>

Día de reconexión 2196 - El costo del peaje.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Luc 9:57 Iban por el camino cuando alguien le dijo: —Te seguiré a dondequiera que vayas.

58 —Las zorras tienen madrigueras y las aves tienen nidos —le respondió Jesús—, pero el Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza.

Este discípulo es un entusiasta y temerario, se ofrece a seguirlo donde quiera que sea… No tiene ni la más remota idea de cual es el final del camino, no sabe ni siquiera que hay una estación de ese camino que pasa por el monte de la crucifixión… El solo ofrece seguimiento incondicional…

Me hace acordar a muchas de nuestras declaraciones cantadas “Siempre te alabare, hay pruebas problemas que quieren que no sea así… igual te alabaré, igual te alabaré…”  No es que esté mal… solo que no contemplan la totalidad del cuadro…

Jesús lo mira, aquí debemos abrir terreno a la especulación, porque el tono que imaginemos que llevó la respuesta define la intensidad de las palabras… para mi el tono es tipo “no tenes ni la más pálida idea”. Es el tono con el que escuchamos a nuestros hijos decir que ellos tal o cual cosa y uno, sabe, porque sabe, que entre los sueños y ellos está la vida y que la vida demanda un peaje para ser transitada. 

La respuesta de Jesús es: Evalúa el costo de ese peaje. 

58 —Las zorras tienen madrigueras y las aves tienen nidos —le respondió Jesús—, pero el Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza.

Le dice: No te estoy hablando de prisiones, ni te estoy hablando de cruz, no te hablo de calumnias, ni te estoy hablando de negaciones, solo te digo que está noche no hay reservaciones en ningún hotel y la única almohada que te puedo ofrecer es un piedra del camino. 

Hay un costo por seguir a Jesús y más si vamos a seguirlo “donde quiera”, sino no nos vamos a poner “tiquismiquis”, delicados en el seguimiento. Esta decisión obligo a Pablo a sufrir la perdida de aquellas cosas que durante su vida había estimado como ganancia:

 Fil 3:7 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

Jesús le dice a su discípulo, no tengo problemas que quieras seguirme, lo que quiero es que evalúes que el costo es alto.

Pedro se creyó capaz de pagar el precio… juró y recontra juró que el lo pagaría y unas horas después se amilanó ante una criada… el gallo cantó y el aprendió que a veces no entendemos el costo del discipulado. 

El costo, amados, sigue siendo alto, Jesús no ha rebajado el costo del discipulado…. Sigue costando mucho seguir a Jesús… Costando reputación, costando amistades, costando vida, costando sueños. El precio sigue siendo todo, así como lo mensuró el apóstol Pablo. 

Hoy es un día para renovar el seguimiento, entendiendo que nos demandará todo… 

Señor hoy vengo a decirte que quiero continuar siguiéndote, dame valor para pagar el precio y ayúdame a mantener mi decisión.

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2020 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar