>

Día de reconexión 2157 - El hombre olvida, Dios no.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Gn 40:23 Sin embargo, el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que se olvidó de él por completo.

Gn 41:9 Entonces el jefe de los coperos le dijo al faraón: «Ahora me doy cuenta del grave error que he cometido.

Gn 41:14 El faraón mandó llamar a José, y en seguida lo sacaron de la cárcel. Luego de afeitarse y cambiarse de ropa, José se presentó ante el faraón,

Dos años pasaron desde el día en que el copero fue liberado hasta que se acordó de José. Dos años en que se olvidó por completo del favor recibido y de cómo José le había implorado:

Gn 40:14 Yo le ruego que no se olvide de mí. Por favor, cuando todo se haya arreglado, háblele usted de mí al faraón para que me saque de esta cárcel. 15 A mí me trajeron por la fuerza, de la tierra de los hebreos. ¡Yo no hice nada aquí para que me echaran en la cárcel!

Este hombre fue restituido tal cual había dicho José y él se olvidó de su promesa y lo dejó tirado dos años más en una cárcel. Sin embargo, Dios no se olvidó y al cabo de dos años Faraón sonó un sueño y esto hizo que el copero se acordara y José saliera de la cárcel. Aunque los hombres se olviden, Dios no se olvida. 

Danny Berrios tiene una canción muy bonita que dice:

La gente necesita entender

Lo que Dios está hablando

Cuando El queda en silencio

Es porque está trabajando

Basta solamente esperar

Lo que Dios irá a hacer

Cuando él extiende sus manos

Es hora de vencer

A menudo ponemos la esperanza en la promesas de hombres que se olvidan, que una vez que salieron de la estrechez siguen su vida, que superado el obstáculo presente hacen un borrón y cuenta nueva. 

He recibido a mujeres cuyos esposos dieron un portazo y se olvidaron de sus promesas y de sus hijos. He escuchado a aquel líder que se mató acompañando a su discípulo y ahora en la primera de cambio, se ha ido y sin importarle nada, ha dejado a su mentor. 

Hace algunos años, demasiados, en una coyuntura difícil, el Señor fue claro: “El hombre no le pide al hombre”, me dijo. Yo estaba ahogado por un emprendimiento financiero de la iglesia y alguien me había prometido su ayuda… Me debatía internamente si recordarle o no su compromiso con el proyecto y entonces aquel pasaje:

Esto dice el Señor: «Malditos son los que ponen su confianza en simples seres humanos, que se apoyan en la fuerza humana y apartan el corazón del Señor.  Jer 17:5

En ese momento entendí que lo que me correspondía era orar y confiar… Dios haría lo que El sabe hacer. Dios proveyó de otro lado y  el hermano se habrá  arreglado con Dios. 

José hizo un pedido pero el hombre se olvidó, pero Dios no. Lo que Dios me ministra en este día es que El no se olvida, El vela sobre su palabra, Sus ojos están sobre sus hijos, El recuerda sus promesas. Puede parecer que aún las personas más allegadas se han olvidado de vos, aún si así fuera, mirá lo que dice el salmista:

Si mi padre y mi madre me abandonaran, tú me recibirías y me consolarías. Sal 27:10

Si todavía no hay respuesta no es por culpa del abandono divino, Dios está esperando para que cuando salgas de prisión no salgas para seguir siendo siervo sino para que seas primer ministro. El usó el olvido humano para preparar la plataforma de tu destino singular… El día que José salió lo hizo después de pasar por el spa, el peluquero y el modisto… José salió “costumizado” como el gran interpretador de sueños… salió con banda musical y fue llevado ante Faraón con bombos y platillos… Si alguien te olvidó… tranquilo, Dios está haciendo los arreglos para que salgas en victoria, pero El no se ha olvidado de vos. 

Sal 40:17 Aunque afligido yo y necesitado,

Jehová pensará en mí.

Mi ayuda y mi libertador eres tú;

Dios mío, no te tardes.

Señor gracias, no dependo de hombres, dependo de tu misericordia. Hoy vengo a meterme en la sombra de tus alas y a esperar en ti… Gracias porque nunca nos olvidas… Amén.

Tags: ,

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar