>

Día de reconexión 2149 - Que no falle la fe.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Luc 22:31 »Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo. 32 Pero yo he orado por ti, para que no falle tu fe. Y tú, cuando te hayas vuelto a mí, fortalece a tus hermanos».

Jesús oró por Pedro. No oró que sea sacado del zarandeo, no oró que no venga la tribulación… oró para que la fe no falle. Para que aquello que decimos creer cuando todo está tranquilo, lo podamos sostener en medio del zarandeo. Para que lo que dije acerca de la santidad lo pueda sostener en medio de la tentación. Para lo que creo acerca de la provisión divina lo pueda sostener en medio de la necesidad. Para lo que he predicado del amor de Dios lo pueda defender en medio del dolor. Jesús ora por Pedro para que en medio del zarandeo no vuelva a ser Simón, que no vuelva atrás en seguimiento. 

Al pasar de los años he visto gente que ha dejado de seguir a Jesús… fue la partida repentina de un ser querido, la magnitud de una escasez, la atracción de una tentación… lo que torció el brazo y la fe falló. Jesús oró, ora para que la fe no falle. Para que en el momento particular que estamos viviendo la fe se mantenga. 

Pedro apreció el gesto pero insistió en que no era necesario… sin embargo, cuando vino el momento oscuro estás palabras, “para que no falle tu fe”, deben haber sido un gran aliento para mantenerse. 

Cuando Jesús ora, ora de acuerdo a la voluntad del Padre. Jesús dijo que El Padre siempre lo escucha. Así que si oro por Pedro o por nosotros, esa oración tiene poder de Si y Amén. 

El oró por nosotros para que la fe, esa que manifestamos tener, no nos permita entrar en la trampa del diablo y si entramos nos mantenga prestos para arrepentirnos y volver a la actitud correcta rápidamente. El oró por mí y por vos para que hagamos lo correcto y aún haciendo lo errado, volvamos rápido. Esa enfermedad no te va a doblegar, ese problema no te va a destruir, esa tentación no te va a dominar, esa necesidad no va a quebrantarte. El oró por nosotros. Aleluya!!!

Un detalle es que Jesús le dice: “Y tú, cuando te hayas vuelto a mí…” Pedro he orado por ti y sé que me vas a negar, pero porque he orado por ti, se que volverás a mí… 

Jesús oró también en este sentido por nosotros… ha profetizado que volverás. Tal vez alguien que lea esto, sienta que hoy es el día de volver. El hijo prodigo un día, volviendo en si, tomó la decisión de volver. Sea este tu día. Jesús oró por ese retorno… y hoy es el día. 

He perdido la fe… Jesús oró para no te falle la fe… hoy se activa tu fe para creer que Dios te da una nueva oportunidad… 

Señor, gracias porque me es de sumo aliento que tu hayas orado por mí. En esta mañana me tomo de esa palabra, tu no oras por cosas que no van a ser, cuando tu oras las cosas son… si has orado por mí es porque voy a poder prevalecer y la zaranda del enemigo no me podrá destruir. Gracias.

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo Gould

Buscar