>

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

Desde muy pequeño me enseñaron el valor del testimonio. Entró en mí un convencimiento que si digo algo o hago algo debo hacerlo con la responsabilidad de que mi vida es publica. Así transite mi adolescencia, mi juventud, poniendo cuidado en lo que decía, en como me conducía. Sabía, aún lo sé, que lo que haga con mi vida aporta o resta al testimonio de Jesús sobre la tierra. Todavía recuerdo, tenía unos 12 años y salimos con José, otro niño de la congregación, a invitar casa por casa para la actividad de Semana Santa. Al golpear en una casa sobre calle Dorrego, el dueño nos preguntó si conocíamos a Fulano, nuestro rostro se iluminó, era un hermano de la iglesia!!! Sin embargo, la alegría duró poco, después de asegurar que el iba a la misma iglesia que nosotros, la puerta se cerró estrepitosamente y una catarata de insultos se oyó del otro lado…

 

Jn 1:35 Al día siguiente Juan estaba de nuevo allí, con dos de sus discípulos. 36 Al ver a Jesús que pasaba por ahí, dijo: —¡Aquí tienen al Cordero de Dios! 37 Cuando los dos discípulos le oyeron decir esto, siguieron a Jesús.

 

Lo que la gente oiga de nuestra boca con respecto a Jesús, los acercará o distanciará de Él. Juan, como cada persona, tenia influencia sobre otras personas. La influencia de Juan era tremenda, “grandes multitudes salían al desierto para ser bautizadas por Juan” (Luc 3), así que el impacto de su opinión sobre Jesús influyó en la imagen de El y en su futuro ministerio. Note lo que la gente decía tiempo después con respecto a esto:

 

"Aunque Juan no hizo ninguna señal, sin embargo, todo lo que Juan dijo de Este era verdad." Jn 10:41

 

En el pasaje de hoy, dos discípulos de Juan “el bautista”, Juan y Andrés, van caminando con líder y entonces lo oyen decir que Jesús es el Cordero de Dios, inmediatamente dejan de seguir a Juan y empiezan a seguir a Jesús. Otra vez: Tu opinión de Jesús determinará si la gente lo sigue o no. Que bueno es ser factor de bendición siendo alguien que con mis comentarios y vida haga que otros sigan a Jesús. Por el contrario, que triste es ser factor de tropiezo siendo alguien que con mis comentarios haga que la gente reniegue de Jesús. Quiero decirte algo: TE ESTAN OYENDO.

¿Te das cuenta que tremenda responsabilidad hay sobre nuestros hombros? El destino eterno de una multitud pesa sobre nosotros. Es verdad, que alentados por ello, algunos cristianos han tolerado cosas inimaginables, humillaciones y vejaciones que no comparto. No porque la Biblia diga que debo poner mi otra mejilla, me dejaré sopapear por un abusador, eso no es lo que Jesús dijo … pero estoy dispuesto a soportar la afrenta y a no reaccionar por amor a Dios. Juan dirigía la gente a Jesús… pero cuando tenía que decir la verdad había que matarlo, de hecho así fue, para que se callara. Hoy creo que deberíamos darnos cuenta que somos la Biblia, de la gente que no lee la Biblia.

 

2 Co 3:2 Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres; 3 siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. 4 Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios;

 

Nuestra influencia abre o cierra puertas al seguimiento a Jesús… que hoy alguien al verme tratar a mi esposa quiera seguir a Jesús, que alguien al verme sortear un problema quiera seguir a Jesús, que otro cuando me escuche recibir ese diagnostico quiera seguir a Jesús… que todos cuando se encuentren con mi vida sepan que El es “el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”.

 

Señor, que alguien crea en ti por lo que digo o lo que hago será un testimonio que no he vivido este día en vano. Amén.

 

 

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2019 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar