Skip to Content

blog post

Día de reconexión 1719 – Sin almidón.

Ayer las mujeres vinieron de un retiro, vinieron tan llenas de Dios, tan felices de unos días con su Señor que en el culto pasaron en medio de la alabanza, pasaron a saltar al frente y a cantar. Inmediatamente ocurrió… uno de los lideres mandó un twett que decía que Carlos, el que dirigía la alabanza, parecía Sandro rodeado por sus fans. Nos empezamos a reír todos, Ezequiel que dirigía lo mencionó y se río toda la iglesia, cuando terminamos el culto con una alabanza  las hermanas se pusieron de acuerdo y le tiraban las chalinas, las bufandas como hacían las fans con el ídolo de la canción!!! Esta mañana tengo una media docena de fotos donde le cambiaron la cara a Sandro y le pegaron la de Carlitos… Si, nos divertimos alabando a Dios y creo que nuestra alegría alaba a Dios.

Mt 11:19 Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: “Este es un glotón y un borracho, amigo de recaudadores de impuestos y de pecadores”. Pero la sabiduría queda demostrada por sus hechos».

Hay un vinagre que se metió en la iglesia que consiste en sacar todo lo divertido, todo lo festivo, un cuidado con el mundo aterrador… que ha hecho del cristianismo algo alejado de su esencia. A veces parecemos más discípulos de los fariseos, llenos de reglas y normas, que discípulos de Jesús.

Jesús no tenía esa forma adusta y seria. Puedo equivocarme pero en mi criterio Jesús no hablaba todo el día en parábolas, no estaba todo el día cortándole las bromas a sus discípulos, ni andaba haciéndole señas a Pedro para que se comporte… No andaba todo el día cuidando el testimonio, diciéndole a las mujeres que no se pinten, ni a los pecadores que cuiden la boca. Perdóneme, no digo que él hubiera sido grosero, pero si vivís con una docena de hombres, hay un manera de comunicarse que impera, donde la broma, la risa, la cargada va a estar… más si tenes en tus filas pescadores, recaudadores de impuestos, terroristas y otros.

Para mi Jesús se rio muchísimo con esos doce discípulos y era tanta la algarabía que había en ellos, que era atractiva… ¿por qué sino se iban acercar los recaudadores de impuestos y los pecadores? Para que los machaque, olvídalo… eso ya lo hacían los fariseos… Jesús era diferente, Jesus era sin almidón.

¿Te imaginas a Jesús diciéndole a los judíos no bailes? ¿Te imaginas diciéndole a la gente no tomen vino? Jajaja, imposible… el no estaba en esa nimiedad, el no se dedicaba a colar mosquitos, el trabajaba con los camellos!!! ¿Y actualmente? Igual. ¿Te imaginas a Jesús diciendo no escuches música que no sea cristiana? Jesús se debe reír de alguna de nuestras normas profilácticas… ¿Que opinión le merecerá la morcilla? ¿se podrá comer o no? Todos sabemos lo que es pecado, lo que Dios nos pide es que nos abstengamos de toda clase de mal… pero cuando nos sentamos en una mesa y nos reímos nos alegramos en Él, podemos divertirnos y ser santos!!! ¿y si alguno despista? Le pegamos un sopapo en la nuca y seguimos adelante… al menos creo que así debe haber lidiado el con los despistes de los discípulos.

¿Vale todo? No, no podemos pecar… pero podemos reírnos, ser felices, cantar, bromear, bailar, arreglarnos, comer, beber, vestirnos… en fin poder vivir y ser un faro que irradía una luz diferente en medio de una generación “adultera y pecadora”, que a propósito cuando Jesús uso ese termino lo refirió a los religiosos de la época.

Te pido perdón si te ofendo, si confirmo tu sospecha que soy un mundano, pero no puedo imaginarme a Jesús con el estereotipo que le pusieron gente carente de gozo, que formaron a Jesús a imagen y semejanza de su frustración y que así se lo trasmitieron a los suyos.  Quizás era gente llena de fe, que hicieron cosas extraordinarias por Dios pero que no pudieron lidiar con la religión.

Necesitamos redescubrir a Jesús… ríete más, disfruta más, se feliz… eso le alaba a Él.

Señor, no permitas que me vuelva un creyente almidonado, avinagrado, que los que me prueben arruguen la cara, déjame vivir en la sorprendente novedad de tu Presencia. Amén.

blog post

Día de reconexión 1716 – Constante.

¿Por qué te jactas de tu maldad, varón prepotente?

¡El amor de Dios es constante! Sal 52:1

 

Doeg el edomita fue el chismoso que salió corriendo a denunciar a los sacerdotes de Nob, a la casa de Abiatar. Era un hombre de raza edomita, que funcionaba como el principal de los pastores de Saúl. Cuando vio a David en Nob se encargó que Saúl lo supiera. Pero esto no fue todo, cuando Saúl sentenció a los sacerdotes fue el único que se animó a matarlos y mató a ochenta y cinco siervos de Dios. Es cuando David se entera de todo esto en que dice:

1 Sa 22:20 Sin embargo, un hijo de Ajimélec, llamado Abiatar, logró escapar y huyó hasta encontrarse con David. 21Cuando le informó que Saúl había matado a los sacerdotes del Señor, 22David le respondió: ―Ya desde aquel día, cuando vi a Doeg en Nob, sabía yo que él le avisaría a Saúl. Yo tengo la culpa de que hayan muerto todos tus parientes.

Es en este contexto que David escribe el salmo, el encabezado dice: “Masquil de David, cuando Doeg el edomita fue a informarle a Saúl: «David ha ido a la casa de Ajimélec».”

¿Qué dice David? Le habla a Dios, pero desde la oración le declara a Doeg en la distancia que no debería jactarse de su maldad porque “El amor de Dios es contante!”

Me pega esta frase, significa que el amor de Dios se mantiene. Cuando David mató al gigante, el amor de Dios estaba presente. Cuando Jonatán hizo pacto con él y le dio su ropa, sus armas, el amor de Dios estaba allí. Cuando se convirtió en un héroe nacional, el amor de Dios se manifestaba. Ahora, cuando está siendo perseguido, cuando hay un acto de injusticia manifiesta como la muerte de inocentes, David declara que el amor de Dios se mantiene sobre su vida.

Nada hace cambiar el amor de Dios. No importa que circunstancias estemos atravesando, si es de día o de noche, el amor de Dios es constante. No varia, no decrece, no crece, el amor es… Dios te ama, su amor es constante.

Creemos que cuando algo malo nos pasa, Dios ha dejado de amarnos. Cuando algo bueno ocurre, sentimos lo contrario. Esto es incorrecto… el amor de Dios es constante.

Ha habido tanto dolor, tanta injusticia, se ha derramado sangre que uno puede pensar que David entrará en un actitud negativa, nada de eso… El cree en el amor continuo de Dios. David mira su futuro y termina el salmo diciendo:

8Pero yo soy como un olivo verde

que florece en la casa de Dios;

yo confío en el gran amor de Dios

eternamente y para siempre.

9En todo tiempo te alabaré por tus obras;

en ti pondré mi esperanza en presencia de tus fieles,

porque tu nombre es bueno.

“En todo tiempo te alabaré”, no dependo de circunstancias… nada de lo que me pase puede hacerme dejar de alabarte.

Hoy es un día para descansar en ese amor que no varia, que no cambia. Yo floreceré, yo confiaré, yo alabaré, yo esperaré… ¿Por qué? “Porque tu nombre es bueno”, dice David. Dios me ama de manera constante.

Señor, no permitas que dude de tu amor, tu amor es constante. Gracias.

blog post

Día de reconexión 1715 – Amor y Canción.

“Esta es la oración al Dios de mi vida: que de día el Señor mande su amor, y de noche su canto me acompañe.” Salmos 42:8 NVI

Necesito durante el día su amor, pero en la noche necesito que llene los silencio con una canción.

Es de noche cuando te visita el dolor, cuando el duelo viene a tu vida, cuando el diagnostico es pesimista, cuando alguien te ha amenazado. Es de noche cuando una tormenta sacude tu barca, cuando las olas quieran anegarte. Es de noche y allí el salmista pide poder cantar.

Hay un poder en tener una canción en medio del dolor. Lo hablábamos el otro día, se libera poder cuando podemos cantar en la noche de nuestra vida. El salmista está enfermo, está clamando como el ciervo clama por las corrientes de las aguas, tiene sed de Dios y entonces nos cuenta: Mi oración es que no pierda de vista que El me ama y en medio del dolor pueda mantener mi boca alabando a Dios.

El otro día observaba a un amigo que tuvo una gran perdida y veía su esfuerzo por cantar en medio de la congregación. Yo sé que no tiene ganas de cantar, pero igual está cantando, levanta sus manos, celebra… ha decidido que va a permitir que el canto de Dios lo acompañe en su noche.

Amor y Canción es todo lo que necesitamos. Es la visión del amor de Dios cuando todo va bien la que luego te provee el canto cuando la noche se cierne sobre tu vida. Los que no pueden cantar en su noche es porque creían durante el día que lo que tenían era porque lo merecían, no porque Dios haya sido tan inmensamente bueno que les había ministrado en su gracia. Ahora creen que no lo merecen y quizás sea verdad, pero tampoco merecían la bendición y no se dieron cuenta que fue su amor… solo Su Amor la razón por la que fueron bendecidos.

Job 2:10 Job le respondió: ―Mujer, hablas como una necia. Si de Dios sabemos recibir lo bueno, ¿no sabremos recibir también lo malo?

Amor y canción, día y noche, así funciona la vida del creyente.

Pablo está en la celda cantando, en el barco comiendo tranquilo, en la celda romana escribiendo Filipenses… ¿Cómo? Porque ha vivido su vida disfrutando del amor divino y esto le ha provisto la canción para atravesar su noche.

Hoy podemos cantar, hoy podemos levantar nuestras manos al cielo a Dios… si es de día en tu vida disfruta de su amor… es por eso que gozas de salud, es por eso que tienes a tus afectos, es por eso que hay provisión en tu casa. Si es de noche, hay una canción para ti, en medio de la enfermedad, en medio del duelo, en medio de la escasez. Canta bien fuerte!!! Canta hijo de Dios.

Señor, esta es mi oración, déjame disfrutar tu amor y cantarte en medio de la tribulación. Eso necesito para mantenerme fiel. Amén.

blog post

Día de reconexión 1714 – Presión para fluir.

Acabo de apagar la térmica eléctrica de la bomba de presurización de la casa. Por alguna razón la bomba de agua que le da presión a la cañería de agua no cortaba. Así que siendo las 05:00 horas me levanté y le corte la energía porque no es bueno meter presión continua a una tubería sino hay una demanda.

Hch 4:31 Después de haber orado, tembló el lugar en que estaban reunidos; todos fueron llenos del Espíritu Santo, y proclamaban la palabra de Dios sin temor alguno.

Hay una conexión entre llenura y proclamación. Dios los llenó del Espíritu y ellos proclamaban la palabra. Así había sido un tiempo atrás en el famoso Hechos 2, llenura seguida de predicación.

Hch 2:4 Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse. 5Estaban de visita en Jerusalén judíos piadosos, procedentes de todas las naciones de la tierra. 6Al oír aquel bullicio, se agolparon y quedaron todos pasmados porque cada uno los escuchaba hablar en su propio idioma.

¿Lo ve? La glosolalia fue un medio no un fin en si mismo. Hay una preocupación de los apóstoles (lo vimos ayer) de que se siga predicando, ahora, hay una respuesta del cielo, sigan predicando.

Uno de los vectores del libro de los Hechos es que nada detiene el avance de la predicación. ¿Qué pensará Dios de nuestras búsquedas religiosas para experimentar solamente la Presencia de El? ¿Se agradará si eso solo se convierte en un hecho de “degustación privada”? Cuando los de casa de Cornelio fueron llenos del Espíritu Santo comenzaron a alabar de manera evidente y convencieron a los de la circuncisión que el evento experimentado por los judíos, ya no era exclusivo sino inclusivo, abriendo la puerta a los gentiles.

Hay una conexión entre la experiencia de profundidad espiritual y la proclamación del evangelio.

Luc 1:41 Tan pronto como Elisabet oyó el saludo de María, la criatura saltó en su vientre. Entonces Elisabet, llena del Espíritu Santo, 42exclamó: ―¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el hijo que darás a luz! 43Pero ¿cómo es esto, que la madre de mi Señor venga a verme? 44Te digo que tan pronto como llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de alegría la criatura que llevo en el vientre. 45¡Dichosa tú que has creído, porque lo que el Señor te ha dicho se cumplirá!

Otra vez, llenura del Espíritu es seguido por una proclamación del mensaje divino. Dios quiere llenar de su Presencia nuestras vidas pero para que proclamemos el mensaje de Salvación. El desafío del día de hoy es rogar ser llenos pero para predicar su palabra. No podemos detenernos en la búsqueda de llenura, debemos darle una salida a esa explosión espiritual que es que el Dios Eterno se manifieste en nuestra vida. Sino Dios puede hacer lo que yo hice con la bomba de presión, porque no es bueno meter poder en algo que no imparte a nadie!!! La “presión” del Espíritu siendo pleno en nosotros es para “Fluir” con el mensaje en medio de una sociedad necesitaba. Que no pase el día sin que le hablemos a alguien de Dios.

Moody no dejaba pasar ni un día sin hablarle al menos a una persona de Jesús. Que tal si nos hacemos la misma meta, que alguien oiga del amor de Dios de parte de mía en el día de hoy!!!

Señor, quiero tu llenura porque hoy hablaré de tu amor adonde vaya… concédeme que aún los que “accidentalmente” se encuentren conmigo puedan oír el evangelio… y dame la gracia de traerlos a tus pies. Amén.

blog post

Día de reconexión 1713 – Necesito un cambio.

Hch 4:29 Ahora, Señor, toma en cuenta sus amenazas y concede a tus siervos el proclamar tu palabra sin temor alguno.

Me sorprende que los discípulos no pidan que se les quite la pruebas, lo que piden es poder continuar con la misión. Hay en ellos un enfoque increíble, no están preocupados por las amenazas, están ocupados en cumplir el mandato.

¿Cómo recuperaremos ese enfoque? ¿Cómo volveremos a estar más preocupados por nuestra misión que por nuestra situación? Esta es la pregunta que me salta al corazón cuando leo el pasaje.

Hagamos una prueba… ¿Cuánto hemos orado en el día de ayer para que la gente conozca de Dios? ¿Cuánto hemos invertido en pedir por nuestras necesidades? En nuestros cultos pedimos que los que tengan necesidades pasen al frente para poder orar con ellos, nunca, pero nunca en 25 años de ministerio pasó alguien a decirme: Quiero orar para que la gente conozca de Dios, mi alma no encuentra descanso por la gente que se muere sin Dios.

Crecí leyendo de historias de avivamientos del pasado y recuerdo algunas maravillosas:

En cierto pueblo hace años que no tenían avivamiento; la iglesia estaba casi extinta, los jóvenes eran todos inconversos y la desolación reinaba por doquier. En un lugar apartado del pueblo vivía un anciano, herrero de oficio, tan tartamudo que daba pena oírle. Un viernes, mientras trabajaba a solas en el taller, no podía arrancarse del pensamiento la condición en que la iglesia se encontraba. Llego a sentir tal agonía que tuvo que dejar de trabajar, cerrar el taller y pasarse la tarde en oración.

Siguió orando. El domingo, llamó al ministro y le urgió a que convocara a una reunión extraordinaria. Tras vacilar algo, el ministro consintió, no sin hacer constar sus temores de que pocos asistieran. La reunión habría de celebrarse aquella noche en una amplia casa particular. Se congregaron más de los que cabían en la casa. Permanecieron en silencio por algún rato, hasta que un pecador rompió a llorar y pidió que si alguien podía, orará por él. Luego otro hizo lo mismo, y otro, y otro más, hasta que se supo que el pueblo entero estaba bajo profunda convicción. Y, lo más extraordinario, habían empezado a sentir esa convicción de pecado mientras el anciano herrero oraba en su taller.

¿Cuando volveremos a sentir algo así? Dice la palabra:

Mt 9:36 Y viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban angustiadas y abatidas como ovejas que no tienen pastor.

En verdad Dios tiene que cambiarnos el corazón y volverlo de carne… algo tiene que pasarnos para que nos pongamos en segundo plano y recuperemos la necesidad de poner la misión en primer lugar. Pablo ha recibido revelación que le esperan prisiones y suplicios… los hermanos de la iglesia le piden que retroceda y él contestó:

Hch 20:24 Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.

Hoy es un día en que pido que pase algo… que Dios nos ayude y tengamos un corazón sensible a la misión y a la gente.

Renuévame, Señor Jesús, pon en mi tu corazón, Renuévame, ya no quiero ser igual. Amén.

blog post

Día de reconexión 1712 – Comparaciones Odiosas.

Saúl venía tan feliz ese día. Hacía 40 días que de mañana y de tarde se levantaba un problema y lo hacía quedar como un inoperante a los ojos de todo Israel. Pero ese día de una manera inusitada, el problema se había diluido y la cabeza de Goliat estaba despegada de su cuerpo. Asi que cuando esta entrando en la ciudad, está seguro que nada puede salir mal…

Se equivocó.

¿Quieres un consejo? No escuches lo que canta la gente. Este fue el problema de Saúl:

1 Sa 18:6 Ahora bien, cuando el ejército regresó, después de haber matado David al filisteo, de todos los pueblos de Israel salían mujeres a recibir al rey Saúl. Al son de liras y panderetas, cantaban y bailaban, 7y exclamaban con gran regocijo:

«Saúl mató a sus miles,

¡pero David, a sus diez miles!»

Saúl ese día se comparó con David y por primera vez ve en el muchacho un competidor. ¿Estás compitiendo con alguien? Cuidado… puede costarte la vida.

Aprende que los celos, la envidia son sentimientos que están presente en todos los campos. Mantente a salvo de ellos. Tu carácter debe ser libre de competencia, hay un contraste entre el carácter de Saúl y el de Jonatán. Mientras el padre era consumido por la envidia, el hijo trabajaba a favor del reinado de David.

David pensaba que no merecía ser yerno del rey porque era pobre…. Tu nunca eres menos que nadie, tampoco eres más que nadie… solo eres tu y eso te hace único e irrepetible. 

Debemos acostumbrarnos a no correr carreras inútiles. Nuestro único estándar es Jesús, todos los hombres seremos medidos con El. No te compares con nadie. Deja de lado la superioridad o la inferioridad en tu vida.

Esta es la razón por la cual existe el decimo mandamiento para que no te andes comparando con nadie y seas preso de la codicia o de la envidia…

Ex 20:17 »No codicies la casa de tu prójimo: No codicies su esposa, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su burro, ni nada que le pertenezca».

Pedro está ante Jesús y le pregunta por Juan y la contestación de Jesús deberíamos usarla siempre para cuando estamos más interesados en la vida de otras personas que en la propia:

Jn 21:21 Al verlo, Pedro preguntó: ―Señor, ¿y este, qué?

22―Si quiero que él permanezca vivo hasta que yo vuelva, ¿a ti qué? Tú sígueme no más.

“A ti que te importa la vida del otro, ocúpate tu en seguirme”, esa es la contestación del Maestro al discípulo preocupado en la vida ajena.

Cuando dejamos de vernos en comparación a otros desaparece, o la amargura de la frustración o la soberbia de la suficiencia, nuestro corazón da lugar a la gratitud por la bondad divina y nuestro corazón vive en paz.

Hoy es un día para orar una de mis canciones favoritas “Quiero vivir agradecido, en todo lo que soy, que haya siempre la pasión de amarte con mi vida, entera… porque es más que palabras y es más que una canción”. Amén.

blog post

Día de Reconexión 1706 – Elegidos.

Ro 9:11 Sin embargo, antes de que los mellizos nacieran, o hicieran algo bueno o malo, y para confirmar el propósito de la elección divina, 12 no en base a las obras, sino al llamado de Dios, se le dijo a ella: «El mayor servirá al menor». 13Y así está escrito: «Amé a Jacob, pero aborrecí a Esaú».

Hay una elección divina y nuestra vida es una confirmación o negación de dicha elección. No se hace en base de obras, pero las obras evidencia la naturaleza de ella. De Judas se nos dice:

Jn 17:12 Mientras estaba con ellos, los protegía y los preservaba mediante el nombre que me diste, y ninguno se perdió sino aquel que nació para perderse, a fin de que se cumpliera la Escritura.

Se que nos gusta tener la decisión en las manos, pero solo lo que tengo es la evidencia de dicha elección. Con mi vida confirmaré si he sido elegido o si he sido desechado. Para Pablo esto era evidente:

Hch 13:46 Pablo y Bernabé les contestaron valientemente: «Era necesario que les anunciáramos la palabra de Dios primero a ustedes. Como la rechazan y no se consideran dignos de la vida eterna, ahora vamos a dirigirnos a los gentiles.

Predicamos y cuando la gente responde, evidencia si está abierta a más o si por el contrario debemos buscar aquellos que elegidos conforme a la presciencia de Dios abren su corazón a Su Poder.

Agradezco tanto su elección, esta no está basada en mi capacidad, ni en mi sensibilidad, mucho menos en mi obrar, como Pablo dijera:

1 Co 1:27 Pero Dios escogió lo insensato del mundo para avergonzar a los sabios, y escogió lo débil del mundo para avergonzar a los poderosos. 28También escogió Dios lo más bajo y despreciado, y lo que no es nada, para anular lo que es, 29a fin de que en su presencia nadie pueda jactarse.

He sido elegido como modelo que muestra que la salvación es por gracia y lo único que hago en esta tierra es confirmar la elección divina. ¿Cómo estoy caminando en esta tierra? Jacob y Esaú eran hijos del mismo padre y habían compartido el mismo vientre… sin embargo, uno era elegido y el otro no… ¿Cómo saber quien es quien? Sencillo, Jacob anhelaba los valores espirituales: primogenitura, bendición, altar, pacto. Esaú por el contrario vivió su vida de manera sensitiva: Un buen plato de lentejas, la hijas de los cananeos, pedía cualquier bendición… era un carnal.

He 12:16 …persona inmoral ni profana como Esaú, que vendió su primogenitura por una comida.

Hoy es un día para examinar la vida y ver que dice lo que vivo. Procura vivir como un escogido. ¿Eres elegido? Demuéstralo. Escucha el consejo de Pablo a sus discípulos:

2 Ts 2:13 Nosotros, en cambio, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, hermanos amados por el Señor, porque desde el principio Dios los escogió para ser salvos, mediante la obra santificadora del Espíritu y la fe que tienen en la verdad.

Col 3:12 Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia, 13de modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes. 14Por encima de todo, vístanse de amor, que es el vínculo perfecto.

Señor ayúdame a vivir conforme a mi destino, no permitas que venda mi bendición por un plato de lentejas. Amén.

blog post

Día de reconexión 1705 – Apachetas vs. Fe.

Me sucede a menudo que le pregunto a Don Google acerca de cosas que necesito saber o que me causan curiosidad. A veces cuando no tengo internet la inquietud queda pendiente y muchas veces me olvido. Hoy vi una foto y me acordé una búsqueda pendiente.

Noté en un viaje que hice hace poco que había al costado de una playa piedras apiladas, no una, cientos de pequeños “Yengas” de piedras… ¿Qué son? ¿Qué significan? Respondo: Son “apachetas”, un pedido del viajero para que la “pachamama” lo proteja en su recorrido. Es una invocación en otros lares a que los espíritus te ayuden o que los espíritus malos te respeten.

Sal 21:7 El rey confía en el Señor,

en el gran amor del Altísimo;

por eso jamás caerá.

El contraste es evidente… El salmista dice en tercera persona, hablando de sí mismo… El rey confía en el Señor, en el gran amor del Altísimo. David en el salmo anterior declara:

Sal 20: 7Estos confían en sus carros de guerra,

aquellos confían en sus corceles,

pero nosotros confiamos en el nombre

del Señor nuestro Dios.

La confianza del creyente no está en otra cosa que en Dios. Esa confianza está basada en un conocimiento de su carácter, dice David: “En el gran amor del Altísimo” . Conozco a Dios y conozco su carácter, Dios es un Dios de amor, Dios es un Padre. Ayer en Argentina y en varios países celebramos el día del Padre. Innumerables personas me rodearon de afecto debido a la labor pastoral que llevo desempeñando hace años, es una labor que reconoce el esfuerzo, no la perfección, como padre mi desempeño es modesto. Pero cuando hablamos del Padre, hay sobradas razones para confiar… Él es Bueno.

Mt 7:9 »¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? 10¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? 11Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!

El rey, dijo David, confía en el Señor. No necesito hacer una pila de piedras, no necesito colocar una cinta roja en mi auto, no necesito tener una Biblia abierta en mi casa (superstición evangélica), no necesito ningún mantra o cosa semejante… tengo el “gran amor del Altísimo”. Es su amor lo que debe hacernos estar seguros, confiados, llenos de esperanza, sea cual sea la circunstancia. ¿Estás enfermo? ¿El trabajo menguó? ¿Alguien habló mal de tí? Tranquilo.

Os 12:6 Tú, pues, vuélvete a tu Dios; guarda misericordia y juicio, y en tu Dios confía siempre.

Dios está a tu favor. No se ha olvidado de tí… si te pones a contar han sido más los días de risas que los de llanto, pero hoy quizás no lo puedas ver… así que, en vez de bajarte a apilar piedras, arrodíllate y dile a Dios que confías en su poder. En vez de depender de la “madre tierra” que es una cosa, ¿por qué no te relacionas con el Padre de los cielos que es una persona? Confía en Dios, no dependes de la suerte, ni de fuerzas cósmicas, pon tu vida en las manos de Dios y “en su gran amor”.

Ro 8:31 ¿Qué diremos frente a esto? Si Dios está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra? 32El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente, junto con él, todas las cosas?

Señor, gracias por tu amor. Amor que envió al Hijo para morir por mí, amor que me da todo lo que necesito. Amén.

blog post

Día de reconexión 1702 – Prepara la guitarra.

Ayer termine de dar un taller y una pastora se acercó para comentarme la manera en que la iglesia Redentor la bendijo a ella y su familia en la ciudad de Juncal, Pcia. de Santa Fe. En aquel entonces, 1960, no había iglesia en su pueblito pero Don Raúl Bettin, pastor de Redentor, iba a la casa de su abuela y ahí tenía una reunión casera, resultado: Su familia conoció al Señor y ella hoy es una pastora en una iglesia de Entre Ríos. Conmovida hasta las lagrimas me daba el testimonio y yo dentro mío clamaba: Sigue haciendo estas cosas.

Sal 21:13 Enaltécete, Señor, con tu poder,

y con salmos celebraremos tus proezas.

El salmista está eufórico!!! Dios ha respondido a sus oraciones, le ha dado largura de años, le dio victoria de sus enemigos y lo ha bendecido de manera maravillosa

6 Has hecho de él manantial de bendiciones;

tu presencia lo ha llenado de alegría.

Es en ese contexto que termina el salmo con una petición: Quiero verte manifestarte aún más!!! Quiero cantarte aún más, quiero adorarte aún más, sigue obrando de manera sobrenatural, quiero más!!!

Lejos de sentirse satisfecho, el ver el obrar de Dios despierta un hambre continuo de verlo más y más. No importa cuantas sanidades haya hecho en el pasado, hoy me levante orando por algunos hermanos donde quiero ver el obrar de Dios… Si, sorpréndeme una vez más, deja a los profetas del desastre confundidos!!! Hoy estoy orando por el desafío de crecimiento de los próximos seis meses en las iglesias y quiero ver otra explosión, otra oleada de conversiones y compromisos… Si, hazlo otra vez, quiero ser sorprendido por un alcance espiritual sin precedentes!!!

Quiero verte una vez más y no importa cuantas veces te haya visto liberar, hazlo otra vez. Quiero verte llamar gente al servicio, Quiero verte triunfar sobre los vicios, quiero verte prosperar inusualmente, quiero verte cambiar otra vez a miles de personas… Enaltécete, Señor, con tu poder!!! Nosotros solo podemos registrar tus eventos poderosos, pero eres Tu el que al obrar una vez más de manera extraordinaria enalteces Tu Nombre.

Si lo que Amós nos ministraba ayer, un crecimiento continuo, entonces habrá que sacar la guitarra del ropero y empezar a componer salmos para adorarle de manera extraordinaria. Vienen días en que tendremos que buscar con que rima Sanidad, Riqueza, Liberación y Crecimiento, deberemos aprender nuevas maneras de adjetivar aparte de extraordinaria, sorprendente y maravillosa. Deberemos volver a usar el “apoteótico” que usara Orfilio. Cuando Dios obra, El se enaltece y los hombres lo único que podemos hacer es registrar con nuestra alabanza que hemos sido testigos de su poder. En toda la Biblia existen estos registros, por lo general vemos los eventos poderosos, pero empecemos a estudiar los después de cada evento y veremos que hay un rompimiento de paradigmas y una oleada de alabanzas y sorpresas tras cada uno de ellos.

Mr 1:27 Todos se asustaron, y se preguntaban unos a otros: —¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, y con plena autoridad! ¡Incluso a los espíritus impuros da órdenes, y lo obedecen! 28 Y muy pronto la fama de Jesús se extendió por toda la región de Galilea.

Mr 2:12 El enfermo se levantó en el acto, y tomando su camilla salió de allí, a la vista de todos. Por esto, todos se admiraron y alabaron a Dios, diciendo: —Nunca hemos visto una cosa así.

Así, hazlo de nuevo, enaltécete y nosotros cantaremos tu grandeza!!!

blog post

Día de reconexión 1701 – Viene algo maravilloso.

Am 9:13 He aquí vienen días, dice Jehová, en que el que ara alcanzará al segador, y el pisador de las uvas al que lleve la simiente; y los montes destilarán mosto, y todos los collados se derretirán.

Una visión del futuro bendecido es una visión de un crecimiento continuo. Siempre Dios le habla a su pueblo de “la tierra que fluye leche y miel” y no hay un futuro promisorio de Dios sin un flujo de crecimiento continuo. Hay un flujo de más y más según Amós, los crecimientos se acelerarán, no vivirás en un tobogán, ascenderás. El ascenso no será de manera tradicional, ni siquiera pienses en una escalera, Dios ha preparado un ascensor para tu futuro… irás de gloria en gloria. Quiero que desterremos de nuestra mente la visión de un futuro de languidecer hasta el punto de dejar de ser… Dios rechaza esto.

Pv 4:18 Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, Que va en aumento hasta que el día es perfecto.

No podemos mirar el futuro de nuestra vida como un atardecer, vamos camino al mediodía!!! Los mejores tiempos de nuestra existencia están por delante!!!

Quiero llamar la atención a las implicancias económicas de la promesa de Amos. No se nos dice que no trabajaremos pero si se nos dice que el crecimiento será tan increíble que estaremos esperando al cosechador para poder arar encima, no habrá descanso, habrá una fructificación sin precedentes. Es imposible no trazar un paralelismo con las palabras que recibiera nuestro padre Adán en el huerto tras haber pecado.

Gn 3:17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. 19Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Ahora viene un tiempo donde Dios remueve esa maldición y la tierra parece brindarse para fructificar de manera extraordinaria.

Viene un tiempo de máxima fructificación… José ante esa perspectiva se preparó para recibir lo extraordinario, seguramente lo mismo le pasó a Jacob en Israel, pero como sus hermanos habían vendido a José, no tuvieron revelación y no supieron prepararse. No perdamos por falta de revelación la oportunidad de hacer en este tiempo la diferencia que nos posicione en otro escenario en el futuro.

Prepararse para lo que Dios dice que viene y visionar un destino de fructificación hará que cuando este arribe podamos aprovechar al máximo la bendición. Estudiar, seguir esforzándose, perfeccionarnos, ajustar los procesos, optimizar los esfuerzos, diseñar con la esperanza de un futuro promisorio, hará una diferencia en nuestro mañana.

Vienen días así… lo mejor está por delante, llegan tus días mejores.

Job 8:20 He aquí, Dios no aborrece al perfecto,

Ni apoya la mano de los malignos.

21Aún llenará tu boca de risa,

Y tus labios de júbilo.

Señor, saludo días de crecimiento continuo, mi destino no es languidecer, mi futuro es cada vez mejor, mi cosecha será cada vez más grande. Amén.