Skip to Content

blog post

Día de reconexión 1443 – Más allá del techo.

Orlando Avalos fue un pastor de nuestra congregación que ya partió con el Señor. En una oportunidad pastoreando otro grupo estaba en el templo pintando el salón. Estaba haciendo el trabajo ingrato de descascarar (en aquel tiempo se pintaba a la cal) el techo. En eso entra un hermano y hace la pregunta obvia: ¿Qué está haciendo pastor? Avalos sin quitar sus ojos del techo contestó: Despegando las oraciones de los hermanos.

Jn 14:14 Lo que pidan en mi nombre, yo lo haré.

He aquí una promesa increíble… cualquier cosa que pidamos nos será dada. ¿es esto así? ¿Jesús es el genio de la lámpara que puede hacer realidad cualquier deseo? Por siglos los cristianos hemos rematado nuestra oraciones de la siguiente manera: “En el nombre de Jesús, Amén.” Algo así como cuando niños decíamos al cerrar un acuerdo: “Trato hecho, nunca desecho”. ¿Son esas palabras la que abren las puertas del cielo y traen lo que pidamos? La experiencia dice que no, que muchas veces cerramos de la manera convencional nuestras oraciones pero estas quedan pegadas en el techo. ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo lo que dijo?

Jesús está hablando en el contexto de seguirlo a Él, de que conocerlo a Él es conocer al Padre, que haremos no sólo lo que Él hizo sino mayores cosas… y allí dice que pidamos y recibiremos.

El conocimiento de Su Persona, la alineación a Su Voluntad, el seguimiento de Su Andar nos dirige a querer aquello que Su Corazón anhela. Cuando mi vida está de esa manera ubicada entonces mi corazón late al ritmo del Suyo y al pedir, pido su voluntad. Cuando por causa de la presión de nuestros pecados el corazón de Jesús empezó a latir atribulado fue el pedir seguir encuadrado en la Voluntad del Padre lo que hizo que caminara a la cruz aún cuando quería que la copa pasara.

Nuestro problema es que como Pedro, la ansiedad de las olas y las tormentas hacen que oremos cosas que no están en el corazón de Jesús y eso hace que nuestras oraciones no pasen del techo.

Stg 4:2 Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden. 3 Y, cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones.

Si pudiera caminar al paso de Jesús, si pudiera rendir mis sueños a Sus pies, si pudiera sujetar mi ansiedad a Su gobierno… Jesús ¿quieres que vaya a este lugar? ¿Quieres que comente esto? ¿Te agradará esta amistad?

¿Oraré en su nombre el mal para mi prójimo? ¿Oraré en su nombre que se me abra una puerta para pecar? ¿Oraré en su nombre que pueda copiar en el examen? ¿Oraré en su nombre que no se descubra esa mentira?

Una vida alineada, da como resultado oraciones en su Nombre y las oraciones en su Nombre son hechas.

1 Jn 5:14 Esta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que, si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 15Y, si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.

Señor, quiero que mis oraciones trasciendan el techo y que lleguen a tu Presencia y que te agraden. Si te agradan sabré que las hice en acuerdo con Jesús y si las hice así, está hecho. Amén.

blog post

Día de reconexión 1442 – Cierre bajo.

Estaba en una fiesta, charlando en cículo con algunas personas que recién conocía y de pronto me di cuenta. Miré a un lado y al otro y todos charlaban de manera risueña, nadie se había percatado de ese detalle.  Así que, esperé unos segundos y en una risa general le pedí al varón que estaba enfrente mío que me diera un minuto para hablarle a solas. El hombre se sorprendió, recién lo conocía!!! Cortésmente se retiró y se me acercó y entonces en el oído le dije: Tienes bajo el cierre del pantalón!!!!

Labán esta enojado, Jacob ha huído, se ha llevado a su familia y él ahora lo persigue. Jacob lleva tres días de ventaja, pero con niños, ovejas, enseres la marcha es muy lenta, tanto que lo alcanza después de siete días. Labán y el grupo que llevaba tienen sentimientos adversos hacia Jacob.

Gn 31:1 Pero Jacob se enteró de que los hijos de Labán andaban diciendo: «Jacob se ha ido apoderando de todo lo que le pertenecía a nuestro padre, y se ha enriquecido a costa suya». 2 También notó que Labán ya no lo trataba como antes.

Es por eso que cuando cualquiera hubiera desistido ellos prosiguieron y lo persiguieron una semana. Cuando estaban por darle alcance, la noche anterior, ocurre algo interesante:

Gn 31:24 Pero esa misma noche Dios se le apareció en un sueño a Labán el arameo, y le dijo: «¡Cuidado con amenazar a Jacob!»

Si hubiera una Biblia versión lunfardo diría más o menos así: “Cuídate la jeta”. Sea cual sea la versión, la advertencia busca ubicar al arameo haciéndole rebajar cuatro cambios y tomar en consideración que Jacob no es un cualquiera.

Labán era el tío, era el suegro y era el patrón de Jacob pero cuidado con hablarle a los gritos porque Jacob es un hombre de Dios. Yo lo sé, todavía falta que pelee con el ángel, que renguee de por vida, que levante altares, que profetice, que viva una vida de fe consistente, pero ese hombre tiene pacto y se lo tiene que respetar.

Cuando María y Aarón murmuraron contra Moisés, Dios se molestó por esa actitud aunque quizás la observación haya sido correcta. Dios no prestó atención a la acusación expresada sino que le interesó atacar la forma en que trataron a su líder.

Num 12:1 María y Aarón hablaban mal de su hermano Moisés porque se había casado con una mujer que no era hebrea sino etíope. 2 Y dijeron: «¿Acaso Dios le ha hablado sólo a Moisés? También nos ha hablado a nosotros». Dios oyó lo que habían dicho, 3 y se molestó al oírlo porque Moisés era la persona más humilde del mundo.

Los líderes muchas veces hacen las cosas mal, algunas las hacen sin querer, otras porque son tercos y algunos por ahí las harán queriendo, pero cuidado no te pases de la raya con aquellos a los que Dios llamó. Hay gente que habla muy suelta de cuerpo acerca de hombres de Dios, eso me demuestra que son suicidas o tienen menos revelación que Labán!!!

Algunos líderes, aprovechándose de esto, se abusan, pero la inmensa mayoría lo sufre en silencio, viendo como se le viene encima una maroma con el cuchillo entre los dientes y sabiendo que no podrá escaparse. Es por eso que Dios interviene, porque Él cuida a los suyos.

Hace un tiempo presencié un error, todos nos quedamos en silencio y antes que terminara el día, hablé personalmente con los presentes y les pedí por favor que cuidaran el nombre del hombre de Dios. ¿Apoyo su desliz? En ninguna manera, pero soy alguien que no habla mal de nadie, menos de un hombre de Dios.

No se ría de los que tienen el cierre bajo, hable en privado y avísele que se olvidó de subir la persiana del “negocio”.

He 13:7 Acuérdense de quienes los han dirigido y les han anunciado el mensaje de Dios; mediten en cómo han terminado sus vidas, y sigan el ejemplo de su fe.

Señor, cuida a cada uno de tus siervos, no me dejes olvidar a Quien sirven y lo celoso que eres Tú con tu personal. Amén.

blog post

Día de reconexión 1441- Madurometro.

Ga 4:1 En otras palabras, mientras el heredero es menor de edad, en nada se diferencia de un esclavo, a pesar de ser dueño de todo.

La inmadurez hace que tu activo no esté a tu disposición. Pablo está hablando de que un niño cuando es niño no puede disponer libremente de lo que es suyo porque no está capacitado para ello. Su inmadurez lo condiciona. ¿Entendiste? La inmadurez es una limitante de tu potencial.

En estos días he visto a personas con actitudes inmaduras y eso los está limitando en su potencial. Berrinches, portazos y tozudeces solo están alejándolos de lo que Dios ha provisto para ellos.

Hace algunos años, cuando nosotros empezamos el ministerio, había uno que se congregaba con nosotros. Era un amado hermano, pero algo inmaduro, por un tema que ni recuerdo salió pegando un portazo y se fue. Anduvo deambulando de una congregación a la otra y diez años después apareció. Nos abrazamos y charlamos al lado de la puerta del templo sobre Dorrego y en ese momento mira para el altar, donde un líder nuevito estaba dirigiendo un grupo de varones y al mirarlo me dice con algo de bronca: Yo debería estar ahí, no ese nuevo!!!

Lo mire y le dije: Lo que pasa es que él llegó, entregó su vida a Dios y desde entonces ha permitido que lo discipulemos y al madurar Dios le ha confiado el liderazgo de un grupo de hombres…

No dijo más nada… no hacía falta… fue su falta de disposición a ser enseñado, su inmadurez la que le privó de su liderazgo.

Dios ha provisto para cada uno de sus hijos una porción de su herencia, eso incluye “todo cuanto concierne a la vida y a la piedad” (1 Pe 1:3), sin embargo no nos será entregado hasta tanto no maduremos en aspectos básicos de nuestra vida. La pregunta que quizás nos hagamos es ¿Soy yo alguien maduro? Pablo escribiendo a los corintios, gálatas y efesios pone un “madurometro” para que ellos, y no nosotros, se auto evalúen.

  • Mientras haya entre ustedes celos y contiendas, ¿no serán inmaduros? (1 Co 3:3)
  • 19 Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; 20 idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos 21 y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. (Ga5: 19-21)
  • “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a el mismo” (Ef. 2:3; 1 Cor. 3:18-19).

Quizás no sea una lista exhaustiva pero sirve para detectar niveles de inmadurez. Mientras permitamos esa limitante, nuestra herencia estará en caución a la espera. Aunque hijos seremos como esclavos porque no podemos acceder a lo que nos corresponde. No son los otros, es la falta de madurez la que nos limita en la vida cristiana. Si Dios ha dispuesto su herencia para nosotros ¿Podrá alguien detenerlo para que yo no herede? Jamás!!! El limitante siempre está en mi inmadurez.

Hay una legión de herederos por ahí, enojados con este, con aquel… Hijo, patéate solo, eres el culpable de tu insolvencia… hay una herencia que está esperando a la versión madura de ti mismo!!!

Hoy es un día para avanzar en la madurez, dejarse discipular, ser disciplinado en la vida, confesar ese pecado, perdonar esa ofensa, abandonar esa actitud, mostrarme humilde ante otros, considerar a los demás como superiores, mirar la vida mediante los ojos de la fe, traer toda carga y ansiedad a Dios en oración, ser tardo para enojarme y ser amoroso. No podemos hoy empacarnos, ni berrear, no podemos hacerle una escena a nuestro Padre y tirarnos al piso… eso solo nos separa de la bendición… es tiempo de madurar.

Señor, soy consciente que muchas de las cosas que espero solo vendrán cuando llegue a ese nivel de madurez que esperas en mí. Hoy humildemente te pido que me ayudes… quiero crecer en la gracia. Amén.

blog post

Día de reconexión 1438 – El ve las manzanas que nadie ve.

Hace poco leí un tweet que decía: “Cualquiera puede saber cuantas semillas tiene una manzana, sólo Dios puede saber cuantas manzanas tiene una semilla”.

Lo “retuitié”, porque es asombroso el potencial que Dios proyecta a partir de una semilla. Debe ser esa la razón por la cual su llamado nos parece tan ampuloso, cuando en realidad nos vemos como diminutas esferas u óvalos marrones como las semillas, sin ningún atractivo. Cuando Jesús pasó por la orilla del Mar de Galilea, si hubiera caminado una cuadra hacia adentro, hubiera encontrado la sinagoga de Capernaún y allí podría haber elegido a Jairo o alguno de sus colegas como sus seguidores, pero miró a dos hermanos y les dijo:

Mt 4:19 «Vengan, síganme —les dijo Jesús—, y los haré pescadores de hombres». 20 Al instante dejaron las redes y lo siguieron.

En Lucas 5 tengo el relato completo pero me interesa esta síntesis para reforzar lo insólito de la elección. ¿Qué puede pensar un pescador dentro suyo? Sabe donde hay pique (ese día en especial había sido fiasco), entiende de navegar (aunque se haya desesperado cuando hubo tormenta), es paciente (aunque no le des una espada porque te afeita la oreja)… es decir, este individuo Simón y su hermano Andrés son de los más comunes. Pero Dios sabe cuantas manzanas hay dentro de una semilla y esa es la razón porque los llama. Jesús ese día vio una cosecha como de 3000 personas en Pentecostés, vio al cojo sanado en la puerta la hermosa, vio a Cornelio y vio a cada uno que Pedro traería a los pies de Él. Lo mismo con Andrés, lo mismo conmigo, lo mismo con vos.

Por alguna razón, Él ve más en mí de lo que nadie ve. El cuenta manzanas que nadie ve. Esto para mí tiene dos aspectos: uno alentador acerca de mi futuro porque si Él me vio y me llamó es porque sabe que mi cosecha va a ser buena. La segunda porque me desafía a pensar que hay más en otros de lo que yo espero. Suelo a moderar mis expectativas acerca de mí mismo y de los demás porque me he pegado algunos chascos importantes… pero miren la pomposa invitación: “os haré pescadores de hombres”. Si yo hubiera sido Pedro hubiera pensado que era una invitación muy rara… pero Jesús veía al pescador en una dimensión espiritual. Ese es el secreto de nuestra visión de las personas… debo verla con una dimensión espiritual, no almática.

Hoy es un día para confiar en la mirada de Dios acerca de nosotros y de los demás… hay mucho más en mí y en ti de lo que todos ven… Dios cuando me ve cuenta la cosecha de manzanas que vamos a dar.

Señor, si me dejarás verme y ver como vos miras mi corazón estaría a salvo de la decepción, de la escepticismo y de la incredulidad… déjame ver la cosecha que Tu ves. Amén.

blog post

Día de reconexión 1436 – Poquito oran!!!

Estaba en el curso EDEAM y Osvaldo Mottesi cito a Paul Yongui Cho y lo que dijo me dejó consternado. Dice que cuando él empezó su obra en Seul, Corea, debido a que la iglesia iba a estar emplazada en un barrio pesado espiritualmente, Cho decidió orar seis horas por día. Mottesi miró la cámara y dijo: Sin comentarios. Si sin comentarios. Seis horas por día!!! Nunca he orado con esa intensidad… me sentí avergonzado… he orado… pero no así, a lo bestia!!!

Luc 11:1 Un día estaba Jesús orando en cierto lugar. Cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: ―Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos.

Los judíos oraban tres veces por día: A la mañana, a la tarde y a la caída del sol. El discípulo que le pide aprender a orar no es alguien que no oraba sino alguien que observó a Jesús orando y que arribo a la conclusión que no sabía orar. ¿De que manera habrá orado Jesús? Al analizar la oración guía, el padrenuestro, nos sorprende su sencillez, su profundidad y su diversidad. Su sencillez porque un niño puede decirlo, su profundidad por los temas que aborda y su diversidad por la cantidad de aspectos que contempla en unas breves frases.

Que pasaría se alguien nos viera orar ¿querría aprender de nosotros? Algunas observaciones de Jesús:

a.- Jesús oraba fuera de programa religioso. El tenía una vida de oración. “Levantándose muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, salió, y se fue a un lugar solitario, y allí oraba.” (Mr 1:35)

b.- Oraba para dar gracias por los alimentos y oraba para sanar, oraba cuando estaba triste y cuando estaba contento, oraba para resucitar a su amigo y para elegir a sus discípulos, oraba en publico y oraba en privado. Es decir oraba la vida, no oraba en la vida.

c.- Las mayorías de las oraciones de Jesús son muy sintéticas, a diferencia de otras oraciones en la Biblia, Jesús parece que oraba frases más que párrafos. De otros hombres de Dios tenemos grandes extensiones oratoria, pero Jesús parece que no usaba, es más lo recomienda. Mt 6:7 “Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.”

d.- Oraba con en una atmosfera de sobrenaturalidad. Cuando estaba en agonía oraba más intensamente y provocó que el cielo trajera un ángel para fortalecerle. En el desierto ángeles le servían, el cielo hablaba en respuesta a sus oraciones cortas con voces audibles y el infierno también se sentía atraído por su tiempo de oración… Guau, oraba potente!!!

Hace algunos años teníamos un programa que se llamaba “100 horas ante el trono” donde por turno orábamos 100 horas corridas. Silvia, una hermana de nuestra congregación había venido ya varias veces a orar en distintos horarios y cuando el marido, que no se congrega con nosotros, le preguntó, dónde iba otra vez, ella le contestó: A orar, son 100 corridas que oramos y Gerardo le contestó, asombrado y riéndose: Poquito oran!!!

Si, estoy orando poquito. Todo esto para decirte que estoy queriendo que se intensifique mi vida de oración. Hoy quiero ir más profundo, no espero llegar a las seis horas (al menos, no hoy)… si espero llegar a la profundidad de Jesús, el cual es mi mayor modelo. Hoy es un día para orar …

Señor, enséñame a orar. Amén.

blog post

Día de reconexión 1434 – Asombrando a Jesús.

Mt 8:10 Y oyéndolo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aún en Israel he hallado tanta fe.

¿Que estás esperando de Dios? Tenemos muchas veces expectativas que están fuera de perspectivas con respecto al Dios que decimos creer. Jesús se asombra que este gentil tiene una perspectiva mucho más grande que el propio pueblo de Dios. Israel ha visto el poder manifestado de Dios pero ahora cuando Jesús camina sus calles tiene una actitud incrédula y desconfiada.

Ayer Patricia dio un taller de sobrenaturalidad y al terminar se me acercó una pareja para pedirme que orara. Los pedidos anteriores estaban referidos a la salud y Dios allí mismo sanó, pero esta pareja tenía un pedido inusual: Queremos arrepentirnos de la incredulidad en la que hemos sido enseñados. Si, así como lo lee… estos creyentes admitían que fueron educados para no creer en un ambiente religioso!!!!

¿Cómo se educa para no creer? Cuestionando que Dios pueda sanar hoy, no dando espacio para un milagro, racionalizando lo que se lee en la Biblia, haciendo que, en nombre de la voluntad de Dios, una oración carezca de fe. Siendo un adolescente me compre la colección de comentarios bíblicos de William Barclay, que lamentable decisión!!!! Sus comentarios racionales ataron mi fe y limitaron mi visión, la multiplicación de los panes y los peces había sido una despertar de la compasión de todos por la actitud del muchacho a compartir su almuerzo, la pesca milagrosa fue porque Jesús notó un cardumen que nadie había notado… siempre había una salida racional para explicar el milagro y yo también fui educado así para no creer!!!

Este centurión tuvo la expectativa más alta y esto maravilló a Jesús. Su compresión de la cadena de mandos aplicada al mundo espiritual, su humildad para no comprometer a Jesús entrando en su hogar gentil, su reconocimiento del poder de la palabra de Jesús lo hicieron alguien que maravilló a Jesús.

Me pregunto si Jesús al mirar mi fe se sentirá igual, si notará que es una fe que todo lo cree de El y que todo lo espera de El. Me pregunto si tal vez no he perdido alguna pizca de intrepidez en este tiempo maravilloso del obrar de Dios… ¿Sigo creyendo como un niño?

Hoy es un día para asombrar a Jesús, para creer que El obrará poderosamente en mi vida, confiar que el puede y que el quiere hacer ese milagro en mi vida y (Stg 5:15) La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y, si ha pecado, su pecado se le perdonará.

Señor, me dispongo a creer y a confiar como un niño. Le doy una orden a mi mente que se subordine al Espíritu y a la palabra de Cristo y creo, porque al que cree todo le es posible. Amén.

blog post

Día de reconexión 1431 – Delate.

El otro día estábamos viendo una película en Netflix y por cuestión del internet, supongo, tenía un desfasaje entre la escena y el audio. Resulta tan molesto ver, por ejemplo, que se cierra la puerta y escucharla 4 segundos después. Ese “delate” hace que uno no se enfoque en la trama y se quede colgado esperando el sonido. Uno sabe que el audio es en ingles y que lo importante es el subtitulado, pero cuando lo que pasa no es lo que se escucha hay una confusión total.

Ga 2:14 Cuando vi que no actuaban rectamente, como corresponde a la integridad del evangelio, le dije a Pedro delante de todos: «Si tú, que eres judío, vives como si no lo fueras, ¿por qué obligas a los gentiles a practicar el judaísmo?

Me asombró está expresión de la NVI: “… no actuaban rectamente, como corresponde a la integridad del evangelio…” Pablo dice que había un “Delate” entre lo que Pedro creía como convicción y lo que mostraba delante de los demás. Pedro era judío y no podía por ejemplo comer choripán y antes que cayeran gente del partido judaizante el todos los domingos en la cancha se comía un choripán con chimichurri y mayonesa acompañado de un vaso de vino. Pero cuando cayeron los acólitos de Moisés el comía un lomito seco con soda de dieta y miraba con cara de desaprobación a los que hacían la fila del chori. Para colmo hacía propaganda para el negocio de sándwich de lomitos!!!! Pablo se enoja, no porque comiera lomito, sino porque no era integro, porque simulaba para agradar a otros. Porque Pedro ya había entendido que Dios no hacía acepción de personas y ahora estaba volviendo atrás.

Hch 10:34 Pedro tomó la palabra, y dijo: ―Ahora comprendo que en realidad para Dios no hay favoritismos, 35sino que en toda nación él ve con agrado a los que le temen y actúan con justicia.

Veo gente que cree en el poder de Dios pero vive una vida de derrota, gente que cree que Dios libera pero está atada, gente que cree que Dios trae gozo pero vive en tristeza. Es hora de que lo que creo coincida con lo que vivo.

El peso de nuestras acciones hace imperativo que correspondan a nuestras creencias. Las creencias deben expresarse en acciones, sino hay un delate que hace que se pierda la fuerza en la trama de tu vida. Alguien dijo por ahí: “Lo que haces habla más fuerte que lo que gritas”. Pablo dice que el evangelio exige que lo que creo corresponda a lo que vivo porque el evangelio exige integridad.

Hoy es un día para ver si lo que creo coincide con lo que vivo y sino es así tomar decisiones de vida que hagan que mi vida se alinee con el evangelio.

Señor, ayúdame a vivir y a encarnar el evangelio de tal manera que mi vida sea integra con respecto a tu palabra. Amén.

blog post

Día de reconexión 1430 – Carnal

1 Co 3:2 Les di leche porque no podían asimilar alimento sólido, ni pueden todavía, 3pues aún son inmaduros. Mientras haya entre ustedes celos y contiendas, ¿no serán inmaduros? ¿Acaso no se están comportando según criterios meramente humanos? 4Cuando uno afirma: «Yo sigo a Pablo», y otro: «Yo sigo a Apolos», ¿no es porque están actuando con criterios humanos?

Cuando era un adolescente y queríamos denostar a alguien decíamos que era un carnal. Admito que la Nueva Versión Internacional es más amable y reemplaza la palabra “carnal” por “criterios humanos”, pero la palabra “carnal” tiene una fuerza distinta.

La palabra “carnal” es la traducción de sarkikós; y significa pertinente a la carne, corporalmente, temporal, animal, irregenerado. Describe lo que viene en nuestra naturaleza humana y que conforma todo lo “irregenerado” que hay en nosotros. La carne nunca se regenera, por eso Dios la sustituye. El consejo una y otra vez es “hacer morir” la carne, los deseos de la carne, el hombre carnal, etc… El proyecto de Dios es que yo sea “espiritual” y eso necesita una sustitución no educación.

Tengo una gata que se llama Josefina y por más que quisiera enseñarle a ser como mis perros es imposible que se comporte como London o Kalesi. Son de naturaleza distinta, nunca lograre que dependa de mí, en su imaginario ella piensa que nosotros dependemos de ella, su pensamiento es “Josefina centrista”, está primero ella y después ella. Una vez que come, ella se va y no vuelve hasta que necesita algo de nosotros. Ella se comporta pensando que somos afortunados en tenerla como mascota.

Así es la carne, meramente egoísta, pensando satisfacer únicamente sus deseos, haciendo del hombre su esclavo y volviéndolo un ser utilitario a su voluntad. Es imposible domesticarla, por ello Dios plantea en Cristo la sustitución.

Ro 8:12 Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa. 13Porque, si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero, si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán. 14Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.

Ga 2:20 He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí.

Cuando Cristo subió a la cruz llevando nuestra carne y allí planteo la ecuación de salvación para la raza humana. Si creemos en él, mi carne es efectivamente crucificada y Cristo viene con la vida del Espíritu a vivir en mí. Como verán el cristianismo es un intercambio de vida, nunca un cambio de vida. Dios no cambia la vida, sino que crucifica la nuestra y nos da la de Cristo.

Darle lugar a los chismes, a los celos, a la critica, a los deseos impuros, a la vanagloria es manejarme con “criterios humanos” o en la “carne” y eso nos hace según Pablo, inmaduros… gente que es presa de sus pasiones y no dependiente del Espíritu.

Hoy es un día para hace morir lo terrenal en nosotros, los que son de Cristo, dice Pablo, han crucificado la carne y sus deseos. Despojemos nuestras pasiones y subámosla a la cruz.

Señor, quiero que vivas en mí, no quiero vivir con criterios humanos, quiero vivir con dirección del Espíritu. Amén.

blog post

Día de reconexión 1429 – El Software

Recibí un vídeo que mi computadora no puede leer, tiene un formato raro. Inquirí en el tema y alguien me dijo que es como si hablaran dos idiomas diferentes, mi computadora es una Mac y usa un lenguaje diferente a las demás computadoras. Debo “convertir” el vídeo en el formato que mi computadora pueda leer o “convertir” mi notebook agregándole un programa que admita este formato. Mi computadora se ha quedado con un sistema viejo, debe ser actualizada.

Me resultó interesante porque a veces encuentro gente que no puede descodificar lo que Dios habla a su pueblo, es como que no pueden leer el formato. Uno habla de milagros y ellos dicen que no existen, uno habla de profecía y ellos dicen que son palabras al viento, uno habla de prosperidad y ellos se abrazan a la escasez. Tienen más fe en un médico, en un informativo, en un proyecto económico. Esto sería entendible si estas personas no creyeran en Dios, pero algunas se confiesan cristianas y algunas usan la Biblia para avalar su escepticismo!!!

«El que no tiene el Espíritu no acepta lo que procede del Espíritu de Dios, pues para él es locura. No puede entenderlo, porque hay que discernirlo espiritualmente.» 1 Corintios 2:14 NVI

Sé que esto se puede sentir con una patada en los dientes para aquellos que les cuesta creer pero habiendo venido de esa escuela quiero decirle a ellos: Necesitas un encuentro con el Espíritu Santo. Durante muchos años viví cerrado a la realidad de la intervención de Dios y del mundo espiritual en la experiencia humana. Si alguien se manifestaba era un ataque de nervios, si alguien prosperaba era por su pericia y cuando alguien tenía un problema de salud orábamos para que Dios le diera sabiduría a los médicos. Así descartábamos de plano que pudiera haber algo más que aquello que los ojos veían. Semejante cosmovisión nos hacía solo gente normal y corriente que creía en un Dios que no estaba involucrado directamente en la cosa.

La resultante de esa vivencia era que el mundo nos atropellaba, el mundo espiritual adverso se aprovechaba de nuestra miopía y nuestra vida era de derrota en derrota en vez de victoria en victoria como señala la palabra.

Pero un día el Espíritu Santo me impartió una nueva dimensión en mi experiencia espiritual y fue un nuevo tiempo, literalmente empecé a conjugar el mundo de una manera que pude decodificar cosas que hasta el momento estaban encriptadas para mí. De pronto empecé a creer!!! No que no creyera, sino que empecé a usar lo que creía en mi experiencia diaria y eso fue como si empezara a creer de nuevo. Como Pedro en la casa de Cornelio no dejaba de repetir: Ahora entiendo!!!! Ahora entiendo para que sirve orar, ahora entiendo lo de poner la mano sobre los enfermos, ahora entiendo el valor de hablarle a las montañas, ahora entiendo el ayuno, ahora entiendo lo que las puertas del hades no prevalecen, ahora entiendo!!!!

Este es un día para actualizar nuestros programas espirituales para poder entender la película que está proyectando el Espíritu en estos días. Es interesante que mi computadora podrá seguir funcionando aunque no la actualice, pero su uso estará acotado por su obsoleto programa… Si te no te renuevas no dejarás de funcionar, solo estarás acotado por lo que Dios quiera hacer en este tiempo.

Señor, quiero la versión de hoy para estar pleno para cumplir tu labor. Actualiza mi software, Amén.

blog post

Día de Reconexión 1427 – Visión renovada.

Cuando era chico mi visión era increíble, recuerdo estar sentado en el piso mirando televisión y mi nona cociendo en el sillón y decirme: Ninin, enhébrame la aguja y yo tomar la aguja y el hilo y con apenas un vistazo pasar el hilo por el orificio y seguir mirando televisión. Esto siguió sin mucha diferencia hasta que llegue a los 40 y desde allí empecé usar lentes. Hace unos meses atrás Patry me pidió que le enhebrara la aguja y entonces tomé mis lentes y los lentes de Patry y los puse uno sobre el otro y con una dificultad tremenda logré mi objetivo después de chupar mil veces el hilo!!!

1 Sa 3:1 El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia. 2Y aconteció un día, que estando Elí acostado en su aposento, cuando sus ojos comenzaban a oscurecerse de modo que no podía ver,

Para algunos quizás sea una coincidencia que en el mismo párrafo donde se dice que no había visión se nombre a un ministro de Dios que se está quedando sin visión, sin embargo, para mí hay una causalidad. El Espíritu Santo está enfatizando y haciendo un paralelismo entre la falta de visión de Elí y la sequía de revelación de aquella época.

Juntamente con ello el pasaje nombra a Samuel y que Dios se le revela al muchacho y la enseñanza es clara: Dios esta buscando una nueva generación a la cual revelarse.

Si los “Elis”, los “Ofnis” y los “Finnes” están miopes, Dios buscará “Samueles”, que aunque inexpertos, estén abiertos a la revelación para este tiempo. Dios no detendrá su avance por gente obtusa, Dios buscará gente sensible.

Mi mayor desvelo es mantenerme en el modo “Samuel”. A medida que pasan los años yo noto que tengo la tendencia a relajarme, así que me exijo. Me exijo en seguir saltando y festejando en la alabanza, a postrarme en la adoración, a pasar al frente para que me impartan, a leer una y otra vez la palabra leída, a seguir buscando revelación fresca para ministrar. Lucho para no volverme un tropiezo para la generación emergente, así que a riesgo de algunas simpatías, les animo y los apoyo a explorar nuevas expresiones de adoración. No me es fácil, yo vengo de otro siglo, pero no quiero convertirme en parte del inventario de mi congregación.

Jesús a sus contemporáneos religiosos los llamó “ciegos guía de ciegos” y les profetizó: “van camino al pozo”. ¡¡¡Dios me libre que mis ojos espirituales tengan presbicia o peor ceguera, y que como Elí condene a una generación a vivir sin revelación a la espera de un Samuel!!!

Recuerdo cuando niño que no se permitía ni batería, ni guitarra dentro de nuestros templos!!! Quiero mantener mi vista clara, para seguir siendo canal de revelación y poder hacer el paso del legado con plenitud. Siempre oro en privado con Dios: “Guárdame de ser el “Viejo MSG””, este era un hermano que nos perseguía con el himnario a los jóvenes en mi época!!! Jajaja

Lamentablemente Elí le había enseñado a Samuel todo lo litúrgico, el muchacho ya se movía y desempeñaba con total libertad en las labores culticas, pero no le había nunca hablado de la voz de Dios… ¿Por qué? Porque Eli mismo la había dejado de escuchar!!! Hay una generación diseminada en nuestras iglesias que cree que Dios habló que ya no habla, que obró pero que ya no obra… recuerdo aquel siervo de Dios que se burlaba de aquella joven diciendo: “¿Dios te habló? ¿Y como es la voz de Dios? Yo nunca la escuché!!!” Vergüenza le tendría que dar admitir que es pastor y nunca escuchó la voz de Dios!!! Que se dedique a la empresa, pero que no condene a una generación a ritos vacíos de contenido!!!

Hoy es un día para pedirle a Dios aquella vieja canción: “Renuévame, Señor Jesús, ya no quiero ser igual. Renuévame, Señor Jesús, pon en mi tu corazón. Porque todo lo que hay dentro de mí necesita ser cambiado, Señor. Porque todo lo que hay dentro de mí corazón necesita más de ti.”