>

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Hay un cuento en que un perro había cometido cierta fechoría; alguien congregó a la jauría y les pidió a todos que saltaran por encima de una hoguera; quien fuera inocente no tenía nada que temer, no así el culpable pues su culpa le había convertido su cola en paja. El culpable se descubrió cuando se negó a saltar.

 

Mr 6:16 Al oír esto Herodes, dijo: Éste es Juan, el que yo decapité, que ha resucitado de los muertos.

 

A los malvados sus malas acciones los llenan de temor. Herodes había mandado a matar a Juan y cuando aparece el ministerio de Jesús, tan lleno de señales y prodigios, lo asocia con que Juan había resucitado y por eso operaban en él esos poderes. Sin entrar en el carácter sobrenatural que todo ministerio seguidor de Cristo tiene que tener, quiero detenerme en que la mala conciencia produce temores en la vida de quienes la practica.

 

Pv 28:1 El impío huye sin que nadie lo persiga, mas los justos están confiados como un león.

 

Salomón ve que aquellos que hacen lo malo tienen “cola de paja”. Es decir tienen temor de lo que hicieron… el contraste con el justo es claro, el justo está confiado como un león.

Herodes sabía que Juan era justo…

 

Mr 6:20 porque Herodes temía a Juan, sabiendo que era varón justo y santo, y le guardaba a salvo; y oyéndole, se quedaba muy perplejo, pero le escuchaba de buena gana.

 

Sin embargo, cuando tuvo que elegir entre hacer lo correcto, cuidar a Juan, o quedar bien delante de su amante y sus gobernantes, eligió lo incorrecto, desde entonces la mala conciencia, hizo que viviera con temor.

Nuestra sociedad produce cantidades incontables de “colas de paja”, las personas somos alentadas a obrar mal sin importar la consecuencia y aparte de los daños colaterales de la mala conducta, se levanta los temores y la falta de paz que transfiere las decisiones necias que tomamos.

¿Queremos no temer? Obremos correctamente, decidamos conforme a derecho, no dejemos que nos gobiernen nuestros impulsos, nuestros deseos, nuestro sentido de justicia.

El domingo algunos me llamaron la atención por lo que dije, observando que lo dicho podía sonar agresivo. Yo había dicho que los diputados, senadores que voten a favor del aborto, tendrán que cargar con esa elección toda su vida… hay consecuencia por nuestras acciones y aún cuando nadie note esas consecuencias creo que cuando estemos ante Dios, porque todos tendremos que dar cuenta, vamos a ser juzgados por ellas. Deberíamos vivir de tal manera que nuestras acciones nos traigan la serenidad del obrar justamente para sentirnos confiados como un león. He asistido a muchas personas en su ultimo momento, no puedo olvidar aquel hombre que habiendo vivido una vida disipada se aferraba a mí queriendo recibir la tranquilidad que sus acciones no le daban… tenía cola de paja. Mi mejor consejo fue el arrepentimiento y la seguridad que Dios oye el corazón humillado. Vivir con temor de Dios es saludable.

Señor, déjame hacer acciones que traigan paz y serenidad a mi vida, líbrame de tener un corazón que viva sin temor a tu voluntad, no quiero tener cola de paja. Amén.

 

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar