>

Día de reconexión 2155 - Evitando errores no forzados.

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Gn 17:1 Cuando Abram tenía noventa y nueve años, el Señor se le apareció y le dijo: —Yo soy el Dios Todopoderoso. Vive en mi presencia y sé intachable. 2 Así confirmaré mi pacto contigo, y multiplicaré tu descendencia en gran manera.

Que aspiración la de Dios… que exigencia para el patriarca!!! Vivir en la Presencia y ser intachable.

¿Son dos exigencias o son causa y efecto? Al leer este pasaje a simple vista parecen dos exigencias… pero al evaluar la praxis me doy cuenta que solo cuando vivo delante de Su Presencia, soy capaz de caminar de manera correcta. Cuando estoy finito con Dios mi vida es una vida mucho más sencilla, no tomo resoluciones basado en mi estado de animo, ni a segundas intenciones. Cuando estoy en sintonía con el Espíritu Santo no me desvío siguiendo la manada, ni cometo errores no forzados. 

En el tenis un error no forzado son aquellos errores que sin mediar nuestro rival, lo provocamos nosotros mismos: por ejemplo cuando tenemos una bola fácil para ganar el punto y fallamos el golpe mandando a la red o fuera de la pista la pelota.

A veces le echamos la culpa al diablo, pero en realidad el diablo no tiene nada que ver, el error vino por estar lejos de la Presencia de Dios y por ende no pudimos mantener el andar perfecto.

Cuando estoy cerca de su Presencia me vuelvo circunspecto, evalúo los escenarios, medito mis decisiones, oro por mis acciones. Esos días ando medido, mis palabras son justas, mis acciones son cautas… aún en medio de una batalla puedo tener la serenidad necesaria para tomar decisiones correctas.

Dios le dice a Abram: Mantente cerca y todo va a estar bien. 

¿Dónde estaba Dios cuando Adán y Eva pecaron? ¿Habrá estado lejos? ¿O será que Dios estaba allí, pero ellos antes que tomar el fruto decidieron alejarse de Dios? Siempre nos pasa igual, nos alejamos de Dios y allí se tuerce nuestro camino. 

El soberbio no quiere reconocer esto, insistirá en que ha orado, que es lógico lo que decidió… pero si se acerca nuevamente, si se pone a cuentas con el Señor, entonces tiene que reconocer que “el hombre no es señor de sus caminos, ni es del hijo del hombre el ordenar sus pasos”. Jer 10:23

Señor guárdame de los errores nos forzados, guárdame de salirme de tu Presencia, de decidir bajo la mascara de la oración pero dando rienda sueltas a mis emociones… no me dejes equivocar. Quiero andar delante de tu Presencia y ser perfecto, quiero ser como Jesús. Amén.

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar