es la consecuencia de cuarenta años de altar… he estado allí para pedir perdón, para adorar, para pedir perdón, para consagrar mi vida, para pedir perdón, para seguirlo en el servicio, para pedir perdón, para buscar su voluntad en los temas de mi vida, para pedir perdón… pero he estado en el altar. Cuando Jesús le tiene que explicar a sus discípulos porque la semilla que cayó en buen terreno dio el fruto que podía dar destaca algunos factores:

  • El corazón es noble y bueno. Para mí es un corazón que no le pone trabas a Dios, no lo mira con desconfianza, cree con inocencia, como un niño. No tiene que ver con capacidad ni intelectual, ni moral, tiene que ver con disposición. Los que dan fruto no son mejores que nadie, solo están a favor de la palabra. Lidia estaba así para escuchar a Pablo, El eunuco estaba así para escuchar a Felipe…
  • El corazón retiene la palabra. No hay abortos, no hay selección, trata de recibir la palabra. El pasado fin de semana en el congreso hemos recibido tanta palabra de Dios y el desafío es retener, no seleccionar, creer en “todo el consejo de Dios”. Hay gente que le gusta solo los milagros, pero no le gusta sujetarse… a lo largo de la vida he visto tanta gente maravillosa que falla en ese aspecto… andan picoteando de congregación en congregación, buscando a alguien que les deje hacer lo que quieran… y lamentablemente, a veces lo encuentran… pero como no abrazan todo el consejo de Dios se “mancan” y su carrera es deficiente.
  • El corazón persevera. Suelo decir “Cosecharás tu siembra”, si tienes una temporada de siembra correcta tendrás una cosecha correcta, pero si tienes cuarenta temporadas de siembra… tendrás una tierra habituada a dar frutos, a no dar espinos, desprovista de pedregales y removida las durezas del camino… El corazón que se mantiene en el evangelio es poderoso. El evangelio que permanece por generaciones en una familia es increíble. Hasta donde sé mi Bisabuelo era creyente… con mis hijos vamos por la quinta generación… vamos por más. De vez en cuando el diablo viene a querer sembrar alguna cizaña, pero estoy atento a no permitir que metan en mi territorio alguna mala hierba.

La diferencia la hace el terreno. Hoy planeo recorrer mi territorio, analizar la parcela que me corresponde y asegurarme que sea noble y bueno, retenga toda palabra y persevere en su labor de producir frutos para el Dueño de mi vida.

Señor, “examina mi corazón”, no permitas que ninguna maleza, ni ninguna dureza, dañe tu cosecha en mi vida… Estoy ocupado en dar fruto, más fruto y mucho fruto. Amén.

blog post

Día de reconexión 1338 – Mézclale fe

Luc 8:24 Los discípulos fueron a despertarlo.

—¡Maestro, Maestro, nos vamos a ahogar! —gritaron.

Él se levantó y reprendió al viento y a las olas; la tormenta se apaciguó y todo quedó tranquilo.

25—¿Dónde está la fe de ustedes? —les dijo a sus discípulos.

Al oír muchos discípulos hoy en día la pregunta de Jesús es la misma: ¿Dónde está la fe de ustedes?

No vamos a poder pagar aquello, nos vamos a contagiar de esto, en cualquier momento nos asaltan, en cualquier momento me separo, vas a terminar mal y tantas declaraciones que salen de la boca de los discípulos que se parecen a una placa roja de Crónica!!!

Los discípulos en la barca hacen un pronostico fatalista de su situación. No creo que haya sido irrealista, ya que muchos de ellos eran marineros, pero estaba desprovisto de fe y cuando la experiencia carece de fe el pesimismo ingresa en escena. ¡Cuántas empresas se han detenido por un realismo sin fe! ¡Cuántas conquistas se han abortado en aras del sentido común!

Los israelitas en Cades Barnea reciben 12 informes, 10 desalentadores y 2 llenos de fe… optan por los realistas desprovistos de fe y se quedan vagando 40 años en el desierto.

Jesús se despertó, obró con fe y luego les preguntó: ¿Dónde está la fe de ustedes?

Pareciera que les reprochara que lo hubieran despertado por algo que ellos podrían haber hecho perfectamente. Mézclale fe a tu vida de creyente!!! Pareciera un contrasentido pero a veces nuestra vida está tan impregnada de pragmatismo, de realismo desesperanzado que asusta…

No podemos, no tenemos, no sabemos… en esos concilios donde estas tres frases encabezan todas las frases debería levantarse alguien en representación del Señor y decir: Perdón ¿y si creemos? …

¿Y si creemos que Dios está con nosotros, que El nos provee, que El nos capacita, que en Su Nombre podemos hablarle al viento, a las olas?…

Cuando miro atrás en nuestras vidas me doy cuenta que fue por la fe que pudimos hacer aquellas cosas que hicimos. Mientras algunos avanzaban con pasos seguros nosotros nos lanzamos y caminamos sobre el agua… nos hundimos un par de veces pero ahí estaba El… porque el que te pide que camines sobre el agua en Su Nombre, está a tu lado para levantarte cuando tu fe flaquea!!!

Siempre recuerdo cuando compramos el terreno nos comprometimos a pagar cifras tremendas para nosotros y cuando salimos de la escribanía, mi hermano Ricardo exclamó: Que Dios nos ayude!!! Lo hizo serio, preocupado y se transformó en un motivo de cargada, no fue un grito de fe, fue un grito de ayuda!!! Pero Dios nos ayudó!!!

Hoy es un día para escuchar su voz y no endurecer nuestro corazón… hay cosas que Dios quiere que le mezclemos fe… No amplifiquemos la voz del viento y la tempestad que dice que pereceremos, sino hablemos a la tormenta y se hará gran bonanza en el nombre de aquel que viaja en nuestra barca!!!

Señor me niego a amplificar las voces de fracaso, soy un hombre de fe y por ello hoy la ejerzo en mi vida. Lo que tu dices yo declaro y lo que declaro porque tu lo dices lo vivo en el nombre de Jesús. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1337 – Invencible.

Jer 15:20 Haré que seas para este pueblo

como invencible muro de bronce;

pelearán contra ti,

pero no te podrán vencer,

porque yo estoy contigo

para salvarte y librarte

—afirma el Señor—.

 

La afirmación de Dios es que el profeta sería invencible. Lo que se avecinaba sobre Jerusalén era un asedio, un sitio en medio de una sequía. En la toma de la ciudad, Jeremías estaría preso, puesto en un pozo de la cárcel, con el barro hasta las axilas, sería confrontado por profetas falsos y por un rey corrupto… Pero Dios le dice: Serás invencible.

La promesa para sus hijos no es una vida confortable, sin problemas y sin conflictos… nunca Dios promete eso. Lo que sí Dios nos promete es la victoria.

¿Cómo garantizar esto? Porque Él está con nosotros!!!!

Dios nunca pierde, aún cuando parece que pierde, en realidad gira todo para bien. Mire Israel, detenido 40 días por un gigante… parece que Dios está perdiendo… pero lo que está esperando es que aparezca David para tomar su lugar como el ungido de Jehová.

Mire la cruz, el cuerpo del Hijo amado pende inerte después de una rápida crucifixión… parece que Dios está perdiendo… pero no se engañe, la muerte y resurrección produce eterna victoria sobre el diablo y sus tropas!!!

Eres invencible… Dios está contigo.

A Josué, como a usted y a mi se le había prometido la victoria permanente:

“Jos 1:5 Durante todos los días de tu vida, nadie será capaz de enfrentarse a ti. Así como estuve con Moisés, también estaré contigo; no te dejaré ni te abandonaré.”

Es por eso que cuando ocurrió la derrota de Hai se sintió consternado… se postró ante Dios y lloró… Dios fue terminante.

“Jos 7:10 Y el Señor le contestó: —¡Levántate! ¿Qué haces allí postrado? 11Los israelitas han pecado y han violado la alianza que concerté con ellos. Se han apropiado del botín de guerra que debía ser destruido y lo han escondido entre sus posesiones. 12Por eso los israelitas no podrán hacerles frente a sus enemigos, sino que tendrán que huir de sus adversarios. Ellos mismos se acarrearon su destrucción. Y si no destruyen ese botín que está en medio de ustedes, yo no seguiré a su lado.”.

Dios a Josué, a Jeremías y a nosotros nos prometió ser invencibles pero siempre la condición fue la santidad.

 

Jer 15:19 «Si te arrepientes,

yo te restauraré y podrás servirme.

Si evitas hablar en vano,

y hablas lo que en verdad vale,

tú serás mi portavoz.

Que ellos se vuelvan hacia ti,

pero tú no te vuelvas hacia ellos.

 

Hoy es un día para disfrutar su poder en nosotros. Soy un muro de bronce, “ningún arma forjada contra mí, prosperará”. El diablo no escatimará esfuerzos para destruirme, pero mientras El esté conmigo y yo esté con El, no hay manera de que pueda perder… Con Dios nunca se pierde, con Dios siempre se gana.

 

Señor, creo en tu poder maravilloso a mi favor, aléjame del pecado, guárdame de ofenderte. Tu eres poderoso en mí y eso hace que las puertas del infierno no prevalezcan ante mí. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1332 – Volviendo

Estoy en Mar del Plata en el retiro de Argentina oramos por vos. Hoy termina y debo regresar, este fin de semana nos espera el aniversario de Redentor. Me desperté esta mañana pensando en el regreso, aún estoy en el hotel, Patricia está durmiendo pero yo estoy regresando… analizando, programando, mi corazón ya está por la ruta 2 camino a casa.

Luc 15:13… se fue lejos

Luc 15: 17 Y volviendo en sí…

Antes de irse físicamente el hijo se había ido en su corazón lejos del padre. El día en que le pidió que le diera la herencia que debía recibir cuando su padre muriera expresó que debido a que su padre no moría, él quería adelantar su cobro. El no tenía derecho a recibir nada… pero el padre se lo dio porque reconoció que su hijo se había ido ya hace tiempo de su lado.

Igualmente cuando el hijo llegó a los brazos del padre fue antes que efectivamente este le viera doblando el codo del camino. Fue en el chiquero donde el empezó su regreso… allí empezó volviendo. Para volver hubo un momento en que “volviendo en sí” tomó una determinación.

¿Qué quiero decir? Las acciones son fruto de decisiones previas. Hay muy pocas cosas, casi ningunas, que son acciones intempestivas, solo han sido imperceptibles.

El padre que lamenta el comportamiento de su hijo adolescente no se ha dado cuenta el silencioso deterioro que se ha venido produciendo y que terminó evidenciándose en esa actitud rebelde. El hijo que grita e irrespeta a sus padres no se da cuenta, cree que fue por lo que ocurrió hace diez minutos pero fue el proceso de cuestionamiento previo que había en su corazón lo que terminó detonando en esa reacción explosiva. El hombre o la mujer que falla a su promesa de fidelidad no fue a consecuencia de la persona con la que flirteo sino por haberse ido emocionalmente hace tiempo de al lado de su pareja.

¿Cuál es el camino que estás tomando? Alguno dirá que no se han movido del lugar en donde estaba, y es verdad, pero un análisis concienzudo de corazón podría revelarte donde estarás en los próximos días o meses y corregir, si hiciere falta, la ruta que ya has escogido sin haber aún movido un pie.

Judas no traicionó a Jesús la ultima noche, lo venía haciendo en comentarios “inocentes” acerca del uso del dinero, en pequeñas “extracciones” a la bolsa común; la traición solo fue la sumatoria de todas las otras defecciones que venía protagonizando. Suelo darle importancia a los comentarios de las personas… y suelo decir, poniendo cara de abuelo sabio, -No hay comentarios inocentes. Y es verdad, en las pasadas elecciones presidenciales hubo una foto que se viralizó de los dos candidatos con sus esposas… no es de sorprenderse que la distancia que vimos en la foto de uno de ellos con su esposa en estos días se haya blanqueado… Aquí en nuestro corazón, ya estamos diseñando nuestro futuro.

Dios le dijo a Caín antes que matara a su hermano que pusiera atención a su corazón y que tenía la oportunidad de cambiar… Caín no lo escuchó.

Hoy es un día para programar el corazón para el futuro que anhelo. Hoy puedo decidir, por lo pronto he decidido comenzar el día a las 05:30 orando, teniendo mi devocional, caminando más tarde, despertando a mi esposa. Pero también he resuelto ser más comprensivo, quiero manifestar mi cariño de manera más enfática a algunas personas, agradecer a otros que he descuidado… dispensar gracia a uno que siento que se está alejando de mi corazón, como el hijo menor; este día voy a hacer algunas cosas que Dios me marca para tener el futuro que espero. Nuestro destino está al final de nuestro camino y este al principio de nuestras decisiones… decidamos sabiamente.

Señor, “Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos” (Jer 10:23), ayúdame hoy a darte mi corazón y a mirar con mis ojos por tus caminos. Quiero decidir sabiamente. Amén.