Día de reconexión 2024 - Compañeros de camino.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

“Dime con quien andas y te diré quien eres”, reza el adagio popular. El dicho se refiere que muchas veces los que te rodean son una definición misma de quien eres como persona. ¿Con quién estás caminando en este tiempo?

 

¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. (Gn 13:9)

 

Hay gente que no puede caminar más al lado nuestro. Resulta doloroso pensar de esta manera, pero mientras sigan a nuestro lado los problemas irán en aumento y seguirán retrasando la bendición. Abram había podido lidiar con la mitad de su llamado:

 

Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. (Gn 12:1)

 

Abram había podido dejar su terruño y marchar hacia una tierra desconocida, pero no había podido despegarse de los afectos, se llevó a su padre, Taré y a su sobrino huérfano, Lot. 

Su padre murió en el camino, pero Lot siguió con él hasta que se volvió un problema y es ahí donde decide separarse. 

Hay gente que ya no puede caminar con nosotros, el cariño sigue intacto, los problemas son solucionables, pero Dios ha determinado que ellos no heredarán tu bendición. Su partida es una clave de acceso a un tiempo de mejores cosas.

Abram quizás se había vuelto el tío-padre que Lot necesitaba y Lot era el sobrino-hijo que Abram necesitaba. Pero el patriarca tenía que conocer el anhelo de tener uno propio a la enésima potencia para poder ser el padre de una nación. Necesitaba salir y mirar las estrellas del cielo, tomar la arena en las manos e imaginar su descendencia y eso no lo podía hacer con su sobrino al lado… era tiempo que se separaran. 

Es tiempo de dejar amistades, mesas y relaciones que no edifican. No tiene que esperarse una pelea, se necesita que nosotros hagamos lo que Dios no ha dicho, porque hay relaciones que retrasan. 

Cuando Dios llamó a Eliseo, éste tuvo que dejar la casa de su padre y Pedro tuvo que dejar el negocio familiar… dejar es algo que Dios pide en el seguimiento. 

Hace poco tuve que separarme de personas que no me sumaban, fue doloroso, porque el amor está intacto, pero Dios fue claro y aunque no creo que lo hayan visto así, será clave para ellos. “¿Andarán dos si no estuvieren de acuerdo?”, se pregunta Amós.

Cuando Lot fue despedido, parece que el propósito de Abram es reencausado y Dios viene con palabra sobre su vida. 

 

“Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente. Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre.” Gn 13:14-15

 

¿Con quién estás caminando en este tiempo? Te sugiero que camines con gente de fe, que no quieras caminar bajo viejos conceptos de pasatiempos, que aprendas nuevas maneras de compartir tus horas. 

 

Dios en este tiempo me está aliando con gente que me desafía y me obliga a ser espiritual en mis visiones. Uno de mis nuevos amigos me invito a orar con él y su esposa!!! No me invito a tomar mates, ni a charlar… me invitó a orar!!! No está mal lo anterior, pero necesitamos más gente que me ayude a usar más las rodillas y menos la lengua. Hay Bernabés que te ayudarán y te pondrán en un nuevo tiempo… esa gente es a la que debes asociarte, deja ir a los Lot.

 

Señor, ayúdame a que mi alma no me traicione, que mis emociones no se impongan al espíritu y que mis relaciones sean aquellas que contribuyen a mi llamado y mi propósito en esta tierra. 

 

 

Pr. Daniel Cattaneo

Pr Daniel Cattaneo

 Soy Daniel Cattaneo, Pastor principal de Iglesia Redentor, Apóstol, Conferencista Internacional. Te invito a mi blog para que puedas ser bendecido con la palabra de Dios, por medio de los devocionales que comparto. Dios te bendice!

Newsletter

¡ SUSCRIBITE !, y recibí los Dias de Reconexión con Dios directamente en tu correo electrónico.
¿Te vas a perder lo que Dios quiere decirte?

©2018 Pr. Daniel Cattaneo. Todos los derechos reservados.
desarrollador web: Rodrigo

Buscar