Skip to Content

blog post

Día de reconexión 1886 – Una nueva visitación.

1 Ry 19:7 El ángel del Señor regresó y, tocándolo, le dijo: «Levántate y come, porque te espera un largo viaje».

 

Elías está tan extenuado que luego de ser ministrado se queda nuevamente dormido, pero necesita una segunda visita y entonces el ángel regresa para despertarlo y darle nuevamente alimento celestial. ¿la razón? Lo que ha recibido no le alcanzará para el viaje que tiene por delante.

Necesitamos una segunda visita desde el cielo. No es que lo que Dios haya dado sea insuficiente, sino que el camino que tenemos por delante es largo y desafiante.

Cuando llega final de año solemos sentir el peso del trajín. En el caso nuestro, hoy estamos en la segunda semana de trabajo intenso presentando el musical “El Ungido”, a medida que los días se suman, los hermanos sienten que sus brazos se hacen más pesados. Hay caras que ya no vemos y algunos que ya no sonríen como al principio. Están fundidos.

En el primer toque Dios lo corrigió de la visión desesperanzadora de su vida…

 

1 Ry 19:4 y caminó todo un día por el desierto. Llegó adonde había un arbusto, y se sentó a su sombra con ganas de morirse. «¡Estoy harto, Señor! —protestó—. Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados».

 

Necesitamos una segunda visita desde el cielo. Un toque que venga a fortalecernos, el primer toque nos sacó del pozo de la desesperación, pero el segundo viene a prepararnos porque lo que viene es grandioso.

Hoy necesito esa visita… si Dios se le apareció a Manoa porque lo pidió:

 

Jue 13:8 Entonces Manoa oró al Señor: «Oh Señor, te ruego que permitas que vuelva el hombre de Dios que nos enviaste, para que nos enseñe cómo criar al niño que va a nacer». 9 Dios escuchó a Manoa, y el ángel de Dios volvió a aparecerse

 

como no se nos va a aparecer a nosotros… que estamos pidiendo para predicar a Jesucristo.

Hoy es un día para abrir nuestro espíritu a una visitación celestial. Estamos esperando un año increíble en el 2018… necesitamos pan del cielo y agua de la cumbre!!!

“Ven Señor, como dijiste, derrama tu gloria, derrama tu gloria!!”

 

Señor, te ruego que permitas que tu Espíritu tome control total de nuestras vidas… necesitamos una nueva impartición en este día. Amén.

blog post

Día de reconexión 1884 – Pasando la antorcha

En estas semanas los hombres que integramos nuestra red, hemos recibido un desafío nacido en el seno del grupo de pasarnos la antorcha… cada día uno escribe una reflexión espiritual y le pasa el desafío a otro para el día siguiente. Buscamos terminar el año encendidos… y hemos sido día a día ministrados por lo que el Espíritu nos dice a cada uno en particular… Cada día cuando termina el devocional se nombra al siguiente y se le dice: Le paso el desafío a…. ¿lo aceptas?

Hoy, para completar la vuelta, me tocó a mi… y bueno, lo quiero masificar… quiero hoy que nos convirtamos en antorchas.

 

Jn 5:35 El era antorcha que ardía y alumbraba; y vosotros quisisteis regocijaros por un tiempo en su luz.

 

Jesús está hablando de Juan y dice de él que era una antorcha. Juan no portaba una antorcha, él era una antorcha. Juan estaba encendido, Juan ardía y alumbraba. Si alguien se acercaba a Juan debía estar seguro de dos cosas: que se iba a quemar y que iba a quedar expuesto. Eso le pasó a Herodes:

 

Mr 6:20 porque Herodes temía a Juan, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo mantenía protegido. Y cuando le oía se quedaba muy perplejo, pero le gustaba escucharlo.

 

Juan no era alguien agradable en sus modos, pero una antorcha quema… sin embargo, cuando Juan estaba no había oscuridad… porque una antorcha alumbra.

El desafío de hoy es estar tan encendido que seamos como Juan, un antorcha que arde y alumbra. Arder de tal manera que demos calor al que está con su corazón frio, que demos luz en medio de una generación a oscuras… ¿Cómo lograrlo?

 

Mt 5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

 

Jesús decía que sus discípulos estamos dotados de una luz interna, de una llama interior, el Espíritu Santo nos habita… Yo puedo arder y alumbrar!!!

Hay en nosotros un deposito interno que permite que seamos antorchas encendidas!!! Alumbremos… dando una palabra de antorcha, orando con el fuego del Espíritu, testificando con la luz de Cristo, confrontando las tinieblas con la verdad, abrazando con el calor del amor de Dios al necesitado…

Yo quiero ser una antorcha que arde y alumbra…

 

Hoy te paso la antorcha para que hagas arder y alumbrar a otros… ¿Aceptas el desafío?

blog post

Día de reconexión 1880 – Con Dios no se juega.

Hch 12:23 Al instante un ángel del Señor lo hirió, porque no le había dado la gloria a Dios; y Herodes murió comido de gusanos.

 

No es prudente ponerse en contra de Dios. Me levanté con este pensamiento… Herodes estaba vestido de su ropa real, estaba en su apogeo político… pero colmo la medida de la paciencia y Dios lo hirió. Si, este pasaje es del Nuevo Testamento, no es un pasaje del Antiguo… es del libro de los Hechos, el mismo que versículos anteriores nos contó como un ángel sacó a Pedro de la prisión… ahora otro ángel quebranta al soberbio Herodes y este muere comido por gusanos.

En el mismo libro se nos habla de un hombre y una mujer, un matrimonio, que cae muerto por mentirle al Espíritu Santo. Siempre en el mismo libro, un consejero de un gobernante se queda ciego por estorbar a los siervos de Dios que quieren predicarle a un pro cónsul. No es prudente ponerse en contra de Dios.

La Biblia se encarga de mostrar las dos caras de la moneda. Por un lado Dios es bueno y lleno de gracia, lento para la ira, grande en misericordia… Pero este mismo Dios es fuego consumidor y cuando traspasamos los limites de su paciencia establece un juicio para que nos ubiquemos. Sigue siendo el mismo Dios de amor, pero no es sabio tomar la gracia de Dios en vano.

Ya en el Antiguo Testamento, dos sacerdotes, hijos de Aarón osaron ser irreverentes en su servicio y dice la palabra:

 

“Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová.” Lev 10:1

 

La gente suele pensar que podemos hacer tropelías que no pasa nada… no es así. El enfasís en el perdón de Dios ha hecho pensar a la gente, aún a los mismos creyentes y ministros, que Dios es un tipo de pacifista que le podemos hacer lo que queramos que siempre va a mirarnos con una sonrisa y con una cara de hippie, “Paz y Amor”. Déjeme decirlo de esta manera: “Con Dios no se juega”. Pablo se encarga de aclararlo:

 

Ga 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

 

Hay una ley de retribución… para lo bueno y para lo malo… Herodes se pasó de la raya, Ananías y Safira quisieron mentirle a Dios. Nadab y Abiú fueron irreverentes. Elimas se burlaba de los apóstoles… Dios los quebrantó a cada uno de ellos… Con Dios no se juega. Deberíamos descalzarnos ante su Presencia.

 

Dt 12:28 Por lo cual, puesto que recibimos un reino que es inconmovible, demostremos gratitud, mediante la cual ofrezcamos a Dios un servicio aceptable con temor y reverencia; 29 porque nuestro Dios es fuego consumidor.

 

El día del velorio de Ananías y Safira la gente se dio cuenta que ofrendar no era una pavada. El día del “asado” de Nadab y Abiú, los sacerdotes se enteraron lo que le pasa a los irreverentes y los empleados del gobierno cuando vieron a Elimas buscar quien lo guiase, se arrepintieron de ponerle palos en la rueda a la iglesia… Con Dios no se juega.

Hoy es un día para proceder con reverencia y temor delante de Dios. Sigue siendo el mismo Padre amoroso que conocemos, pero no lo provoquemos, ni seamos irreverentes…

 

Señor, no permitas que, como algunos, crea que puedo hacer lo quiera amparado en una gracia diluida… ayúdame a servirte con temor y temblor. Amén.

blog post

Día de reconexión 1879 – Sobre dar y otras yerbas

Dt 23: 24 »Si entras a la viña de tu prójimo, podrás comer todas las uvas que quieras, pero no podrás llevarte nada en tu cesto. 25»Si entras al trigal de tu prójimo, podrás arrancar espigas con las manos pero no cortar el trigo con la hoz.

 

Para Dios la riqueza tiene una dimensión social. Quien haya sido bendecido y prosperado tiene que tener abierto sus “campos” al necesitado. Dios permitía en la ley que el pobre pudiera satisfacer su necesidad de los campos o quintas… pero solo lo que podía comer. Dios no admitía el saqueo… solo lo que la persona quería comer.

En una sociedad donde tenemos niveles de 30 % de pobres, es interesante que recordemos que Dios le daba una responsabilidad social al que más tenía. Sin embargo, el que no tenía debía trabajar para conseguir lo que necesitaba. El menesteroso debía arrancar las uvas, cortar con la mano la espiga, no podía usar hoz. Parece infantil la advertencia, pero no lo es.

Hay un vicio en el asistencialismo y es dar robándole al indigente la satisfacción de sentir el merecimiento de conquistar su pan. Mire lo que Dios establecía en otro párrafo:

 

Lev 23:22 »Cuando llegue el tiempo de la cosecha, no sieguen hasta el último rincón del campo ni recojan todas las espigas que queden de la mies. Déjenlas para los pobres y los extranjeros. Yo soy el Señor su Dios».

 

Booz cuando quería ayudar a Rut dio la orden de dejar caer las espigas… no le robó el privilegio de agacharse para buscar su pan…

Porque la riqueza debe ser compartida pero el que la quiera, debe en alguna medida poder conquistarla. ¿Cómo sería hoy en día? Bueno, ese es nuestro desafío… En una cultura donde se nos ha enseñado a dar por lastima y donde el que tiene siente culpa, es muy complicado. Aún religiosamente, la “evangelización” de nuestras tierras se hizo en base a que se puede “ganar” el favor divino con buenas obras, esto ha derivado, según el historiador Garcia Hamilton, en que el pobre exige la ayuda y en que el rico necesita ayudar. El resultado es que el pobre es soberbio y el rico da bajo amenaza…

Uno de los desafíos que tenemos como sociedad es poder devolverle al necesitado la oportunidad de “agacharse” por sus espigas y ayudar a los poderosos para que libremente puedan dejar de su cosecha los “rincones” para los que menos tienen.

Se hace imperioso en los tiempos venideros bajar la pobreza, pero en el mientras tanto deberíamos recordar lo que Dios dice con respecto al ayudar al necesitado:

 

Dar algo al pobre es dárselo al Señor; el Señor sabe pagar el bien que se hace. Pv 19:17

 

Hoy es un día para dar gracias por lo que tenemos, no poner reparos para ayudar al necesitado pero entender que la ayuda para ser completa debe contemplar la posibilidad de recibir una contraprestación… Que la ayuda no se quede en limosna… permite que sea salario.

blog post

Día de reconexión 1878 – El beso de la muerte

Yo sé que fuiste tú, Fredo. Rompiste mi corazón – dice Michael y acto seguido le estampa un beso en la boca. En la segunda parte de la película “El Padrino”, Michael Corleone besa a su hermano Fredo, advirtiéndole que ha descubierto su traición y que va a morir por ello. Un ritual mafioso escenificado por Al Paccino y John Cazale en el film de 1974. Eso beso fue una sentencia de muerte.

 

Jn 13:26 Entonces Jesús respondió: Es aquel a quien yo daré el bocado que voy a mojar. Y después de mojar el bocado, lo tomó y se lo dio a Judas, hijo de Simón Iscariote. 27Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo pronto.

 

Hay momentos que le abren la puerta al enemigo de nuestras almas. Jesús le está ofreciendo a Judas la oportunidad del arrepentimiento dándole el bocado del honor. ¿Qué espera Jesús?, que Judas no lo acepte… el ha tramado entregarlo, espera que Judas le diga: No soy digno de este honor; pero Judas en vez de quebrantarse toma el bocado con la normalidad del asunto y entonces sella su suerte… el diablo entra en él.

Ayer un líder me estaba informando, correctamente, el reporte de la vida de uno de sus hilos que había hecho tropelías… en un determinado momento le dije que no me cuente más nada… no quiero saber… cuido mi corazón… hay cosas que no deben entrar en mí. Hay un limite, y hay cosas que no debo recibir… me oscurecen la vida.

Yo se que los chismosos se rasgaran las vestiduras… pero pensamientos, imágenes, comentarios pueden despertar el pecado en mí… actuar con soberbia, con hipocresía despiertan el cáncer de la maldad en la vida.

El equilibrio en la vida cristiana es tan frágil, que deberíamos cuidar cada detalle en nuestra vida. Algunos seguramente pensaran que soy flojito y tienen razón…

Aquel día Jesús esperaba que Judas dijera: No quiero esto en mí… pero no lo hizo.

¿A que debes decirle: No? ¿Qué cosas son un beso en la boca de parte del diablo? Repaso una y otra vez miles de circunstancias… y estoy tan agradecido por manejar siempre un perfil bajo, por no habérmela creído, por siempre redondear para abajo, por no manejar un doble discurso, por no dejar que nadie piense de mí más de lo que ve u oye…

No soy muy brillante pero me ha servido mucho reaccionar con quebrantamiento y sentido de indignidad ante Dios… ¿Quién soy yo? Y ¿Quién la casa de mi padre?… Si Judas hubiera hecho esto… la muerte de Jesús hubiera llegado por otro camino, pero él no habría sellado su destino.

Hoy es un día para vigilar como reaccionamos ante aquellas cosas con las cuales Dios nos honra o ante aquellas cosas con las cuales el enemigo nos asedia… guarda lo que entra en tu boca… no vaya a ser que un bocado se convierta en el beso de la muerte.

 

Señor, mantenme humilde, quebrantado y no permitas que abra mi boca para recibir algo que debía llevarme al arrepentimiento… y que al final me lleve a mi ruina.

blog post

Día de reconexión 1877 – Lo que me quería comer…

Jue 14:14 Entonces les dijo:

«Del que come salió comida;

y del fuerte salió dulzura».

 

Hoy vengo a decirte que: Lo que te quería comer te va a alimentar y lo que quería amargarte te va a alegrar.

La biblia cuenta que Sansón un día se enfrentó a un león y lo despedazó. Arrojó su cadaver al costado y siguió su camino… Cuando a los días Sansón pasó por el lugar encontró que en el cuerpo muerto del león se había formado una colmena y que en ella había miel… el extendió su mano y tomó un poco para él y luego para sus padres.

No quiero concentrarme en lo que esto involucra ceremonialmente para Sansón… si quiero usar esta figura para llegar a mi propósito … Lo que te quería comer te va a alimentar y lo que quería amargarte te va a alegrar.

Solemos creer que podemos obtener mieles, sin lucha y tener dulzura sin enfrentarnos a emboscadas… pero la verdad es que las bendiciones por más que están establecidas tienen que ser conquistadas.

Hoy quiero hablarte a vos que estás siendo apremiado por el diablo, quiero hablarte a vos que estas peleando la batalla de tu vida, quiero repetirte la misma palabra que Dios me diera hace una semana:

Ro 8:18 De hecho, considero que en nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros.

Lo que me quería comer… me va alimentar y lo que me quería amargar… me va a alegrar. Aleluya!!!

  • Dejen que Aman construya la horca para los mardoqueos y que prepare para él su carro… la historia no va a terminar como la escribió él, sino que Aman terminará en la horca y Mardoqueo honrado en el carro real…
  • No se hagan problemas que Goliat amenace darle la carne de los Davies a las aves de los cielos… cuando el día termine, el estará en el suelo y su cabeza en nuestra mano!!!
  • No se asusten porque Herodes haya prometido sacarnos para morir al alba… Dios enviará a su ángel en la noche, nos abrigará, nos hará invisibles y abrirá las puertas para que seamos sacados de la prisión. Aleluya!!!

Muchos saben que hemos estado pasando un periodo de prueba… hemos sentido al león y su aliento acá en la cara, hemos visto desde primera fila sus fauces… pero gracias a Dios el Espíritu vino sobre nosotros y lo despedazamos a mano limpia… hemos quedado extenuados… el corazón a veces vive en un bucle… revivimos una y otra vez lo que pasó… de la nada nuestro pensamiento y conversaciones vuelven ahí… fue muy traumático, este año de establecimiento… hemos confrontado cosas grosas… perdidas, traiciones, desencanto, desilusión… pero aquí estamos. Y lo maravilloso de todo esto es lo Dios me decía este viernes… Lo que te quería comer te va a alimentar y lo que quería amargarte te va a alegrar.

Ro 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? …  37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Pablo está diciendo que el león ha venido con tribulación, con angustia, con persecución, con hambre, con desnudez, con peligro, con espada… pero que lo que lo quería comer lo alimentó y lo que lo quería amargar lo alegro!!! Aleluya!!!!

Y sino me cree… mire la cruz, mire la tumba!!! Cuando el enemigo creía que había vencido… lo único que había hecho era que aquel que fue crucificado como un ladrón, enterrado como un derrotado se levantará en victoria al tercer día y se sentará victorioso a la diestra de hoy… Lo que te quería comer te va a alimentar y lo que quería amargarte te va a alegrar!!! Aleluya!!!

Jesús en mi vida no solo me da la fuerza de ganar esta batalla sino que además viene un tiempo que he de comer la miel de esta victoria y lo que me quería amargar será un motivo de dulzura para mi dia…. No sé como, pero en todas estás cosas soy más que vencedor en Jesús. Aleluya!!!

 

Ro 8:38 Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, 39 ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.

 

blog post

Día de reconexión 1873 – El recuerda el pacto.

Hace algunos años se había puesto de moda un bronceador instantáneo entre los hombres casados. Era uno que se aplicaba sobre la zona de la mano donde va la alianza de matrimonio. Resulta que algunos infieles, salían a los lugares de diversión y aunque se sacaban el anillo para simular soltería aún permanecía la marca de la falta de contacto con la luz de esa zona. Así que, pronto los hombres empezaron a usar este bronceador para borrar la huella de su compromiso.

 

Así dice el Señor omnipotente: Te daré tu merecido, porque has menospreciado el juramento y quebrantado la alianza. Sin embargo, yo sí me acordaré de la alianza que hice contigo en los días de tu infancia, y estableceré contigo una alianza eterna. Ez 16:59-60

 

Que Dios piadoso que tenemos!!! Israel es caracterizado en este pasaje como una mujer despreciada desde su nacimiento y que ha sido rodeada desde ese momento de la misericordia de un esposo amante. Salvada, cuidada, lavada, vestida, honrada, alimentada esta y otras muchas cosas son el efecto del amor de su esposo sobre ella. Pero a medida que es rodeada de la misericordia, una y otra vez Israel decide ser una esposa infiel, pagando inclusive para devolver con mal al conyugue fiel.

Es entonces que Dios, en su papel de esposo, toma dos decisiones: Darle su merecido por haber olvidado su alianza, pero a la vez, no olvidarse El de la alianza que ha hecho con su pueblo.

Me recuerda aquel pasaje de Pablo a Timoteo:

 

“Si somos infieles, él sigue siendo fiel, ya que no puede negarse a sí mismo” 2 Tim 2:13

 

Dios es un esposo que no olvida su pacto. En estos días ministre a un hombre pasando este dolor… Me asombro su amor, su deseo de perdonar, recuerdo que lo mire allí preguntándose que más podía hacer… era lógico que la iba a repudiar… sin embargo, después de un rato de silencio dijo para mi asombro: Yo le voy a dar otra oportunidad porque la amo. Guau!!! Eso es amor, amor humano teñido de falencias e imperfecciones, pero un amor que renueva la oportunidad!!! Cuanto más Dios!!!

Muchas veces cuando actuamos tan deslealmente, como Israel, podemos aceptar la primera parte del pasaje, es decir, el castigo por nuestro pecado. Es lógico, siempre hay consecuencias de nuestros actos y entendemos claramente lo que activamos con nuestra desobediencia. Lo que muchas veces nos cuesta creer es que Dos nos de una nueva oportunidad… pero Dios no se ha sacado el anillo de su mano… El aún sigue comprometido con nosotros, y nos vuelve a tener misericordia… ¿cuesta creerlo? Si, pero si los humanos con nuestro amor imperfecto sabemos dar nuevas oportunidades, cuanto más Dios.

Tal vez hoy te cueste entenderlo… pero tienes una nueva oportunidad. Entender esto ha sido clave en mi vida, cuando renegué de mi llamado durante diez años, fue la revelación de la nueva oportunidad la que me trajo hasta aquí. Hay consecuencias que pagaremos por nuestra infidelidad pero El se acordará de su alianza con nosotros. Dios no se saca el anillo, ni borra la marca de su pacto!!!

 

Me conmueven esas parejas ancianas donde el o ella han sido de cascos ligeros, y que ahora, caminan de la mano, y casi es una ley que el díscolo, el infiel depende del conyugue constante y fiel. Cuando veo esto, termino pensando que el amor termina venciendo la necedad, la miseria y la ruindad. Que Venza Dios en nosotros!!!

 

Señor, déjame ser tan fiel como Tu lo eres conmigo.

blog post

Día de reconexión 1871 – Buscando

“Ahora bien – afirma el Señor -, vuélvanse a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos” Joel 2:12

 

En días de desastre nacional, en días de desastre comunitario la biblia aconseja volverse a Dios.

En 1940, apenas fue elegido como primer ministro ingles, Winston Churchill, declaró un día de oración y ayuno. Es más, pidió un minuto de meditación diario a las 09:00 en punto. La guerra la ganó el que se volvió a Dios, no lo ganó la maquinaria de guerra nazi, sino aquellos que supieron entender que en días de desastre hay que volverse a Dios.

Necesitamos como lo hiciera Mardoqueo entender la trascendencia de la hora y humillarnos ante Dios. ¿Cuánto haces que no ayunas? ¿cuánto hace que no entras en un tiempo de humillación? Ester estaba en su palacio viviendo su vida de princesa pero su tío humillado delante de la puerta del rey, sacó a Ester del ensueño y la llevo a buscar junto a todo su sequito.

Recién una hermana le pasa a Patry un sueño donde el infierno se levanta en contra del pueblo… ¿será casualidad que yo estoy sintiendo esto y por otro lado en el cuerpo hay un alerta divino?

Estos son días de oración y ayuno. Lamento que nuestros gobernantes ante los desastres nacionales que se llevan la vida de nuestros compatriotas no tengan la sensibilidad de encabezar una búsqueda de Dios… pero nosotros no podemos de dejar de ir al altar a buscar de Dios con humildad y lagrimas.

Cuando Daniel entendió por las escrituras que estaba cumplido el tiempo de la deportación y se volvió a Dios, lo hizo confesando el pecado nacional como propio.

 

“Entonces me puse a orar y a dirigir mis suplicas al Señor mi Dios. Además de orar, ayuné y me vestí de luto y me senté sobre cenizas. Estas fue la oración y confesión que le hice:

“Señor, Dios grande y terrible, que cumples tu pacto de fidelidad con los que te aman y obedecen tus mandamientos: Hemos pecado y hecho lo malo; hemos sido malvados y rebeldes; nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus leyes. No hemos prestado atención a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes y príncipes, a nuestros antepasados y a todos los habitantes de la tierra” Dn 9: 3-6

Paralelamente que nos alegramos por haber transitado un año de victorias, debemos estar alertas y llamar a nuestro espíritu a que se aleje de la soberbia triunfalista autosuficiente y que recorra el camino de la oración y la humildad para con Dios.

Estos días te animo a buscar a Dios en oración y ayuno… no te vas a morir… humillemos nuestro espíritu delante de Dios y enfoquemos nuestra atención en Él.

 

Señor, te pido perdón por los pecados propios y los del pueblo, ten misericordia de nosotros, míranos a través de Cristo. Cierra las fauces de las fieras y concédenos la valentía de seguir tus pasos en medio de un mundo que se aleja de Ti. Hoy yo te busco con fuego en mi corazón. Amén.

blog post

Día de reconexión 1870 – Ampliando la perspectiva.

Que es esto? Todos hemos jugado a esto. Se nos presenta una imagen enfocada y claramente distinguimos un gato con su cola y luego cuando la perspectiva es aumentada, el gato con su cola es el cabello de una dama y su sombrero… y aparece en escena un retrato.

 

Ro 8:18 De hecho, considero que en nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros.

 

Estoy releyendo una y otra vez este pasaje. Ayer a la mañana Dios me consoló con el cuando estábamos orando en el altar. Es que la semana anterior había sido intensa, fue un golpe tras otro, caminando en medio de un campo minado, no queriendo cometer un error para no causar más daño que los propios involucrados causaron. Así que, llegue exhausto con una palabra de Dios para compartir y confiando en Sus Fuerzas para poder darlas.

Cuando estaba en el altar me sobrevino una certeza… el dolor no será en vano y el texto asomó a mi espíritu.

El apóstol Pablo no niega los sufrimientos, no los esquiva. Es un hombre que está, como Jesús, “Experimentado en quebrantos”, ha sido encarcelado, abandonado, golpeado, traicionado, como naufrago, en fin, Pablo ha sufrido… pero tiene una esperanza y desde la Biblia me las infunde a mi…

 

Nada de lo que sufres se compara con la Gloria que viene!!!

 

¿Puedes creer esto? Me acuerdo de un hermano que sufrió otra vez una traición, me acuerdo de una hermana que sufrió una desilusión, viene a mi mente otra hermana que perdió a un ser maravilloso. Para ellos, para nosotros “nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros”.

Confieso que pase al altar porque sabia que debo estar orando… pero estaba cansado, pero cuando el Espíritu me ministro esto… transformó el ambiente.

Hace algunos años, un domingo pesado, Estercita una hermana anciana de la iglesia se acercó y me susurró al oído:

 

Aun Dios llenará tu boca de risa, y tus lengua de alabanza. Job 8:21

 

Si, Señor!!! Así será, no se si mañana, pero estoy seguro que la historia no termina así. El enemigo quiere hacernos ver el mundo en un color sepia, monocromático… una variación de grises a negro. Pero Dios quiere que estemos seguro que lo que viene es mejor… Hay algo mejor en nuestro futuro. Viene gloria, viene crecimiento, viene expansión, viene victoria… siempre después de un monte calvario al que cree le espera una tumba vacía y una resurrección gloriosa!!!

Me levanté del altar con una energía nueva, ya no preocupado por cuidar lo recibido, sino desafiado a ir por más… a formar más liderazgo, a confiar en más personas, a seguir engendrando más siervos de Dios. Agradecí tanto por lo confiado pero me ilusioné tanto con lo que viene… allí alabando como hacía tiempo no lo hacía empecé a darle forma a la Gloria Venidera… Si, declaré lo que venía y créanme cuando pase a predicar tenía un misil en el… animo. Estaba eufórico… no porque las tribulaciones hayan pasado, sino porque la perspectiva se había ampliado y ahora entraba en el cuadro la Gloria venidera!!!

 

Gracias Señor, lo mejor de mi vida está por venir!!! Lo creemos, lo esperamos, “Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.” 2 Co 4:17-18

blog post

Día de reconexión 1866 – Un trasero gordo.

Nadie se quiere sentar con el gordo. Esa es una sentencia de mi autoría. Me acabo de sentar en el colectivo del transfer y puesto que me gusta el pasillo me he sentado ahí y ha quedado libre el asiento de al lado. Resulta divertido ver a las personas venir presurosos cuando ven que está vacío y seguir de largo cuando ven el tamaño del compañero temporario de butaca. Si fuera matemática lo expresaría así: La comodidad es inversamente proporcional al tamaño del trasero de tu acompañante. Los seres humanos buscamos la comodidad por eso resulta interesante que Jesús para captar seguidores haya sido tan áspero.

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Mt 16:24

Resulta asombroso que Jesús captara seguidores con esta cartilla de reclutamiento.

Luc 14:25 Grandes multitudes seguían a Jesús, y él se volvió y les dijo: 26 «Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor[b] a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.

¿No nos estaremos equivocando? Porque hemos suavizado la voz profética De la Iglesia en pro de la masificación cuando Jesús hizo lo diametralmente opuesto. Es como que nosotros no sabemos como no incomodar a las personas, y Dios como que ocupa una plaza y media para que el que se sienta lo haga a sabiendas que no va a ser sencillo. De eso se trata el tema de la puerta angosta o de la senda estrecha… todo en el reino es XS, no hay nada XXL.
Mientras viajo confortable en este bus pienso que a veces queremos transitar la vida Cristiana cómodos y no se puede!!! No hay cristianismo sin cruz, ni pentecostés sin muerte… no hay pesca de hombres sin dejar redes llenas de peces. Lo que hizo que Pedro fuera apto para el ministerio es que sus redes estaban llenas, Dios no llama a fracasados, primero les da éxito y luego los invita a dejar todo por El.
Es así de ancho el trasero del evangelio… te incomoda!!!
Nunca Dios dice: Como eres un inútil, ven a servirme. Eso en otros tiempos nos trajo una legión de frustrados liderando. Hasta Moises tuvo que tener éxito en las 10 plagas y pagar su liderazgo confrontando a faraón para guiar al pueblo.

Hoy el Espíritu me guia a abrazar la senda estrecha, la puerta angosta, la cruz… de eso se trata, de negarme a mi mismo y sentarme al lado de un Dios que me incomoda.

Señor ayúdame a no ser tan cómodo que rehuse tu llamado por no ser capaz de pagar el precio correspondiente. En esta etapa aún hay precios que debo pagar porque la Cruz se toma cada día. Amen.