>

Hacia Mi Pentecostés #50 - Pentecostés

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

HACIA MI PENTECOSTES

50 días de Renovación Personal

Día 50 - Pentecostés.

 

Hechos 2:1 Cuando llegó el día

 

Hay un día en que llega. Para los hermanos de la primera iglesia fue un día como hoy del primer siglo. Para Wesley fue el 24 de mayo de 1738, cuando su corazón fue extrañamente calentado en una reunión en la calle Aldersgate, en Londres. Para Zinzendorf y los hermanos Moravos fue el 13 de agosto de 1727 cuando comenzó la reunión de oración que duró 100 años!!! Como verás, la fecha es lo de menos, lo importante es que hay un día que es diferente a todos los días!!!

Ese día es el que estamos buscando. Un día en donde Dios irrumpe en nuestras vidas y hace como Él quiere. Un día en que nosotros somos relevados del control aparente que tenemos de las circunstancias y entonces el “ya no yo, sino Cristo en mí” se vuelve deliciosamente, dolorosamente real.

Hemos estado caminando estos 50 días y tal vez muchos ya hemos llegado a ese día. Otros hoy lo alcanzaremos y otros deberán seguir un tramo más. Lo maravilloso es que ese día llega. 

Yo ya viví ese día y ese día se ha convertido en la medida de mi vida. Vivo por reeditar ese día, sueño con ese día, fue un día tan real que determinó los eventos de los últimos 23 años de mi vida. Ese día fue algo maravilloso, Él rompió mis esquemas, hizo a un lado mis argumentos, me partió al medio… sería justo decir que ese día marco un antes y un después. Por eso, sé que aquel Noviembre 1992 fue “mi día”. 

¿Pero acaso no habrá otro día? Claro que sí, creo que hay un día que va a superar aquel día y es por eso que estoy caminando con vos hacía mi pentecostés. 

Quiero animarte a que hoy tengas un encuentro de altar con Dios y que clames por ese día. 

 

En un cierto pueblo no había habido ningún avivamiento en años; la iglesia casi se extinguía, todos los jóvenes eran inconversos, la desolación reinaba intacta. Ahí vivía en una parte retirada del pueblo un anciano, herrero de ocupación, y tartamudo, que era molesto oírle hablar. Un viernes, mientras trabajaba en la herrería, su mente se afligió por el estado de la iglesia y de los inconversos. Su agonía fue tanta que fue inducido a dejar su trabajo, cerrar su taller, y pasar la tarde en oración.

Prevaleció y el domingo fue a ver al ministro, y quiso que hiciera una reunión. Luego de titubear, accedió el ministro, observando, sin embargo, que pocos asistirían. La organizó para esa tarde en una casa privada grande. Cuando llegó la tarde, se reunieron tantos que no cabían en la casa. Todo estuvo en silencio por un rato hasta que un pecador irrumpió en lágrimas y dijo que si alguien podía orar, pedía que oraran por él. Otro más siguió, y otro, hasta que las personas de cada rincón del pueblo estaban bajo gran convicción. Y lo sobresaliente fue que ellos concordaron que su convicción fue a la hora que el anciano estaba orando en su taller. Un poderoso avivamiento siguió. Así que prevaleció el anciano tartamudo, y como un príncipe, tenía poder con Dios. (Charles Finney, Conferencias de Avivamiento)

 

Hoy quiero orar por mí, por vos, por nosotros. Necesitamos un Derramamiento.

 

Señor, he sabido de tu fama;

tus obras, Señor, me dejan pasmado.

Realízalas de nuevo en nuestros días,

dalas a conocer en nuestro tiempo;

en tu ira, ten presente tu misericordia. Amén.

 

* Hacer otra cosa en la iglesia y no evangelizar es como reacomodar los muebles cuando la casa está en llamas. David Watson

 

* Abriré a África para el evangelio o moriré intentándolo. Roland Bingham

 

* No me importaba donde o como vivía, o cuantas dificultades tenía que soportar, con tal de poder ganar almas para Cristo. David Brainer

 

* Si Cristo es Dios y murió por mí, entonces ningún sacrificio puede ser demasiado para hacer por él. C. T. Studd

 

 

Video : https://youtu.be/_H9MpGJ3jyo

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2020 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar