>

Día de reconexión 2074 - En la brecha.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Ayer Ezequiel me contaba que había visto a un prestidigitador que avergonzaba deliberadamente y insidiosamente a los pastores. Lo hace con saña demoniaca y aunque actúa en otras latitudes no pude menos que sentir la bronca que te da que estos tipos tomen para el churrete la fe y sus ministros. Uno quisiera en ese momento que le caiga un rayo, o algo así… ¿A usted le pasa esto o solo a mí?

 

Nm 16:48 Se puso entre los vivos y los muertos, y así detuvo la mortandad.

 

Aarón está intercediendo por un pueblo que lo ha rechazado. El rechazo ha traído como consecuencia el castigo divino y entonces Moisés manda a su hermano para que interceda y con incensario “apacigüe” a Dios. 

Me resulta llamativo el lugar donde se ubicó el sacerdote, entre los vivos y los muertos. 

Mi función como sacerdote es estar en la brecha, allí donde las lenguas de fuego del infierno buscan chupar a un santo o donde el infierno busca quemar a un rebelde… ese es mi lugar de asignación. 

 

Ez 22:30ª Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese…

 

Mi lugar no está entre los muertos, he sido resucitado con Cristo. Mi lugar no está entre los vivos, he sido llamado al servicio. Mi lugar está en la línea de batalla allí buscando detener la mortandad que la perversión humana ha desatado y que la mano del Dios justo permite. 

Aarón había sido ofendido por esta gente:

 

41 Al día siguiente, toda la congregación de los israelitas volvió a murmurar contra Moisés y Aarón, alegando: —Ustedes mataron al pueblo del Señor. 42 Como la congregación empezó a amotinarse contra Moisés y Aarón, estos se dirigieron a la Tienda de reunión. De repente la nube cubrió la Tienda, y apareció la gloria del Señor.

 

Dios les ofrece ser el vengador de su honor herido, pero entonces asoma la razón por la cual Moisés y Aarón han sido elegidos… no buscan el contentamiento de su yo lastimado, sino que piensan con amor del pueblo al que han sido llamados. 

Eso mismo debe impulsar nuestro corazón. Cuando unos samaritanos rechazaron a Jesús y sus discípulos, Juan y Jacobo sugirieron hacerles una entrega de fuego del cielo que los consumiera… el corazón del sacerdote de Jesús respondió raudamente:

 

Luc 9:55 Pero El, volviéndose, los reprendió, y dijo: Vosotros no sabéis de qué espíritu sois, 56 porque el Hijo del Hombre no ha venido para destruir las almas de los hombres, sino para salvarlas.

 

No estamos llamados para marcarle al cielo donde debe descargar un rayo y partir en dos a los impenitentes. Estamos llamados para ubicarnos entre los vivos y los muertos y rogar a Dios por misericordia para el ofensivo, para el injuriador, para el escarnecedor, para el contumaz… debemos presentarnos con nuestro incensario (símbolo de la oración) y pedirle a Dios que tenga piedad, porque El todavía sigue buscando gente que haga cesar la mortandad por amor a su Nombre y a las personas. 

En estos días de pasiones encendidas, de defensa de la vida, la violencia que vomitan los promotores de la muerte es una prueba para nuestro corazón sacerdotal… Moisés y Aarón se tiraron al piso y rogaron clemencia… hagamos lo mismo. 

 

Señor, ayúdame a ser alguien que corra para ubicarme entre los vivos y los muertos y trabajar para que el infierno no siga quemando personas… ayúdame a hacer cesar la mortandad. No permitas que mi yo herido me haga insensible al dolor de aquellos que están sufriendo, justamente, pero que están siendo quemados por su propia desobediencia. Quiero ser como Jesús, Ayúdame. 

 

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar