>

Día de reconexión 2000 - De mudanza.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Estamos de mudanza. En este momento estoy escribiendo sobre una mesa de jardín que me debato entre dejarlo o llevármela y una silla de caño que sobrevivió a mis continuos aumentos de peso. No queda nada en la casa y cada golpe que uno hace retumba como si estuviéramos en un casa de esas abandonadas. El próximo lugar donde vamos a vivir está siendo terminado de pintar y por lo tanto todas nuestras cosas están en el patio… durmieron afuera… esperando que los dejen entrar. Algunas de nuestras antiguas cosas no las pudimos llevar… no entraban a este nuevo lugar. Las que si nos acompañaran en esta nueva morada me miraron esta madrugada pasar… la mesa de la cocina no sabe que le estoy siendo infiel con una mesa de jardín… hoy el devocional es un devocional homeless. Y el pasaje que me golpea fuerte en esta mañana es el que escribe el autor de Hebreos.

 

He 13:14 Porque en este mundo no tenemos una morada que dure para siempre, sino que vamos al encuentro de la ciudad que está por venir. 15 Nuestra ofrenda a Dios es darle gracias siempre, por medio de Jesucristo, pues hemos dicho que él es nuestro Señor. 

 

Estoy en medio de una mudanza!!! Cuando conocí a Dios decidí mudarme… de las tinieblas a su Luz admirable y aunque estoy en el mundo, no soy de este mundo… estoy de paso. Mi vida desde la perspectiva bíblica es un peregrinaje… como el de Abraham, como el de Israel… estoy de paso.

Esa sensación de estar en medio, de no ser de aquí, de saber que por más que estas sentado en lo que fuera tuyo, ya no te contiene y que inexorablemente tendrás que dejarlo… esa sensación es potente. 

Siempre recuerdo esta anécdota que leí: 

 

En el siglo pasado, un turista americano visitó al famoso rabino Chofetz Chaim...

Y se quedó asombrado al ver que la morada del rabino consistía, sencillamente, en una habitación atestada de libros. El único mobiliario lo constituían una cama, una mesa y una banqueta.

 

- "Rabino, ¿dónde están sus muebles?", preguntó el turista.

- "¿Dónde están los suyos?", replicó el rabino.

- "¿Los míos?", respondió, sorprendido... "pero si yo sólo soy un visitante... estoy aquí de paso", dijo el americano.

- "Yo también", dijo el rabino.

 

Estamos en medio de una mudanza. En la puerta de nuestra nueva morada nos están esperando aquellas cosas que nos acompañaran en nuestra nueva estancia… hay cosas que allí no entrarán… cuidado con lo que adquieres en esta vida… hay cosas que no servirán hacia donde vamos. 

Jesús hablo de ello a sus discípulos en el sermón de la montaña:

 

Mt 6:19 »No traten de amontonar riquezas aquí en la tierra. Esas cosas se echan a perder o son destruidas por la polilla. Además, los ladrones pueden entrar y robarlas. 20Es mejor que amontonen riquezas en el cielo. Allí nada se echa a perder ni la polilla lo destruye. Tampoco los ladrones pueden entrar y robar. 21Recuerden que la verdadera riqueza consiste en obedecerme de todo corazón.

 

Estamos de paso en esta tierra, rumbo a una nueva morada… nuestra manera de vivir, de sentir, de trabajar, de servir, de dar debería ser acorde a esta perspectiva. Uno de los libros más famosos del mundo fue “El progreso del peregrino”, de Juan Buyan, sin embargo el nombre completo de la obra es “El progreso del peregrino desde este mundo al venidero, mostrado como un sueño”. 

De eso se trata la obra, de eso se trata nuestra vida… estamos de mudanza. 

 

Señor, no permitas que el tener, que el reconocimiento, que la ansiedad, que el temor afecten mi peregrinar. Ayúdame a recordar que estoy de paso, sencillamente estoy en una mudanza que durará toda la vida hasta tu Presencia, mi definitiva morada. Amén. 

 

 

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar